Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2010.

Federación de la Enseñanza Media

20101210012948-montajefeem.jpg

Inquieta joven de 40 anuarios

Por Graciela Guerrero Garay   Fotomontaje: Chela

Hay tiempos que nunca se olvidan. Hoy millones de cubanos tienen recuerdos dentro de una organización que jamás se pone vieja, aunque los almanaques cambien de color y las metas se tornen diferentes. Siempre alguien sonreirá cuando piense en la FEEM. Es una cadena de eslabones sólidos que crece, recopila memorias, construye puentes y salta obstáculos mirando al mañana.

Con este sentir, a 40 años de aquel 6 de diciembre en que se fundó, el “piquete” de chicas y chicos que integran el Secretariado en la provincia  le entregan la energía que sus padres le regalaron, por ejemplo, un día de domingo cuando la zafra de los Diez Millones, en una de las tantas veces que se movilizaron para sembrar caña en los campos de Manatí.

O cuando, a la impronta de un juego deportivo, se competía con el mismo frenesí que se hacían los viveros y los huertos escolares. Así, por arribita, parece que nada cambió. Empero, estas muchachas y muchachos pueden hablar de Programas Priorizados como los Cursos Integrales de Superación para Jóvenes, los Instructores de Arte, el Servicio Militar Femenino y los Contingentes 50 Aniversario, que dejaron huellas por doquier en la etapa de Recuperación, tras el paso de los huracanes que azotaron brutalmente a Las Tunas en  la temporada del 2008.

Logros que ilustran el avance de este gremio estudiantil, sin dejar de notar las insatisfacciones por todo cuanto falta por hacer desde la base. El nuevo cumpleaños deviene puntal para seguir oteando los años que vendrán, con más madurez y protagonismo en una de las tareas vitales para el proceso de cambios y mejoramiento social que acontece: garantizar que los estudiantes obtengan promociones de calidad, promuevan con verdaderos conocimientos y sean los profesionales de competencia y conciencia revolucionaria y humana que necesita el país y el territorio, la sociedad y ellos mismos como entes activos de continuidad histórica.

UN ENCUENTRO CON MAIKEL

Sencillo, locuaz y muy decidido a cumplir sus deberes, sueños y responsabilidades dentro de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media, este muchacho que cumplió sus 18 años el 30 de noviembre acepta el diálogo, no mirando el triunfalismo que puede simular falsas conquistas, sino examinando asuntos que, a la impronta de las urgencias, exigen de análisis profundos y una mirada más allá del presente.

En su condición de Vicepresidente de la FEEM en la provincia, Maikel Arencibia Feria no evade respuestas. Es claro y preciso, demuestra ese crecimiento integral que, según él mismo, le agradece a estos años que lleva como dirigente estudiantil.

-                     ¿Cuál es hoy la mayor debilidad que tiene la FEEM como organización?

-                     “El funcionamiento del grupo, porque es la célula de la organización, la base, y se debe garantizar todo allí. Hay mal protagonismo de los dirigentes estudiantiles. No se puede centrar el trabajo en realizar actos o movilizaciones y decir por eso que se marcha bien, cuando en el grupo y la escuela no se logra”.

-                     ¿Por qué no se logra, si hay lucidez en esto y conciencia de que e

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Derechos Humanos en Cuba

20101210181918-brigadaf2.jpg

 

La estafa de una verdad

Por Graciela Guerrero Garay

Otro 10 de diciembre igual que siempre. Quizás mejor, pero imperceptible para los ciegos y los adormilados con enfermedades  de alguna alienación mental. Tragado por el silencio de los monopolios mediáticos y aprovechado por los oportunistas de papel y lápiz o ciberespacio para archipotenciar su cacareada canción sin fundamento.  En Cuba no hay derechos humanos. Así de simple acusan durante 50 años. Y, así de simple también, se han quedado sin voz en las reuniones de la Organización de Naciones Unidas. Los rayos ultravioletas del sol, en este siglo XXI,  son demasiado evidentes para taparlos con un dedo.

Lo cierto es que ahora mismo, temprano en la mañana de un jueves del último mes del año 2010, un negro (bien prieto) y que me dice que no es universitario ni dirigente, sino albañil de una brigada de la Empresa de la Construcción, lleva a su pequeño de 7 años a la escuela y tiene tres hijos más, allá por las lomas de Bayamo. Su mamá, otra negra cocinera, de origen campesino, los cría sola con un salario que no llega jamás a los 300. 00 pesos cubanos. Están escolarizados, viven en una modesta casa de mampostería  y, sin lujos vanidosos, tienen televisor, DVD y cocinan con electricidad. Mi padre, que hoy tuviera 88 años, se hizo enfermero empírico, pero con 11 años, huérfano, se montaba solito en una guagua que se conocía como Camberra y se iba a Santiago de Cuba, desde Las Parras, a vender huevos criollos a peso. Era para ayudar a criar a sus 10 hermanos.

Y ahora que hablo de huérfanos,  en Las Tunas – como en el resto del país – hay muy cómodas casa – hogares  para los niños sin amparo filial. Y comen, tienen ropa y cariño que muchos de los que crecen bajo el tutelaje paternal. Y en esos Hogares el Estado cubano es quien pone la peseta diaria para vestirlos, alimentarlos, instruirlos y darle la asistencia sanitaria que necesitan. Ahí reciben la pubertad y salen cuando deciden crear una familia o una familia les pide en adopción. 

Pero nada, el cacareo y las condenas con Cuba no se acaban. Pero nunca se ha tirado una bomba en las calles en el medio siglo de vida que tengo. No ruedan Mercedes Benz como las bicicletas ni la carne de vaca está por la libre (aunque se comercializa cocinada en cualquier restaurante u hotel, y también se vende en picadillo y bolas en las cadenas de divisas). Sin embargo, las cuatro onzas normadas por la libreta de abastecimiento le llegan religiosamente a todos los niños cubanos y a la población que tiene dieta alimentaria, incluidos los viejitos. Y que conste, la sequía, el robo de ganado, la falta de materias primas para fabricar la miel y otros productos necesarios para sostener a los vacunos al por mayor han tenido su marcada influencia en las mermas de los potreros, estatales y privados. (Y si a alguien le gusta el fuego, indague las consecuencias del bloqueo económico. Tiene también 50 años y el gestor es la nación más poderosa del mundo: Estados Unidos).

He buscado el diccionario. Democracia. Tiene que ver mucho con los derechos humanos. Pues resulta que acá todo el mundo está levantando la voz y poniendo puntos en las íes para decir lo que siente y piensa sobre el Proyecto de Lineamiento de la Política Económica y Social que se discutirá en el Congreso del Partido, en abril próximo. Sin carné,  en la práctica, con absoluta democracia y hablando con sus decires y pareceres,   estare

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,


CRITERIO: En el bolso está el dinero

20101218143345-serviciosencuba.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotomontaje: Chela

Los servicios nuestros, en todas sus manifestaciones, de alguna manera siempre, en años, han tenido partes blandas. Desde aquellos libros de Quejas y Sugerencias hasta los acuerdos y recomendaciones dejados en informes extensos, se lucha por mejorarlos y a razón de la verdad, simulan un columpio. Vaivén todo el tiempo. Unas por razones objetivas y las más, a mi juicio y evidencia, por la carencia de una cultura comercial integradora de todos los mecanismos, materiales y humanos, que sustentan una actividad donde el binomio vendedor – cliente tienen que estar en igual rango de intereses.

Salvo en eventos muy competitivos, los más de trascendencia foránea, se “huele” ese deseo de impactar a los demandantes. Y, con algunas excepciones, en determinados centros básicamente turísticos, se nota ese buen gusto al recibir, servir, empacar y despedir al cliente, otro término que hemos distorsionado a las anchas y que, en los últimos tiempos, casi siempre son “señores o señoras”, con algunas “señoritas” según el portero (a).

Cuando hablamos de economía no se pueden evadir los servicios públicos, pues de ahí salen y entran una gran parte de los presupuestos que incrementarán las arcas del Estado y que reciclarán luego como bienes sociales, en el amplio espectro que este conjunto de cosas y hechos significa en un territorio. Entonces hay que cambiarlos también de raíz. Habrá que hacer urgentemente estudios de marketing, analizar horarios de apertura, reordenar las prioridades, reubicar internamente a la empleomanía, exigir idoneidad absoluta y cerrarle con mano de acero la entrada a la ineficiencia, el mal trato y el “no hay”, con esa carita zalamera que nos ponen en nuestras unidades comerciales y gastronómicas.

En el bolso del cliente está el dinero y la satisfacción, el rostro alegre de una economía fuerte y feliz, cada vez más solvente y rentable, competitiva e ilustrativa de que se trabaja y se produce, hay correspondencia de esfuerzos con ganancias y los salarios, buenos o malos,  están a la medida de lo que hace cada cual y lo que cada cual merece o, mejor, gana con su sudor y entrega cotidiana. Si eres malo, mal te pago. Si eres bueno, bien recibes.

Y nadie se crea que eso es explotación del hombre por el hombre. Eso es recibir según productividad y excelencia. Es también cobrar la calidad verdadera de un servicio y pagarla a gusto, porque lo bueno vale bien. Lo incongruente es pagar caro lo que no sirve y sentir, como cliente, que nos quedamos despechados y con los bolsillos vacíos. La llamada no es solo para las redes estatales, sino también para ese particular que hasta ahora nos vendió “como de lugar” y la necesidad nos llevó de la mano a aceptar los precios adulterados y las mercancías de mermas, porque en ambas cestas hemos sobre pagado un ají de quinta como si fuera de primera. Y a salir contestos, ¿ qué usted cree?

Sinceramente creo que el éxito y el cambio económico y social está más allá de sabias y medulares discusiones del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social. Poco valdría tener la mejor normativa del mundo si en la práctica, segundo por segundo, la ultrajamos con irrespeto, fraude, mala dirección, violaciones y etc. y etc. y etc. Es hacer cada cosa bien y para siempre de ahora en adelante. Reto complejo porque somos los mismos y hay refranes que nos caen al dedo: el hábito hace al monje, se me ocurre uno

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,




Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next