Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2008.

¿Hasta cuándo con Cuba y las cubanas?

20080405074642-bandera.jpg

Por Graciela Guerrero Garay

Bueno sería vivir al margen de las noticias, sobre todo porque cada día crecen las de muerte, violaciones, derechos sin derechos, hambre…Basta solo ser lo que bien se llama – digo BIEN – un ser humano, para sentir agredidos también desde el colesterol hasta la sustancia gris de la masa encefálica.Empero, es imposible. En el mundo hay que tomar partido, aunque desgraciadamente las falacias mortales de los hombres no se cansan de dividirlos en izquierda o derecha y, lo peor, atribuirles, según la conveniencia, tantas virtudes o defectos como proceda. Si de verdad el hombre quisiera ser digno de sí mismo creo que existiera un solo partido, humanidad.Pero ya a esta altura es una pueril “ideota” (léase grande) aspirar a limar tanta aspereza. Mas, no por ello, hay que aguantar que cualquier podio o cualquier medio le sirvan, también, a cualquiera para agredir lo que no considere esté en su bando y se desmonte con millones de ¿razones? para desacreditar las verdades de otros y acuñar las suyas.Por eso, aún cuando no domino todos los elementos del asunto y con riesgo de profanar códigos profesionales, asumo mi autonomía de decir porque me sobran argumentos para hacerme un sano juicio. Y más. Tengo la verdad de ser y saber cómo son millones de mis congéneres. Puedo escribir, no quepa dudas.El caso es que recibí un email donde, sin rodeos, enuncia que “una cubana contesta al Señor Gurrea”. Y el texto es una carta digna, elocuente y verdaderamente leal, firmada por la Doctora Sara Hernández Aranguren, quien le decía a este señor – que no he podido saber a ciencia cierta quien es, aunque lo busqué en el Google-, desde las tierras venezolanas donde cumple misión internacionalista, que usted ha afirmado en  un programa de televisión, que en Cuba "todas las chicas se tienen que prostituir para salir adelante".Quisiera decirle que esta equivocado. Es mejor que piense bien lo que va a decir antes de hablar.Y acto seguido refutaba con toda la irrevocable fuerza de nuestra realidad: Lo que usted ha dicho es un insulto para todas aquellas mujeres que somos cubanas y no nos prostituimos (que somos la mayoría).  Su carta no solo debe leerla Gurrea, sino muchísimos otros. Como bien dice Sara, aquí hay quienes se prostituyer

... (... continúa)

VII Congreso de la UNEAC

 Para corazones puros

 Por Graciela Guerrero Garay

Hablar de las obras magnánimas, para mí, siempre ha sido un reto. Nunca encuentro las palabras exactas en los diccionarios. Este VII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) es revolución. Pero no esa que los descreídos, demagogos y apocalípticos de este mundo fumigan con la mala saliva y las bilis demoníacas que llevan en su ADN, a fuerza de no poder desmoralizarlas con el ejemplo y la virtud que debe llevar un hombre.Es revolución porque es amor, compromiso, voluntad, confianza, esfuerzo, análisis, honestidad, principio, decoro, sabiduría, talento, futuro, seguridad, reflexión, grandeza. Es revolución porque es ideal, lucha, fe, garantía, humildad. Y no para nadie, sino para todos.Repetir opiniones de nuestros grandes y legítimos artistas y creadores es redundar en lo que se ha publicado, sin tapiz ni cortapisas, por todos los medios de comunicación nacionales y locales de la Isla y difundido, con las buenas y las malas intenciones que ya no asustan a ningún cubano, por casi todos los medios internacionales. El buscador en español Google lo mantuvo y mantiene en punta de sus inicios, el primero de abril.Voy a detenerme en las lecturas entrelíneas. Esas que tratan de confundir a claros y pre-claros y darle más ceguera a los ciegos de nacimiento. Pobres los que ven divisiones o telones escondidos, porque el debate puso puntos a las íes, abarcó una pormenorizada y cualitativa tormenta de ideas, criticó, aportó soluciones, pasó revista a una década, trajo el presente y dibujó el futuro.Miopes los que creen que lo cubanos no tenemos coraje para reconocer, componer, evaluar y reconstruir. Medio siglo con amenazas, bloqueo, ciclones, carencias, ataques biológicos y belicistas también dicen más de una palabra, sobre todo porque mi Patria es un país subdesarrollado y está en la geografía de los llamados Tercer Mundo.Así, con todo, no es la misma en nada que la del 59, del 60, del 80 y del 90. Ahora que multiplicamos los índices de población, que incluso somos demográficamente una sociedad con tendencia al envejecimiento, seguimos sin analfabetos, mantenemos la salud gratis, hay acceso libre y sin costo a las universidades (hasta para el adulto mayor) y todos, exactamente todos, recibimos una cuota mínima que garantiza una bola fresca de pan diaria. Una sola, pero, ¿dónde más sucede esto?(... continúa)

No hay comentarios. Comentar. Más...

En Cuba Brigada Italiana Giovanni Ardizzone

20080417100046-rosita.gif

·        Próximos a cumplir una década de fundadas a favor de la amistad Italia –Cuba, los once integrantes de este colectivo número 17 realizan labores voluntarias en la oriental provincia de Las Tunas

·        Mediante el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) y su Delegación en este territorio, cada verano se consolida más la relación de solidaridad y se materializan los proyectos de hermanamiento entre Lombardia y esta capital Balcón del Oriente

·        Para el día 27 está previsto el arribo de la XVIII Brigada Italiana de Trabajo Giovanni Ardizzone, que trae igual destino y dará sus aportes en otros centros de interés social aquí

Por Graciela Guerrero Garay

LAS TUNAS, CUBA (17 de abril) – Ya está en Cuba la Brigada Italiana número 17 de Trabajo Voluntario Giovanni Ardizzone, que cada verano consolida aún más los nexos solidarios entre ambas naciones y da vida al proyecto de hermanamiento entre las regiones de Lombardia y Las Tunas.

Canalizadas a través del Instituto de Amistad con los Pueblos (ICAP) y su Delegación e

... (... continúa)
No hay comentarios. Comentar. Más...

Todavía no hay “diciembres”

20080427004411-derechos-humanos.jpg

Por Graciela Guerrero Garay

Dos años después me hago la misma pregunta: ¿En la Meca del pobre, quién pinta los derechos? Y me asusto que falte tanto para arrancarle al almanaque la hoja de diciembre. Esta vez mis ojos chocan con nuevas estadísticas. Más muerte, más hambre, más calentamiento global, más desaparecidos, más guerras, más violaciones, más pobres, más presupuestos para armamentos, más explotación, más migraciones…

En fin, una larga lista de números patéticos y palabras, las mismas palabras apocalípticas que delatan, para los que sí aprendieron a leer con raciocinio, que la balanza mundial anda siempre mirando al oeste, por donde jamás sale el sol. Empero, los titulares de farándula anuncian fiestas de millones para autos, viajes a la luna, hoteles en el planeta Marte y hasta novios robot que te hacen el amor con la mirada.

Increíble, pero cierto. Sesenta años de que la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobara por votación la Declaración Universal de Derechos Humanos y más de la cuarta parte de los terrícolas vive en absoluta pobreza. A los llamados Países del Tercer Mundo, lo único que les falta es que a algún poderoso se le ocurra pasarlos para un “cuarto”, incluirlos en el glosario de “amenazas para la vida”, acuñarles la categoría de “terroristas”, desplegar un ejército con napalm y bombas teledirigidas y montar una campaña difamatoria y antinacional que le sostenga los ¿argumentos?

Anoche apenas pude dormir, y vivo en un país libre, gracias a miles de hombres y mujeres que desde el descubrimiento del Nuevo Mundo aprendieron a tiempo el significado de la dignidad. En Las Tunas, mi ciudad, las noches solo son heridas por el chirrido de alguna que otra lechuza, el claxon de un vehículo, la risa de alegres trasnochados o el galopar de los caballos de los coches que hacen de transporte público. En toda Cuba sucede lo mismo.

Me desveló el grito de Marisa Olguín, la mamá de Bruno Alberto Gentiletti, un niño de Rosario, en Santa Fe, Argentina, desaparecido desde el 2 de marzo de 1997. La foto que difunde PING, un buscador de blogs en Español, es “resultado de un estudio (Progresión de edad), realizado en EEUU por International Center for missing & exploited children. Creemos que puede ayudarnos a encontrarlo”.

(... continúa)


Después de la noticia

Esas no son cubanas

Por Graciela Guerrero Garay

He esperado que pase el furor de la noticia. Quizás los cerebros blanco-negros estén menos apasionados y puedan leer con alguna cordura lo que quiero decir. Aunque estoy convencida de que no cesará la metralla “pueril” y envenenada para desinformar, manipular y comentar sin dominio alguno de una realidad que gana cualquier eventualidad a pesar de los peros y los contras.

Antes de redactar estas líneas revisé, casi todo, lo que han publicado los medios internacionales. Y no dejé de leer, por supuesto, las declaraciones de las mal llamadas “Damas de Blanco”, porque nada tienen que ver con la pureza íntegra que se le atribuye al color con que las llaman. Mi conclusión es una: no son cubanas.

A las cubanas auténticas no se les ocurriría nunca levantarse contra el gobierno ni pedir libertad para sus presos, al margen de que los suyos sean los llamados de “conciencia”. NO se les ocurriría por cosas tan elementales como saber a conciencia de que si están en la cárcel es porque cometieron un delito y se les juzgó y condenó por lo que exigen las leyes.

A la policía se le puede reclamar porque anden sueltos algunos ladronzuelos de barrio o porque no tengan en listas preventivas a todos los que delincan. Nunca por maltratar a un ciudadano que cumpla con el orden y esté en orden. Y menos por someter a proceso a un inocente.

Lo otro es tan elemental, o más, que lo primero. La madre cubana, aunque tenga sexto grado, sea universitaria, viva en un edificio o una casita de madera en campo adentro, se le da gratis la atención materna, desde la captación del embarazo hasta que el bebé hace su alumbramiento.

Y después, a ese niño o niña, se le da todo GRATIS también hasta que empieza a trabajar, mientras ella goza de todos los derechos laborales y legislativos durante el primer año de vida del vástago, con licencia de maternidad pagada si es obrera.

... (... continúa)
No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next