Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2015.

La peculiar mascota de Dalita

20150504162030-montajedalita.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay     Fotos: De la Autora

“Con el tiempo” es un poema que te enseña a ver más allá de lo que la propia vida pueda mostrarte. Sin embargo, convivir el día a día supera esa riqueza que, ignorantemente, uno cree dominar. Al reencontrarme con Dalia Licea Beatón, ahora una jovencita inteligente, cariñosa y comunicativa, volví a pensar en la sabia martiana: “Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”.

Dalita – como le llaman con afecto- es un Síndrome Down, conceptualizado en términos médicos como la primera causa de retraso mental congénito de origen genético por una aberración cromosómica, cuya frecuencia promedio es de 13,0 por 10 mil nacidos vivos, según la literatura especializada.

Nació en Las Tunas, Cuba, y eso es un regalo bendito, que se traduce, en primer orden, porque las familias cubanas – léase tuneras- donde convive un pequeño con esa u otra anomalía congénita es recibido con amor, mucho amor. Y no el lastimoso que corta las alas de la confianza, lacera la autoestima o condena a sobrevivir entre la nulidad de las discapacidades.

Siempre fue feliz. Comenzó la enseñanza especial, tuvo tratamiento médico, jugó, recitó, cantó y recibió desde el primer día cualquier mimo del mundo, dulce, sin pena. Creció con cariño y cuando uno llega a su casa, lo entrega. A los pocos minutos, me mostraba su mascota especial, un pez Clarias que vive igual de contento en la pecera y al cual ella acaricia a través del cristal.

Nunca había visto el también conocido pez Gato por ninguna parte, y menos en una pecera. De hecho, la curiosidad “periodística”, me hizo preguntarle y su respuesta tampoco esperó:

-Me lo trajo mi papá y es mi amigo… se queda quieto cuando yo me acerco.

Mirtha Beatón, la mamá, cuenta entonces que Nelson no lo trajo a casa, hace más de diez años, con la intensión de dejarlo, sino para que niña lo viera pues le pareció curioso, pero Dalita se identificó al momento con él. Buscaron la “casita” y desde entonces Claria Elaine, como le pusieron, entró a su nueva morada.

La sui generis mascota tiene su historia de vida, claro está. En uno de sus recorridos de trabajo, Licea llegó a una escuela y la iban a sacrificar, pero él pidió llevarla para mostrarla a Dalita y se la dieron. Eso le cambió el destino a Claria Elaine, la cual también quiso hacer de las suyas…

“Al principio – recuerda Mirtha – sentimos miedo, pues la gente habla del pez Gato como un depredador peligroso y no sabíamos cómo iba a reaccionar dentro de una pecera. También porque si la niña quería  cogerla, la novedad se podía convertir en un momento triste, incómodo.

“Amamos los animales y la curiosidad, y decidimos quedarnos con ella. Al principio se escapó unas dos veces, pero después siempre ha estado así y ya es parte de la familia. No hay una persona que no pase por la calle y se detenga a mirarla y si vienen a la casa, te pasa como a ti”, dice con satisfacción Mirtha, quien también es una personalidad en el mundo literario local por ser fundadora de la Editorial Sanlope y ganar, con respeto y amor, el epíteto de “Mamá Sanlope”, dado por todos los escritores tuneros a esta Editora que ama las letras y al Centro Provincial del Libro y la Literatura.

Dalita me muestra ahora a su otra mascota, Toby, un perrito sato muy mo

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El Girón electoral de los tuneros

20150527214203-montajeelecciones-copia.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay  Fotos: De la Autora y la WEB

El viernes, 17 de Abril, con las memorias de la primera derrota del imperialismo yanqui en las cubanas arenas de Playa Girón, los tuneros ultimaron detalles en los diferentes locales que se utilizaron el domingo para elegir a los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular.

Tras un proceso que alcanzó en Las Tunas el 74,74 por ciento de asistencia a las reuniones de barrio y nominó al 31 por ciento de quienes actualmente asumen las funciones de Delegado en sus Consejos Populares y Circunscripciones, vecinos y comisiones electorales,  laboraron en la limpieza y avituallamiento de las áreas seleccionadas en cada comunidad, listas para ejercer el voto directo y secreto en las elecciones parciales de ese fin de semana.

Con el entusiasmo propio que genera la confianza de votar por quienes consideran el más capaz, se ejerció la democracia el domingo 19 en Cuba, bajo el precepto de “Para seguir andando” y, en el caso de Las Tunas, vale indicar que un poco más de la mitad de los nominados son mujeres y jóvenes.

Encontrar a los cederistas del Consejo Popular 18 en labores de limpieza para dejar embellecido el entorno donde ejercerán el sufragio, no es privativo de los residentes de esta zona de la capital, pues por todo el territorio y el país afloran de mano entusiasmo, compromiso y unidad. ¿La razón?, sencilla: tuneros y cubanos disfrutan sus deberes y derechos participativos y estos no solo se vinculan al sufragio, sino a cuanto tiene que ver con sus vidas cotidianas y las tareas de la Revolución.

Es, al decir, de Daymé, Nubia y Odalys, tres federadas muy activas, el Girón electoral que fue otra victoria. Y Ricardo Romero Drake, el delegado de siempre, volvió a llevarse con la mayor cantidad de votos la confianza y el cariño que le tienen sus electores.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Apuntes para un Bulevar

20150527215919-bulevar5.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: De la Autora

Tal vez el forastero no sea el único en asombrar su mirada cuando transita por el amplio Bulevar de Las Tunas, indiscutiblemente marcada por los frescos aires del Proyecto Imagen y el empeño de las direcciones políticas y gubernamentales de sacarla del marasmo aldeano con el cual transitó las últimas décadas del pasado siglo.

El sello de la artesanía distintiva de estos predios anda por doquier, entre el blanco reflejo de las losas del piso  y el colorido que regalan los modos de vestir y el estilo de los tuneros, apegados a las novedades y dados a caminar la ciudad sin el ritmo cansón de la rutina, aún cuando el trayecto sea un obligado ir-venir por cuestiones de trabajo, estudio o demandas domésticas.  

La diversidad de ofertas de joyería, souvenir, carteras, cintos, adornos y útiles para el hogar compite con la venta de perros de raza, periquitos australianos y un canario amarillo, avecilla cantora que atrapa a los más pequeños y suele convertirse en un dilema temporal por cuestiones de precios, tema recurrente en la economía de los tuneros –léase país- frente a las ofertas del mercado privado y estatal.

Con todo, la ciudad está linda en sus nuevos ropajes aunque la primavera simule una excusa de los calendarios y distante de una real temporada de agua lluvia, a pesar de que en los últimos días de abril y la primera decena de mayo desparramó tormentas locales severas, inundó calles, regaló granizos y todavía está en la memoria de muchos, aquí y en otras regiones cubanas donde igual dejó sus huellas y sorprendió el aguacero.

El sol y el calor persisten y los sentimos muy intensos cada vez, mientras el asunto del cambio climático pierde escala como pronóstico científico previsor y argumentado para convertirse en un tema de reflexión doméstica o social, a fuerza de tanta evidencia en la Isla y el planeta y hasta algunos bien entraditos en años predicen su anómalo comportamiento por el dolor de los huesos, las alergias o malestares generales, también incongruentes y raros.

La ciudad no pierde belleza a pesar de todo y ves a su gente andar por el Bulevar con prisas propias, curiosear aquí o comprar allá. Deleite que, de cualquier manera, alimenta el ánimo y siembra una sensación de estar en otro lugar distinto. Ciertamente lo es. Las Tunas de esta historia del siglo XXI no será jamás aquella de largas ausencias de semáforos modernos, glorietas y retretas en el parque Vicente García, rodeado otrora de comercios  y sitios con deteriorados rostros coloniales.

Es diferente, incluso, en la manera de caminar de quienes ganaron la centuria y cuentan sus experimentadas vidas apoyados en un bastón, auxiliados por una silla de ruedas o sostenidos en el brazo de un familión bien grande dentro y fuera de casa, detalle que tampoco podrán ignorar los tuneros de la nueva era, pues acá existe la mayor esperanza de vida al nacer en Cuba (79,28 años).  

… Una tarde… hoy… quizás mañana en cientos de lugares de la tierra… la ciudad preñada de encantos y los tuneros en su cabalgadura…orgullosos y sudados…optimistas sobre la carretera de sus sueños y a la espera de un verano que casi abre sus brazos a los días de mar y descanso. No importa que el transporte público esté todavía por debajo de la demanda y se vaya apretadito en los angostos pasillos de la guagua.

Vivir es un reto y acá, por suerte, amanece la esperan

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Un “tunerito” que tiene de Todo

20150528215823-montajeeltunerito.jpg

 

El único autógrafo digno de un hombre

es el que deja escrito con sus obras.

José Martí

Por Graciela Guerrero Garay     Fotos: Lloansy Díaz Guerrero

Cuando en marzo de este año Duniezqui Guerrero de la Cruz decidió tomar en usufructo el organopónico El Tunerito quizás muchos escépticos pensaron que estaba loco si, en medio de la sequía y con tal deterioro del local y la mayoría de los canteros, podía echar “pa΄lante”.

Él tenía todo bien claro en su cabeza, y en el corazón la voluntad de servir y ganar honradamente lo que manos y tierras regalan ante un serio pacto de amor, trabajo y sacrificio. Mercamás, ubicado en la avenida Carlos J. Finlay, perteneciente a la Agricultura Urbana y enclavado en la zona del Reparto Militar Camilo Cienfuegos, dos meses después recibe alrededor de 200 clientes al día de esta ciudad y otros municipios, atrapados por la variedad de la oferta y la peculiaridad de la unidad.

AL QUE BUEN ÁRBOL SE ARRIMA…

Como padrino y guía tiene Duniezqui a Argel Fundora, pionero en la provincia de esta nueva forma de comercialización, la cual prioriza la calidad de las hortalizas, legumbres, vegetales, frutas, encurtidos y viandas y la asequibilidad de los precios, no solo en la temporada alta de las cosechas, sino el año entero.

“Fue Argel quien lo bautizó como Mercamás – el suyo es Mercasa-. Yo tomé su experiencia y la mejoré con una mayor variedad de productos, entre 25 a 30 como promedio. Igual ha sido vital el apoyo, orientación y asesoramiento del subdelegado de la Agricultura Urbana, Luis Manuel Peralta, y Freddy Rivas, director de la Granja Urbana, la cual abastece al organopónico de materia orgánica e insumos para los 64 canteros, de los que tengo ya más del 80 por ciento sembrados”, argumenta Guerrero de la Cruz.

Del cielo no caen los frutos ni los cultivos paren con varitas mágicas. Esta verdad la aprovecha al dedillo el nuevo administrador de “El Tunerito”, quien incluye en su lista de éxito y colaboradores a sus seis obreros, tenaces y perseverantes como él en mantener calidad y precios a la altura del poder adquisitivo de la población. Allí todo es más barato que en el resto de los mercados, se vende por libras y el pesaje es digital, y los cambios en la política agrícola son evidentes: el salario de los trabajadores, de 230 pesos anteriormente, subió ahora a 600.

“Esta apertura comercial – agrega el Ingeniero Agrónomo Guerrero de la Cruz- permite que uno pueda comprarle a los campesinos y vender cualquier producto como viandas, granos y hasta maíz, una de las opciones que contemplo en los planes inmediatos de desarrollo y ofrecerlo listo para hacer tamales, frituras y harina, según decida el consumidor. La idea es que el cliente cuando llegué aquí encuentre y lleve lo que busca, por eso el logotipo del lugar, Yo tengo de todo”.  

SE PUEDE SATISFACER AL PUEBLO

Egresado en 1996 de la carrera de agronomía en la Universidad Vladimir I. Lenin, Duniezqui ama la tierra y disfruta el verdor de las posturas y sus cosechas. Quizás por eso, el sol le calienta las manos apenas abre sus rayos en el horizonte y la noche, aún cuando no salga la luna de paseo, le sorprende en “El Tunerito&rdqu

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Colegio Victoria de Las Tunas: María es parte de su historia

20150530220716-montajemaestravieja.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: De la Autora

Regala los mismos besos con la pasión de esa adolescencia que levantó más de un suspiro en decenas de generaciones de tuneros, a quienes jamás les faltó el cariño, el regaño y el consejo de esta mujer que conozco por casualidad en una de las céntricas calles del corazón de Las Tunas, mientras conversaba con Lesbia de la Fe Dotres, reconocida escritora de la provincia.

-¿No la conoces? -  me dice Lesbia, mientras le pasa con amor la mano por la cabeza y la aprieta junto al pecho. “Es María Sánchez, la conserje del colegio Victoria de Las Tunas, pero era una madre para los muchachos y muchachos de esa época”, agrega y a los ojos de ambas llega el brillo de complicidad y respeto que suele brotar cuando el tiempo no borra los trillos del recuerdo.

Entre los centros de educación durante la época de la neocolonia, el más significativo fue el colegio Victoria de Las Tunas, según citan los investigadores, quienes reconocen también a Verbo Encarnado, la Escuela del Hogar, la Academia Regil, el colegio Panchín Varona (de Rita Orozco Batista), el de Comercio y el Colegio Médico.

María Sánchez no olvida que los alumnos eran como sus hijos, “aún cuando no fui maestra, para todos los trabajadores era un himno sembrar respeto, enseñar y educar. Creo que por eso a mis 94 años siento la satisfacción de que me recuerden y verlos, como Lesbia, útiles a la Revolución, escribiendo para los niños, reconocidos por el pueblo y el país”, dice con la sonrisa que jamás borra de sus labios.

La destacada escritora tunera Lesbia de la Fe Dotres comenta su perseverancia y amor para ser durante 40 años la primera en llegar. “Sí, trabajé allí todo este tiempo, pues cuando triunfó la Revolución seguí. Ahora soy una anciana feliz. Camino mi ciudad que cada día está más linda, tengo el cariño de mis estudiantes y de mi familia y disfruto estar bien cerca de los 100 años…Tal vez no llegue, pero míreme aquí…”

Nadie puede dudarlo. Trasmite optimismo, alegría…. Conversa con fluidez y firmeza, recuerda. Y tampoco olvida la “manía” de dar un consejo como quien ofrece una flor, en días donde un gesto de apoyo o alerta vale todo el dinero del mundo.

“Las cosas y el tiempo cambian, pero nunca se puede perder la vocación. Hoy los jóvenes tienen lo que jamás otros tuvieron. Aquí en Las Tunas, aunque siempre fue una ciudad limpia y bonita, no soñamos con tanto desarrollo. Estoy jubilada, pero me gustaría decirles que estudien y aprendan, que no es lo mismo que pasar de grado o aprobar un examen”.

Pide disculpas. Del otro lado de la calle central de la ciudad, la populosa Vicente García, una hija la espera para llevarla a tomar helado. María Sánchez es así, limpia, ordenada, exigente, previsora y especial como lo fue el colegio donde tejió sueños y sembró semillas no aptas para el olvido de los siglos, porque, sencillamente, quería y sabía cómo hacerlo.

Lesbia le despide con un beso y yo, que no dejo de impresionarme siempre que confirmo que en la sencillez está  la grandeza, sentí la percepción de que ese afecto no era personal… es el que le hubieran gustado dar generaciones enteras de tuneros que no olvidan a María, la conserje del colegio Victoria de Las Tunas.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next