Facebook Twitter Google +1     Admin

Controversiales prisioneros… ¿de la piel, el tiempo o los sentidos?

20180622080158-tatuajes-las-tunas-cuba.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay           Foto: Reynaldo López Peña

Las Tunas.- Muestra con alegría la mariposa que detuvo su vuelo para siempre, justo encima de la pelvis, a escasos centímetros del ombligo. En minutos, duda. Todavía puede respirar el olor a tinta fresca. Le gusta, pero no sabe cómo lo tomarán sus padres. Todo empezó aquel día en la playa, donde vio a una muchacha con un tatuaje igual. La piropeaban mucho y sintió envidia. Un chico es más ambicioso. Incrusta su nombre y no teme colorear su espalda.

Tatuarse supera hoy la atracción de la moda y los tabúes, en tanto los riesgos parecen no sopesarse, incluso, en quienes pasan la adolescencia y la primera juventud. Mientras ganan en variedad de formas, colores, tamaños, visibilidad y tendencia, la percepción popular los acerca a una manifestación neta del arte y, al decir de algunos tatuadores, “unos pintan sobre el lienzo, nosotros sobre la piel”.

La chica de esta historia está en sus treces y dispuesta a ganarse el peor de los regaños, porque “mamá es bastante conservadora”. Es lo único que le preocupa. Dicen que hace daño, o puede hacer daño, si padeces de alergia – añade-, pero a mí no me hizo nada. Sale disparada a buscar el novio. Él tiene uno en el pecho y está convencida de que no le dirá nada. No puede reprocharle.

MIRANDO DESDE LA CIENCIA

 A pesar de que los tatuajes tienen antecedentes milenarios, el fenómeno no escapa de la atención de los científicos. El solo hecho del cambio permanente del color de la piel, las agujas, los componentes de la tinta y los pigmentos que quedan bajo la epidermis son alertas para la comunidad médica mundial, aunque simula no ser así para los tatuados.

Por ejemplo, en Europa, según datos de Internet, al menos 100 millones de personas apostaron por ellos, y en Estados Unidos, el 36 por ciento de los ciudadanos entre 18 y 25 años también. Sobre Cuba no encontramos estadísticas, pero se sabe que desde los años 90 del pasado siglo salieron con preponderancia a la luz pública y, desde entonces, la percepción real del fenómeno es que crece y se extiende a escenarios populares relacionados con la cultura.

Convocatorias como la Semana de Arte Contemporáneo (Ciego de Ávila 2014). O la segunda edición del proyecto arte corporal Tatuarte, en la Casa del Joven Creador de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de Holguín (noviembre 2017) acuñan que es hoy un suceso integrado al mundo de los valores estéticos y artísticos de las artes plásticas, y el universal “body art”, con adeptos por toda la plataforma insular.

Sin embargo, nada anula la advertencia científica ni las consecuencias que pudiera traer, como ocultar enfermedades dérmicas graves o contraer hepatitis C, según expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés), quienes descubrieron que los tatuajes que realizan personas no profesionales incrementan el riesgo de padecer la dolencia hepática.

Los especialistas coinciden en que las tintas utilizadas provienen de metales como mercurio, plomo, titanio, cadmio, níquel, cobre, hierro y zinc, potencialmente tóxicos en dosis altas y, al inyectarse, el organismo responde con el envío de glóbulos blancos para limpiar la zona y, aunque se eliminan partículas, otras quedan atrapadas en el tejido conjuntivo.

De ahí la vulnerabilidad a infecciones bacterianas,

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los largos saltos de Carmen con “Raíces de San José”

20180619143110-images-6-.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay       Fotos: De la autora

Las Tunas. - Anda contenta esta mujer que atrapó los sueños y no dejó nunca que perdieran la batalla ante las tristezas y los golpes que lleva en el alma. Quienes la conocen la admiran por eso y, sin decirlo, saben que es una guerrera de la vida.  Su nombre es Carmen Ramírez Álvarez y es la promotora cultural que fundó, defendió y sostiene los triunfos del proyecto “Raíces de San José”, premiado con la condición de Destacado en el Concurso Nacional del Cieric.

La comunidad sub-urbana de “San José”, en esta ciudad capital, transformó sus esencias sociales desde que hace 12 años atrás ella decidió, entre lágrimas, trocar los demonios existencialistas por la alegría de sí misma y los demás, fundamentalmente los niños y los ancianos. Con el brillo del premio recién ganado en La Habana cuenta:

-          “Nuestro proyecto quedó entre los 11 finalistas de la región oriental y por eso fuimos al Concurso Nacional del Centro de Intercambio y Referencia Iniciativa Comunitaria (Cieric), en La Habana, de donde regresamos con una felicidad enorme, pues estuvimos entre los cuatro lugares Destacados del país.

-          “Es el evento de mayor importancia en lo que se refiere a los proyectos comunitarios, y para mí, digo nosotros, significa mucho, porque surgimos de la nada, con sueños, agrupando a la gente de talento en el barrio, con mucho esfuerzo, y estuve convencida siempre de que la cultura era el arma que podía transformar a San José, desde los niños hasta los ancianos.

-          “Llegar a este nivel no puedo decir que ha sido fácil, lo que sí puedo hablar de que en estos años logramos enamorar y sumar a muchas personas, de manera voluntaria, con sacrificio, y lo mejor es ver hoy una comunidad distinta y transformada, desde lo individual hasta lo colectivo. ¡Y falta tanto por hacer!”, enfatiza y sonríe.

El proyecto “Raíces de San José” logra con éxito involucrar en las diferentes manifestaciones artísticas a niños y niñas de la escuela primaria José Mastrapa, enclavada en la zona, así como a importantes instituciones radicadas en su entorno como la Universidad de Las Tunas, la de Ciencias Médicas Zoilo Marinello y el Hogar de Ancianos Doctor Carlos Font.

Al respecto, Carmen argumenta:

-          “Hemos podido salir del entorno comunitario y hacer alianzas también con la Casa Iberoamericana de la Décima, la dirección municipal de Deporte, el Centro provincial de Casas de Cultura y la Casa de Cultura Tomasa Varona, con los cuales coordinamos actividades y llevamos a ellos el proyecto, o viceversa.

-          “Retomar las tradiciones manuales con el grupo de mujeres creadoras es uno de los objetivos del proyecto, que lo concebimos para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los moradores desde la promoción, el conocimiento y el rescate de nuestra cultura e identidad. En estos 12 años logramos, paso a paso, cada meta, como las actividades culturales y recreativas del 19 de marzo. Nos vamos para la ceiba, una ceiba bella que hay aquí, y celebramos el día de San José, el santo que da nombre al barrio.

-          “El proyecto ha salvado a la gente nuest

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Juegos en la calle, riesgo mayor en verano

20180619141637-ninos-futbol-01.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay           Foto: Internet

El abrupto chirrido de las gomas y el fuerte “plaf”  que sobrevino detuvieron, por minutos, los pasos de quienes transitaban por la avenida Primero de Enero. En los balcones de los edificios muchos rostros curiosos y asustados miraban la calle. Mientras, una voz de mujer, alarmada, llamaba con exigentes gritos a su hijo.  

La fortuna quiso que fuera el balón de futbol el que estuviera debajo del carro y que, por demás, el chofer condujera atento y despacio, como debe ser en las zonas residenciales, actitud que algunos no respetan. Empero, el susto enorme y la posibilidad real de la tragedia fue un hecho.

En esta ciudad, no es un cuento tan desagradable suceso, como tampoco lo es que la cifra de accidentes del tránsito significa una alerta roja en los problemas sociales de la provincia, incluso del país. Importantes recursos, cuantiosos, entrega el Estado cada día para revertir la situación, pero acontecen.

Campañas publicitarias, mejoramiento de la técnica, reparación de los viales, mayor vigilancia, imposición de multas, retiro de licencias de conducción y una larga lista de acciones concretas asumen los organismos encargados de garantizar la vida humana sobre el pavimento.

Sin embargo, mientras ello ocurre, los sujetos activos de la vía ni lo piensan y menos, según los comportamientos cotidianos, valoran los riesgos y las consecuencias de sus actos. La tolerancia familiar y comunitaria que se observa al permitir que los niños jueguen pelota o futbol, básicamente, en la calle o en lugares muy cercanos a avenidas y carreteras de amplio tráfico vehicular, es una muestra.

A las puertas del cierre del año escolar y la llegada de las vacaciones estivales, la potencialidad del peligro se incrementa, más cuando los chicos pasarán el mayor tiempo en casa y el juego entre amigos es prioridad uno. Usarlo a favor de la alegría y no de la tristeza, es un desafío para los padres y adultos que conviven con ellos, y son los máximos responsables.

Evitar los accidentes – incluso los que no son de tránsito – pasa, en primer orden, por el compromiso individual, en este caso por el tutelaje paterno, emplazado a cultivar en sus hijos un pensamiento respetuoso en sus conductas, comenzando por los pasillos interiores del hogar y la familia. La percepción de riesgo, de la que evidentemente se carece, es esencial en tiempos donde la euforia y las lamentables indisciplinas sociales cuentan.

Cierto es que hay muy pocos espacios idóneos para correr libremente detrás de una pelota de futbol o armar un cuadro de béisbol. Los remozados parquecitos infantiles comunitarios no fueron diseñados para esos fines y, en los barrios, los solares yermos suelen, en mayoría, estar enmarcados entre viviendas o caminos transitados.

Más, con todo, los juegos en las calle, sean cual sean, son inadmisibles, incorrectos. Alentarlos y permitirlos, y sin vigilancia adulta por demás, rompe las leyes de urbanización y pone a los niños y otras personas frente a eventos fatales. Lamentar no vale. Vale actuar en consecuencia al deber moral, familiar y social que nos compete.

Cuidar a los hijos, sembrarles una consciencia ciudadana convencida, recta, y saber decir “NO” a tiempo, es elemental en presente y futuro. Los accidentes del tránsito, desgraciadamente, son una pandemia imprevisible, pero evitable. En verano, cualquier precaución es poca. No le haga el juego a la tragedia. Cerciórese de que los niños juegan en un lugar seguro. En la calle, cuando escribía estas lí

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El primer balbuceo… ¡Papá!

20180617160941-diadelospadres.jpg

Muchas Felicidades a todos los padres tuneros, cubanos, del mundo...y a mi padre que está en el cielo pero siempre se quedó conmigo.

Por Graciela Guerrero Garay         Foto: De la Autora

Palabra mágica, la primera casi siempre. Un despertador de ternura que levanta el sano celo de mamá, pero no dejó dudas. ¡Bebé ha dicho papá! ¿Papá?, sí, papá, como si entendiera a priori que tampoco tiene sustituto y será el mástil de cualquier tiempo.

Puede que sea la fuerza de la sangre o esa sensación de fortaleza que trasmiten sus rudas manos, ahora salvadas por la alegría de la creación y la fortuna de engendrar. Como dice el abuelo, el padre mayor, “hay apellido y herencia para rato”.

O tal vez suceda por la bendita manía de no estar perennemente en los trajines de pañales cambiados y, al llegar a casa, aprovecha el instante y la voz se torna imprescindible. Todo puede ser, porque en estos amores no hay códigos cifrados.

Atan el infinito, identifican en la inocencia, no aceptan equívocos, saltan la distancia… es gozo pleno. Un poder irrevocable: padre e hijo, al margen del sexo y las conjeturas, heridas o reprimendas. Complicidad eterna, más allá de la muerte.

Encuentros. Apretones de manos, confianza. Risas. Besos. Consejo oportuno. Conversación saludable. Alianza perpetua. Recuerdos. Estirpe. La edad no limita el sentimiento. Es el día de papá, como la primera vez y aquel encantado balbuceo.    

No alcanzará este Tercer Domingo de Junio para compensar sus constantes enseñanzas, en ese espiral de asombro que es la vida, en la cual siempre estas como árbol robusto y florecido. No importan mapas o inevitables ausencias. Tu semilla está ahí, en la génesis… única, especial e indivisible.

Entonces, Padre, enhorabuena, venga el abrazo agradecido. Piel contra piel, como al principio. Como la primera palabra, llena de gracia y sentimiento. Enhorabuena, papá: ¡Felicidades!

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next