Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2020.

“Clínica 3 de Octubre”: la estomatología brilla

20200301045741-sin-titulo-1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: "26" y la autora

Las Tunas.- Desde que abandonas el paso por la avenida Carlos J. Finlay para adentrarte en la clínica estomatológica docente 3 de Octubre, en esta ciudad, sientes que llegas a un lugar especial. No hay un trabajador que no traspase el umbral de entrada sin dar el correspondiente saludo a los pacientes que esperan, en un ambiente de impecable limpieza y armonía.

La ética y la educación son sellos de honor a cualquier hora. Afuera, los jardines bien cuidados y un área exterior amplia e igualmente pulcra y cuidada. En los pasillos interiores el silencio solo se hiere, levemente, cuando llaman a alguien para su cita. Esta disciplina consciente y mantenida contagia. En los salones, adultos y niños, si hablan, lo hacen en voz baja y las opiniones favorables del servicio y la atención recibidas no pueden ser mejores.  

Desde su apertura, el 8 de marzo del 2010, con 25 trabajadores resaltó esta voluntad de poner en alto las instituciones de Salud en el país y la localidad. Luego, cuando el 20 de abril de ese mismo año la inauguró oficialmente el entonces ministro del MINSAP, doctor José Ramón Balaguer Cabreras, los 14 sillones habilitados comenzaron a incrustar huellas de buenas prácticas, calidad y profesionalidad.

DE LAS SEMILLAS, LOS FRUTOS

A nadie sorprendió que en los primeros doce meses de su apertura mereciera ya la condición de Colectivo Moral y reafirmara, básicamente en la población capitalina, los favorables estados de opinión ganados por el excelente trato de sus especialistas, además de constituir un centro docente de alta competencia para los estudiantes que cursan en Las Tunas la carrera de Estomatología.

Entre el 2011 y 2012 incorporó a nuevos tecnólogos, estomatólogos e incrementó las especialidades de servicios al pueblo, como periodoncia y cirugía máxilo facial. Las mismas abrían los horizontes de la atención bucal a los tuneros, quienes ya recibían allí prótesis, ortodoncia, rayos X y laser terapia. Estos logros sostenidos ubicaron a la “3 de Octubre” en el camino de la Excelencia, el mayor estímulo que avala los estándares de calidad alcanzados y ratificados en el tiempo.

De tal entrega ganaron igual la Placa XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) como premio al buen desempeño colectivo. Otros logros llegan del uso y la aplicación de la medicina natural y tradicional en más del 40 por ciento de las miles de consultas que ofrecen anualmente, siempre buscando que el paciente lleve la máxima satisfacción con el tratamiento empleado y le dure, sane o resuelva por el tiempo adecuado sus dolencias. La pesquisa sobre la detención precoz del cáncer bucal es otra tarea que también vencen con amor y sistematicidad.

MÁS ALLÁ DE ENTREVISTAS

Pude entrevistar a estomatólogos o directivos de la clínica.  Incluso, parcializar mi criterio por los buenos tratos recibidos por los doctores Manzano, Mayelín y Yamiselis. Empero, no lo hice. Encontré todas las razones de las posibles respuestas allí, justo donde ellos brillan en el día a día. Cada consulta es lo que esperamos encontrar en una clínica estomatológica. Si los hechos hablan, son palabras elocuentes. Aquí se trabaja por el bien público y ese público lo resumió así: excelentes.

 

 



 

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

CRITERIO: Pensar en uno y los demás

20200302213800-images-1-.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay     Foto: Internet

Tiene catarrito, pero eso no es enfermedad, me dijo con esa ligereza en que solemos muchos mirar la vida y sus fenómenos. Más de una vez, varios conocidos confesaron sus rechazos a seguir las noticias, para “ni enterarme de los horrores que se están viviendo”. En fin, cierta actitud descalificadora hacia eventualidades o sucesos que nos pueden complicar la existencia o aliviar las tensiones, sin premeditar que toda causa tiene una consecuencia.

Y justo en el punto, los estudiosos de patrones de conductas o tendencias sociales señalan que dichos razonamientos se relacionan con la desvalorización de los factores de riesgos, sobre todo si están vinculados a virus, epidemias, dolencias contagiosas, tradicionales o crónicas. Algo así como “eso no me tocará a mí” o “esto es una bobería, no pasará nada”. Dicha confianza – por decirlo de alguna manera- puede llevar a descuidos o reacciones perjudiciales para uno y los demás.

La neumonía de Wuhan o corona-virus no es para preocuparse, es para cuidarse, ocuparse y prevenirlo de manera individual y colectiva, sin alarmas demás, las justas. Su rápida propagación por más de 66 países y una cifra que supera los 87 mil 700 casos (hasta el domingo 1 de marzo, en la tarde) indica, junto a las alertas sanitarias, que hay zonas oscuras en su manera de manifestarse, pues se reportan personas enfermas sobre las cuales se desconoce cómo lo contrajeron. Sucedió en España.

Aunque está descartado que un refriado con secreción nasal y esputo nada tiene que ver con la epidemia, la OMS y las autoridades de salud llaman a tener la información fidedigna sobre la manifestación de síntomas y acudir de inmediato al hospital

El sitio digital Cubadebate señala, por su parte, que las medidas para reducir el riesgo de infección son lavar las manos con agua y jabón o desinfectante para manos a base de alcohol, cubrir la nariz y la boca al toser y estornudar con pañuelos desechables o con el antebrazo, evitar cercanía con personas con gripe o síntomas de resfrío, cocinar bien la carne y los huevos, protegerse al tener contacto con animales vivos, de granja o salvajes, evitar las aglomeraciones públicas y, por supuesto, acudir al médico si sospecha de alguna señal.

Las sintomatologías pueden variar, pero los investigadores indican que el corona- virus trae consigo una tos seca, sin secreción nasal. Al no ser resistente al calor, se recomienda tomar agua caliente a través de té e infusiones y exponerse al sol. Ataca la garganta, con un dolor seco que dura de 3 a 4 días. Al fusionarse con el líquido nasal y gotear en la tráquea, entra a los pulmones y causa la neumonía, con fiebre alta y dificultades respiratorias. Advierten que la congestión nasal no es similar a la normal, sino que crea una sensación de estar ahogándose en el agua.

Enhorabuena, estamos libres de este virus, el cual ya cursa por países de Latinoamérica. Pero no debemos descuidarnos, más cuando los frentes fríos pueden potenciar las alergias o incrementar los refriados. Somos responsables de nuestra salud y, fundamentalmente, de los niños y jóvenes. Vale no tomarse a ligerezas los llamados de atención de prevenir las enfermedades y minimizar los riesgos. El exceso de optimismo también es grave. La medicina que cura es la que precave, nos alertó a tiempo José Martí. Pensemos en uno y los demás.

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

“Los zapatones” también ríen de noche

20200307143603-teatro-tuyo.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay       Foto: Reynaldo López Peña

Las Tunas.- Con la inauguración de la Exposición “Ja, ja, ja” en el Centro Cultural Teatro Tuyo, ubicado en los predios del cine 28 de Septiembre, en el reparto Santos, el V Taller Internacional de Payasos abrió sus risueños y didácticos brazos a su programación nocturna, tras comenzar aquí en horas de la mañana del jueves con el pasacalle La invasión de los zapatones, bajo el auspicio de ese prestigioso colectivo teatral tunero.

Una variada colección de cuadros fotográficos demostrativos de las multifacéticas maneras que tienen de comunicarse con sus públicos los hacedores de esta compleja y popular manifestación artística integran la muestra, la cual motivó a los tuneros asistentes a su apertura y fue una suerte de regalo de lujo de pintores salvadoreños, quienes se inspiraron en la compañía anfitriona.

Esta primera noche del V Taller Internacional de Payasos – que cierra escenarios el domingo – incluyó también en sus ofertas la puesta “Clarostuyo”, con las actuaciones de Aixa Prowll y Ernesto Parra y el acompañamiento de los músicos Clarissa Pérez – violinista - y Carlos Fernández, pianista; además de la proyección del documental “Clownfabulación”, de las  realizadoras Ámbar Carralero y Katia Ricardo.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Diosas más allá de Marzo

20200311155923-39795388665-fac8729192-b.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay          Fotos: Reynaldo López Peña

Las Tunas.- Se levantan y le ganan a la prisa entre frases tiernas y precisas. Otras contundentes, en reclamo justo si hay alguna pieza rota por la casa, la calle, la escuela o el trabajo. Enérgicas por naturaleza. Decididas. Conscientes de que el mundo lo pueden conquistar con sonrisas, pero la vida es un hipo de sacrificios y entregas desmedidas.

Maduras, aunque el viento les tire al suelo la pamela o se les caiga el tacón. La lluvia la disfrutan, con o sin paraguas. Dispuestas, no importa si hay que montarse en una combinada o ponerse un paracaídas. En el bolso llevan la paleta de cal y la de arena. El tocador de azúcar es otra cosa.

Infinitas, en el orden y el desorden, sobre todo si un poema le quema los ojos o agita el corazón. Valientes, hasta para las inmensas soledades el verbo y la metralla.  Única en sus determinaciones y metas. Tierna, agridulce, constante, profunda, dadora y enamorada de su familia. Incondicional.

Mujer, sencillamente. Una mezcla de lo real maravilloso. Fruto primario de la raíz y el cádiz. Esencia. Música y ese halo de amor que da la vida. Diosas más allá de Marzo. Justo, diosas.

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Criterio: Un SOS para jóvenes y familias: Coronavirus

20200323050058-unnamed.jpg

Por Graciela Guerrero Garay        Foto: Radio Maboas

Las Tunas.- Animadas, mientras esperan la guagua en la céntrica calle Vicente García, las dos amigas conversaban sobre el estado gripal de sus hijas. Una de ellas, con gestos de inquietud en el rostro, afirma que la manda a la escuela “con este lío del coronavirus porque tiene exámenes”. La otra alega que es raro que la acepten “porque dijeron que con catarro no se podía ir”.

Un poco más allá, una señora asegura que en el politécnico del nieto tampoco están virando a los muchachos. “Su catarro es viejo. Creo lleva más de dos meses y le he dado de cuanta hierba hay”. La guagua llega. Se van. Apenas quedó con la perplejidad de los comentarios y las mil preguntas sin respuestas en mi cabeza. En casa tengo dos adolescentes y salvo el lavado de las manos con cloro, al entrar a sus planteles, lo demás no funciona con la excelencia del detalle que exige lo que ya puede llamarse la pandemia “madre” del siglo XXI: COVID – 19.

Mientras escribo, las noticias provenientes del mundo entero y la Organización Mundial de la Salud (OMS) no paran. Una me impacta de manera profunda y siembra una catarata de inquietudes en los apuntes que, al azar, tengo en la agenda. “Este virus podría llevarlos al hospital durante semanas o incluso matarlos”, resaltó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, quien puntualizó también que “aunque en algunos casos no vayan a sufrir más que síntomas leves, lo que hagan muchos jóvenes puede ser la diferencia entre la vida y la muerte para otra persona”.

Este es el mensaje del alto ejecutivo para esta novel población mundial, a los cuales dijo que no están exentos de contraer el nuevo coronavirus y padecer con severidad la neumonía que provoca. Enseguida me vinieron a la mente aquellos adolescentes que, con uniforme de secundaria básica, jugaban de mano en plena calle y me dejaron atorado en la garganta la mitad de mi consejo de advertencia. Los llamé dos veces y siguieron su carrera evasiva.

Pensé en la muchacha que no quiso decir su nombre, pero me informó que en el politécnico Simón Bolívar si les exigen lavarse las manos al entrar e ir al comedor, pero si tienen catarro ellos mismos deben ir a ver a la doctora o enfermera (no sabía bien si era una u otra allí).  Reproduje las imágenes de madres que les compran a sus hijos helados barquillas o dulces a la salida de seminternados y escuelas y se los dan sí no más, como si no estuviéramos en un momento crucial de emergencia sanitaria.

Me amargué otra vez con las veces que tengo que subir los tonos para que mi nieta se tome las tizanas para combatir el catarro que parece incuba, y como está en exámenes y en noveno grado no acepta que no la mande a la escuela, aunque una y otra vez la semana última no asistió durante la jornada de la tarde. Salgo al balcón y veo los retozos de los chicos del barrio, muchos de ellos asmáticos y alérgicos. Hay un viento fuerte y polvoriento como para meterse en una burbuja.

Entonces, me caen como gotas de rocío las palabras del presidente Miguel Díaz Canel en una de sus comparecencias públicas en el programa televisivo Mesa Redonda: No puede haber pánico ni exceso de confianza. Pienso, pues, que esta “confianza” y estar acostumbrados a que los “catarritos” en nuestros niños y jóvenes no sean enfermedad (as&iac

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

COVID – 19: ¿Hasta dónde las indisciplinas y la irresponsabilidad social?

20200325021205-covidmontaje-1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay       Fotos: Reynaldo López Peña

Las Tunas.- Cuando las últimas medidas adoptadas por la alta dirección del país causaban un impacto positivo y generaban comentarios de total apoyo y agradecimiento, este martes las calles de la ciudad demostraron que hay un sector de la población que todavía no toma conciencia plena del alcance fatal de la pandemia, a pesar de las constantes advertencias del Ministerio de Salud Pública y las tristes experiencias de cualquier índole que nos llegan de los más diversos lugares del mundo.

Si bien las inevitables colas – que a veces se me tornan vicios demoniacos en algunos – en determinados establecimientos eran filas, no cumplían el metro establecido prudencial y epidemiológicamente necesario entre una persona y otra. En tanto, debajo de los árboles o cercanías de las tiendas, placitas y mercados los “grupos” hacían galas y hasta contemplé madres con niños pequeños cargados en brazos plácidamente conversando sin inquietud visible.

En horas de la mañana los alrededores del popular “Leningrado” y su bodega homónima daban una imagen de indisciplina colectiva bien desagradable, a pesar de que los agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) controlaban la entrada, de cuatro en cuatro, a la shopping para la compra de jabón y detergente. En los bajos, la multitud interrumpía el paso hacia los establecimientos del área comercial  donde no era menos el desorden para adquirir el módulo de aseo regulado por núcleo.

Preocupante resultaba igual el comportamiento en los alrededores del mercado ideal “La Unión”, en espera de la llegada del arroz liberado. Todo ello sucede ante un llamado con puntos e íes de la dirección del Gobierno para mantener el máximo cuidado preventivo, en aras de contener la propagación del coronavirus y se adoptan medidas en todas las esferas para cuidar nuestras vidas, primero, y aliviar las tensiones domésticas en un etapa marcada por serias dificultades económicas y un planeta que se tambalea por doquier.

Es hora de poner mano dura – lo piden los tuneros y cubanos responsables y conscientes – a estos ciudadanos que demuestran no valorar ni sacrificios ni realidades, y anteponen sus fines y medios ante cualquier bien y respeto público y social. Algunas vez aprendí que en grandes momentos, grandes decisiones. Cero tolerancias para la indisciplina social, la irresponsabilidad ante reglas y demandas sanitarias y conductas fuera de contextos excepcionales como estos.

Nadie, sin excepción, por su ligereza de espíritu, baja cultura o cualquiera que sea la pieza que lleva rota en su alma o el cerebro tiene derecho a alterar la tranquilidad ciudadana del barrio, la ciudad o la nación. Menos desobedecer porque sí lo que todo un pueblo estima y hay cientos que no duermen y se arriesgan para preservarlo: la vida. Esto no es juego, y quien entre al complejo tablero que nos presenta el COVID – 19 tiene que hacerlo con responsabilidad y consciencia plenas de que se trata de vida o muerte. No es mover fichas, es ganar como lo que somos, un equipo, con todos y para el bien de todos.

Las fotos de Reynaldo López Peña tienen la evidencia de cuánto hay que apretar la tuerca a los indisciplinados e inconscientes. Mañana no puede ser así, un segundo es demasiado tarde en estos tiempos de triste conmoción viral y contagios masivos en la tierra.

 

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next