Facebook Twitter Google +1     Admin

Los amores, Papá

20210620225153-fb-img-16242290697664637.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay         Fotos: Recuerdos de Familia

Siempre serás papá, tu “yo” en mí, el complemento de toda la vida, el amigo incondicional, mis hombros más fuertes. Llega otro Día de los Padres, no con los vítores y los “fetecunes” tradicionales y, mucho menos, para darle al ego la vanidad desmedida con la cual suele complacerse. Las rutinas cambiaron y la existencia nos pende de una pandemia sin rostro, mortal y escurridiza.

El amor es ahora un desafío de amor... cuerdo, responsable, profundo, respetuoso del derecho a vivir que tenemos y, quienes nos aman por sangre o elección, deben ser los primeros en comprenderlo. Por eso, papá, este tercer domingo de junio es más valioso y nuestro.  No renunciaremos a escribirte letras de cariño, confianza, gratitud. A darte besos con el puño cerrado o buscando la risa entre las máscaras y los títeres que puedan simular los nasobucos. Hoy estamos más cerca, porque la cercanía viene de lo hondo, el corazón.

Nos amamos en dimensiones infinitas, hasta más propias. Le damos el valor a las palabras. Aprendemos – en las tensiones y los sobresaltos cotidianos – que somos más que un abrazo o una promesa, una visita o la compañía. Tu sacrificio es mayor, interminable. En estos tiempos has ganado honores que , antes, hasta titubeaba un poco  al decidir incrustarlos a tu actuar cotidiano.

Puedo decir que sabes de dibujos o balanceos con canciones de cuna, de horas enteras en colas para sorprenderme con mi golosina favorita. O de llevarme a la escuela o cualquier parte para “mirar con tus ojos” si se cumplen las medidas sanitarias. En fin, papá, ya no me iré con la de trapo cuando digan que padre es cualquiera. Puede que sea para muchos, pero como tú, para mí, no hay nadie más. Y como tú, un padre bueno, hay muchos, muchos. A otro con ese cuento, como dice el abuelo, otro grande, grandísimo. Un universo de sostén, esfuerzos y ternura.

En fin, papi, mi gigante sin tiempo, este domingo es tuyo con todos los colores bonitos y los sentimientos más puros. Nunca creas que mi bionomio sin ti está completo. En la distancia o el “pegaito” de los amaneceres. O el estrechón de mano porque “ya soy grande”. O el regañón o el consejo, eres mi papá. Aunque te hayas ido, eres mi papá.

En todas las dimensiones, en todos mis afectos, en todas las derrotas y victorias, con tus defectos y virtudes, te amo y amaré y este domingo 20 de junio haremos la fiesta más hermosa... la del amor sin sombras ni apariencias. El nuestro, con un FELICIDADES bien enorme, ese que es más grande que el mundo, pero cabe en tus manos y las mías porque ahí, justo ahí, descubrí y encontré siempre una fuerza mayor... mi papá. Lindo día, mi viejo, lindo día.  

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

A mi madre, juntas siempre.

20210613022530-received-1103297383484302.jpeg

Mami…

Todo está vivo, es inevitable. Mi memoria puede nublarse de gris/blanco. Mi alma, no. Cinco años que son siglos desde entonces, con todos sus segundos infinitos, dolorosos. Eras mi amiga plena, mi refugio, ese oasis que uno quiere tener y jamás tiene. Me enseñaste que existía con tus besos y abrazos, tus consejos, tu apoyo, aún cuando mi rebeldía chocara con tu dócil  y equilibrada ternura. Ando perdida desde entonces, con una pieza rota que no acepto.

Siempre juntas en lo bueno y lo malo. Te lo debo todo, mi vieja. Todo. Nuestra fe católica, los viajes a la iglesia, el amor incondicional que siento por mi hijo,  el pedestal que debe ser la familia, el hogar, los hermanos, el sacrificio que significa cosechar en esta tierra bienes en el cielo para ganar la luz eterna que ganaste y que llena mi zigzagueante opacidad. Esa luz desde la que me muestras la esperanza y me empujas. O me regalas el guiño de una estrella. O la energía que debo tener cada mañana. O me sacudes para espantar los demonios.

Esa es mi suerte, que todo está vivo y que tú mi guerrera, guerrera, me hiciste un buen soldado. Cada 12 de junio es inevitable el aguacero. Hoy también llueve. Y volvemos las dos a mirar por la ventana, a tirarle barquitos de papel a la corriente, a reírnos de tus cuentos, a recordar tu Cascorro querido, la panacea de mi infancia y los abuelos.

Ay, mami, cómo escribir ahora tus virtudes perpetuas, tu humildad, tu carisma, tus desvelos profundos por nosotros. Cómo escribir, si tus huellas me llenan y no se me quita el nudo en la garganta. Me quedo, pues, un rato en tu hombro, como siempre, y te busco en la frescura de las nubes. Ahí, aunque esté nublado, está tu luz. Esa divina luz que me da vida. Eternamente, te amo madre mía. Cinco años que son siglos desde entonces y donde tú, mami, no dejas de estar conmigo en todas partes. Esa es mi suerte cada día. Bendecido sea tu espíritu por siempre.

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

CRITERIO: CONFIANZA

20210610203200-fb-img-16233408350417003.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay

Es una virtud bonita al final de las cuentas. Abre espacios, reafirma amistades, da crédito profesional o afectivo, dignifica, pero también puede complicar la existencia y ser un “contravalor” en esferas emocionales. Incluso, los excesos de confianza generan, muchas veces, en cuestiones administrativas, relajamiento de la disciplina laboral, falta de exigencia y control y mal manejo de los deberes y derechos propios de los escalones de mando, entre tantas cosas más como desvío de recursos y abuso de poder.

Me confíe, me contó una amiga cierta vez que un gran faltante económico la llevó a los Tribunales y, de ahí, a una condena penal. Nadie ajeno estuvo en esa historia, solo su “gente de confianza”.  Matrimonios deshechos conozco igual por esta cualidad humana de doble filo que hoy, ante tiempos bien duros y un virus mortal que nos mutila  desde los hábitos hasta la convivencia, se requiere repensarla con responsabilidad, sin dobles lecturas ni supuestos y una madurez vital para no sembrar lamentos y recoger tragedias.

Ahora pienso en los contagiados con el SARS- COV-2 y son asintomáticos. En aquellos que por no “crear malestar en vecinos y amistades” permiten visitas innecesarias. En quienes “confían “ a ciegas que la enfermedad no les alcanzará nunca y se sientan en cualquier parte, ponen las manos donde se les antoje, se pegan a los otros, hablan, abrazan y bajan el nasobuco cerca de desconocidos o conocidos, sean grupos grandes o pequeños.

En los que llevan o dejan jugar a sus hijos pequeños ( al final no importa la edad) a parques o lugares donde saben afluye cualquier tipo de personas y, confían, que con el nasobuco están libre de contagio. Una cadena infinita de hechos que nos delatan como “seres confiados” y, lo peor, es que hasta los que abogamos por normas más coherentes nos cogemos alguna vez en determinados descuidos.

Una vecina me alega que “es demasiado tiempo y ella no puede vivir con miedo. Que sea lo que Dios quiera”.  Le argumento y dejo claro que no estoy de acuerdo. Ser responsable, precavido y consciente de sus obligaciones como ente social no significa ser miedoso. Cada mañana al escuchar la conferencia del Ministerio de Salud Pública en voz del respetado Doctor Durán y luego releer la noticia personalizada de la provincia, me asaltan y sobrecogen las mismas preguntas.

¿Nos estaremos adaptando de algún modo, o al menos grupos de personas, que este virus si nos toca, nos toca, y si no, felicidades? ¿Qué habrá que hacer para que los molotes no sean el signo más visible en todas partes? ¿Cuán difícil es para los padres trasmitirle a sus hijos, incluso a los pequeños de 2 años en adelante, que no son tiempos de jugar pelota ni de manos con sus amiguitos en el cuido, el círculo infantil y la propia casa?

Si este Covid – 19, como el Dengue, se prolonga más allá de voluntades científicas y humanas, ¿cuál será la actitud de la población, si sabemos que las mutaciones lo hacen cada día muy complejo? Entonces, la confianza huele a peligrosa virtud y recuerdo la frase martiana alertando: “En prever está todo el arte de salvar”.  Y esta sentencia viva, tan necesaria, como si 1883 cuando la escribió, fuera este siglo XXI…”  la verdadera medicina no es la que cura, sino la que precave: la higiene es la verdadera medicina. Más que recomponer los miembros  desechos del que cae rebotando por un despeñadero, vale indicar el modo de apartarse de él”.  

 

&n

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Día Mundial del Medio Ambiente: Extraño las mariposas

20210605215532-ant-10084-65039-nella-on-twitter.jpeg

 

Por Graciela Guerrero Garay  Foto: Internet

Las Tunas. -  Otro 5 de junio marca una nueva cruz al almanaque, donde la fecha es un símbolo, la bola del mundo, las manos, la verde plantica. Pienso en las mariposas. Ya no revoletean a mi paso con sus vuelos zigzagueantes. Tampoco encuentro sus sugerentes colores y magia entre los herbazales de la ciudad. No soy la única, por suerte, otros se percatan de la ausencia, pero no todos hacemos algo porque vuelvan. ¡El medio ambiente se lastima por tan diversos y pequeños detalles!

Descubro que ellas, mis amigas de caminos y tentadores juguetes vivos de la infancia, están en peligro de extinción y figuran, junto con los escarabajos y las libélulas, en las alertas rojas de las especies amenazadas. Según Bruselas, luego que la Comisión Europea divulgara las indagaciones, algunas de esas especies pudieran desaparecer en el mundo. ¿Estarán los niños de mañana condenados a renunciar a las fantasías poéticas que sugieren? ¿Se pensará en ellas cuando se podan y replantan los árboles, o se hacen los jardines?.  

Siento que este 5 de junio no es igual a los demás. Claro, ya nada es igual. Sin embargo, algo gravita de manera constante sobre las mariposas, a pesar de que es inevitable y necesario, las campañas de fumigación para erradicar al mosquito Aedes aegypti. Así lo dijo a Prensa Latina Alejandro Barro, profesor de la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana, al hablar sobre el primer y único Mariposario del país, ubicado en el Jardín Quinta de los Molinos en la capital, destinado a proteger a estos lepidópteros, los más conocidos y admirados por su belleza y de los cuales, según la Agencia de Medio Ambiente, existen unas 200 especies en el territorio nacional, 18 endémicas y 36 en peligro de extinción.  

“Restaurar los ecosistemas” es el tema principal que mueve la celebración de la fecha este año. Datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) argumentan que la restauración de 350 millones de hectáreas de ecosistemas terrestre y acuáticos degradados podría ayudar a eliminar de 13 a 26 gigatoneladas de gases de efecto invernadero. La plantación activa y la erradicación de cualquier presión para que la naturaleza se recupere por sí sola constituyen formas de lograrlo.

Todavía podemos lograr que regresen. Hay que pensar y actuar. La humedad del clima y las fumigaciones, dicen los especialistas, son aquí los mayores culpables de que una  cifra importante de especies desaparezca. No destruyamos su habitad ni el de las otras miles de familias de animales y vegetales con quienes hacemos el honor de vivir el planeta. Extraño las mariposas, pero duele mucho más que los niños de mañana no puedan conocer, ni en fotos, a la mayoría de ellas. De eso nos hablan cuando cada 5 de junio la comunidad internacional intenta sumarnos al grito por la vida en la tierra. Eso que es el Día Internacional del Medio Ambiente.

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next