Facebook Twitter Google +1     Admin

La luz regresa a la luz…. ¡Fidel!

20161202190516-lastunas-580x387.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay          Fotos: De la Autora

No hay metáforas. Todo es volver. Va a luz, suspendido en las manos de los ángeles, como las palomas. Trina ahora en cualquier parte. Las carreteras están llenas. Los más viejos cuentan que es como aquella vez. Lo describen. Quieren tocarlo. No va solo, jamás anduvo solo. La vida es un mago. Son miles los que estaban en la alborada de enero y están ahora, pero ahora son más. Miles más.

El mismo camino e idénticas pasiones. ¿Quién no sabe que las tristezas hondas son como las alegrías verdaderas, las auténticas? Humedecen los ojos, sacuden las entrañas. Te transportan. Te enmudecen. La emoción galopa. Ondea como las banderas. Acerca el infinito. Puede – es- lo real maravilloso que dibujó Carpentier. O aquel soneto de Neruda escrito para siempre… “No te toque la noche ni el aire ni la aurora, sólo la tierra, la virtud de los racimos, las manzanas que crecen oyendo el agua pura, el barro y las resinas de tu país fragante.”

Regresas a la luz, Comandante, como pocos tienen el privilegio de vivirlo. No es un mito, porque es cierto. Aquí hay pueblo de todas las edades. ¡No se habla de muerte donde hay tanta vida! Hay que repetirlo, Comandante.  Cada rincón de este archipiélago ha sentido tu victoria renovada. Es un viernes de fuerza, de promesas, de un Granma. Es un dos de diciembre, el oasis del fuego, la libertad y el alba.

Busco en el diccionario alguna palabra exacta. No existe, quizás esté gestando ahora su decir de mañana. Para nadie te marchas, simplemente regresas, con el fusil en alto y el grito del Moncada. Es tu pueblo rebelde, Las Tunas nunca esclava. Es el amor de un grito… Fidel, Fidel. Es la voz y el silencio, el juramento claro. Es volver con tu luz en esta caravana, sobre las mismas huellas, seguras, alumbradas.

Es como dijo el poeta en una de mil batallas… “ya no habrá sino todo el aire libre, las manzanas llevadas por el viento, el suculento libro en la enramada, y allí donde respiran los claveles fundaremos un traje que resista la eternidad de un beso victorioso”. No es un mito, porque es cierto. Regresas a la luz, querido Comandante. Ahí van tus cenizas a continuar la historia y la muerte no existe, y no estamos vacíos. Nuestro Apóstol te espera y marchamos contigo.

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La tierna pertenencia de Dainner

20161202172747-dainner1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay     Fotos: De la Autora

Llegó como esas brisas frescas que se cuelan por la puerta en medio de un calor horrible.  De pronto, no pude dilucidar qué hacía en mi casa, a las siete y un tanto de la noche, aquel hombrecito dulce, acompañado de la abuela y su papá. Entre el asombro, sus vivaces ojos claros dicen de algún modo que venía a verme.

Una poesía – dijo con una voz de esas que te pinta un arcoíris en un dos por tres. Maritza, la abuela, explica: “Llegó de la escuela y no se quiere quitar el uniforme, hasta que no recite la poesía  a alguien. La aprendió hoy en el círculo y quiere decírsela a Fidel. No pude convencerlo y lo traje acá, tal vez a ti te entienda”.

Lo miro. Sus pueriles cinco años brillan en el iris.

-          ¿Cómo te llamas?

-          Dainner Ignacio Pérez Pérez, responde de un tirón, sin atropellar las palabras…

 

“Por ser el más fuerte y sabio

 de los hijos de Martí,

Fidel cuando yo sea grande

Quiero parecerme a ti.

“Quiero igualito que tú

Subir un día a la Sierra,

Para ser bueno y valiente

Y defender a mi tierra,

querer como tú a los niños

Y cuidar a los ancianos,

como tú quiero ser padre

de toditos los cubanos”.

Espera. Lo abrazo. Su padre sonríe con orgullo. Es el fruto de los avances que tiene su pequeño en el quinto año de vida, en el Círculo Infantil Zapaticos de Rosa, de esta ciudad de Las Tunas. Es ese sentimiento que desborda desde que nacemos por la historia, por los héroes, por Fidel, el más grande de estos tiempos, el mayor estadista, el líder invicto, el guía de todos.

Miro a Dainner y lo beso fuerte. Será un buen hombre, un buen cubano. Y otra vez entiendo por qué Martí escribió la Edad de Oro y les regaló a Pilar, a Nené Traviesa, a Abdala y a los Zapaticos de Rosa. O se fue al monstruo. O llegó a Caracas.

Y exactamente esto… toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz. Esta ternura de pertenencia que me trajo uno de mis más pequeños vecinos cambió la noche. O mejor, me llevó a la esencia de lo que tantas veces escuché en la Plaza de la Revolución cuando millones de este suelo y otras latitudes gritaban convencidos: YO SOY FIDEL.    

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

No hay adiós en la eternidad del alma

20161201143304-fidel-universidad06.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay

Comandante, estás bien cerca de llegar a tu indómito Santiago. Al Olimpo de los Héroes. Al inmaculado lugar donde la muerte es un grito de la vida. Por suerte, no tenemos que decirte dónde estás Fidel, porque supiste multiplicarte desde todo y para todo, con fisil y sin fusil, amor y fortaleza. Tu gallardía bastó, siempre, para ahogar la voz y humedecer las manos, y luego, con la mirada erguida,  avivar el combate.

No puedes partir al cono de los muertos. Lloramos tu ausencia y no por esperada la noticia, tu muerte nos cayó como un plomo artillero, tal como hiciste en el Moncada y multiplicaste por la Bahía de Cochinos.  Lloramos… no queremos esta sacudida del cuerpo y los sentidos. No queremos mirarte en la distancia. Es muy difícil no encontrarte ahí, con tu sabiduría exacta, previsora, como el más venerado de los ancianos nuestros!

Hemos perdido al padre que levantó imposibles y nos tendió sus manos. Hay un vacío gigante, irrellenable. El silencio no es pausa, es un dolor profundo. ¿Dónde esconder tanto de todo?, si tenemos el grano de maíz y la alborada, el camino intachable y el honor de guiarnos, el amor infinito de toda tus pisadas. ¿Cómo aceptar la muerte, si estás vivo en los ríos que corren, en las tierras que paren, en la gente del monte, en la de todas partes? Tu ternura fraternal, humana y compañera palpita por doquier… es quien soy, lo que es aquel… es la escuela, mi barrio, los centrales… Hay que repetirlo, eres todo, sin egos ni rangos, sin jactancias simétricas ni olvido.

Muchos no entienden, pero son menos, muchísimo menos que los que hoy encienden velas y riegan flores por los cinco continentes. Son nada, absolutamente nada, ante quienes con lágrimas confiesan las torceduras que sienten en el pecho.  Se esfuman ante este pueblo erguido y silencioso que en Las Tunas, como por todos los rincones de la Patria, desfilaron y te acompañan en ese reto interminable al que le diste nombre: Revolución.

Fidel, nuestro enorme y ejemplar Fidel. El hombre que inclinó su estatura para besar a un niño. El soldado de primera fila, el maestro que salvó de la ignorancia a sus hermanos, aquí y por el mundo. El Comandante fiel, cariñoso, sencillo. El ser humano justo, compañero, hacedor de sueños, esperanzas, justicia. El guerrillero de los desposeídos y los marginados. El campesino, el obrero, el doctor, el amigo. El inquieto por las desgracias ajenas y las nuestras, aunque oliera a utopía resolverlas. Fidel…nuestro eterno Quijote de luz clara.

No hay que dar orden alguna, no hace falta. Te quedas, Comandante, en esta fila interminable que espera tus cenizas a lo largo de la carretera. En estos miles de corazones que laten a tu paso. Eres el sol, la semilla, la mostaza. Eres el verbo y la risa. El pasado, el presente y el futuro. Volverás al  Granma y regresarás resplandecido desde lo alto de las palmas y las lomas. Para ti, Fidel, no se puede escribir en pretérito ni obedecer el ritual de la Gramática. Solo cabe el plural, el nosotros, en esta dimensión que nos enseñas.

¿Cómo decirte adiós?...si acá andan por cientos los uniformes verde olivos. Hay millones de libretas y lápices. No sé qué cantidad de hospitales y escuelas, barrios nuevos, montes con electricidad, mujeres dirigentes, niños y jóvenes que no pagan un kilo por la atención médica, ancianos llenos de la fe que le inculcaste…

No partes, mi eterno Comandante, aquí no más hay una escaramuza. Tus huellas

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Primer Monumento Nacional en Las Tunas: Fuerte de La Loma

20161130141335-01-fuerte-la-loma-lastunas.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay     Fotos: Radio Rebelde y WEB


Antonio, un español que visita la provincia con su familia, quedó atrapado con los encantos naturales del norteño municipio de Puerto Padre, donde el Fuerte de La Loma le despertó un interés especial por su conservación y encontrar, a la vez, un pedazo de sus ancestros por estas tierras de Las Tunas.

No es para menos la emoción que lo embarga y cuenta en apurado paso por el malecón de la también conocida Villa de los Molinos, la cual tiene el honor de conservar como reliquia histórica a esta vetusta construcción, primer Monumento Nacional de este territorio. El importante hecho aconteció el 4 de noviembre de 1981, hace hoy 35 años y días.

Montada sobre un pequeño cerro a 34 metros sobre el nivel del mar, la fortaleza militar data de la época de la colonia y la ejecutaron en la segunda mitad del siglo XIX los españoles, con el fin de observar la bahía de Puerto Padre y los cultivos del valle de Parada, un amplio llano hacia la zona sur de la elevación.

Por su tipología, este Monumento es único en Cuba y destaca por construirse con la técnica del mampuesto y elementos propios de la localidad como la piedra caliza, cocó, cal y arena. En su historia, y a pesar de ser considerada una fortaleza inexpugnable, fue tomada varias veces por los patriotas cubanos.

En sus gloriosas y victoriosas hazañas a favor de las luchas por la independencia constan el asalto, en febrero de 1877, de las tropas del Mayor General Vicente García, así como la acción mambisa del 21 de mayo de 1898, la cual permitió declarar a Puerto Padre como el primer puerto libre del país durante la colonia. 

No es de extrañar que Antonio y su familia al recorrer, en pleno siglo XXI, el Fuerte de la Loma queden atrapados por el vigor que encierran las paredes y la majestuosidad del conjunto arquitectónico, el cual le hace merecedor de estar incluido entre las siete maravillas de la ingeniería civil en Las Tunas, donde la Villa Azul de los Molinos será siempre un lugar de histórica belleza y espiritualidad, tanto para su gente como la de otras latitudes. Es imposible ignorarlo en nuestra geografía.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Ms

contador de visitas
Contador de visitas
Diseño de página web en sevilla
Bitacoras.com Bitacoras.com TOP Bitacoras.com

Casa de María y Pelayo, Las Tunas, Cuba.

Las Tunas, Las Tunas, Cuba
Nuestra casa es segura, elegante, tranquila y puede más que descansar. Tiene toda una familia para compartir y decidir, de conjunto, lo que más feliz le hace en su estancia por Las Tunas, en el ori...

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next