Facebook Twitter Google +1     Admin

Catarsis con la luna

20200809050544-imag1374.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay        Foto: De la autora

Las Tunas.- Volviste. Lo noté porque miré hacia arriba. Muchos no sabrán que existes. En los hospitales no corre el tiempo y el pálido ruido de los aparatos es más torturante que un roto reloj de péndulo. Tu luz no se cuela por ningún lado, como en los refugios, oscuros y tristes. El miedo es un monstruo, no importa si tu cara redonda sale llena o de cuarto menguante.

Así de cuajada anda la nostalgia y no siempre anuncias el sol. Volviste, con tu propia dimensión de las sombras y la vida, esa que la muerte escoge sin pedir permiso. ¿Habrá un después, después de esta ronda?  Acribillaron toda mi ingenuidad para apostarlo. Pero volviste. Te pido bendición y junto manos. 

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El puente de Barea con Eusebio Leal

20200806024645-web-2-.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: De la autora

Las Tunas.- Me llamó con ese péndulo de tristeza que le cae desde que supo la noticia de su fallecimiento. Quería mostrarme un pequeño escrito que guardaba hace más de un año, con la firma de Eusebio Leal. Es algo sencillo y grandioso a la vez, y da la dimensión exacta del porqué los cubanos estamos consternados. Para mí, periodista, ahora ese papel tiene doble valor. Es una actitud que lo inmortaliza, mi puente con el amigo y colega. Hemos perdido más que al Historiador de La Habana, dice enfático.

El incansable buscador de ideas me recibe con la breve carta platicada. Rafael Barea Torres es así, intenso en defender y mostrar sus pensamientos. Todo lo lleva dentro – como se habla a sí mismo en voz alta- desde que trabajó fuerte para fundar los primeros núcleos del Partido por la región de Puerto Padre. De ahí, de amar la historia y pensar la vida, le vino eso de proponerle a Eusebio Leal que se reconociera al caballo como el animal nacional en la Constitución, la cual se discutía en esos momentos.  

Profesor de Historia y Ciencias Sociales, este tunero no limita sus sueños. “En mi sugerencia le argumentaba que el caballo fue y es el medio de transporte y de trabajo del hombre en Cuba, y junto al mambí en la Guerra por la Independencia y la libertad derramó su sangre en los campos de batalla. Yo siento que así también lo cuidamos y protegemos del sacrificio ilegal y del maltrato que son víctimas.

“Le explico que ya tenemos al Tocororo como ave nacional y quizás no se le podía dar esta categoría, pero si valorar su vinculación a nuestra historia y darle un tratamiento especial, que lo dejaba a su consideración. Yo solo tenía la idea y me parecía justa.

“Y Eusebio me respondió. Ese es el documento que guardo de él, ahora como un tesoro muy valioso porque reafirma porqué sentimos su muerte como una pérdida irreparable. Ahí me comunica que aprobaba mi idea y la trasladará a la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional. Es grande para uno que un hombre tan ocupado y respetable te conteste tan rápido y te plasme su rúbrica en una petición como esa, que puede parecerle insignificante o tonta a muchos, digo yo.

“Cuando leí en el periódico Granma, unos días antes de su muerte, de que una comisión redacta un Decreto Ley sobre el bienestar animal, respiré tranquilo. Por eso quise hacer público este documento que recibí de este patriota honesto y sacrificado que nos deja ahora. Es mi reconocimiento y respeto a su memoria. Siento que esto marca un puente entre Eusebio y yo. O mejor, que trasciende por encima de mí y es el agradecimiento de los tuneros a su persona, su obra y la cultura cubana”.

Los 81 años de Barea rejuvenecen entre la fuerza de sus palabras. Me cuenta de cuánto sufre y se incomoda cuando observa cómo algunos cocheros maltratan a este noble animal. Recuerda al caballo de Elpidio Valdés, su bravo Palmiche, y puntualiza con un gesto que parece suavizarle las arrugas del rostro:

“Ahí está la prueba de lo que digo.  Palmiche no era una bestia para Elpidio, era otro soldado. Y esa esencia de mi idea la captó perfectamente nuestro inmortal Eusebio Leal,  y se ocupó de canalizarla y responderme. Desde mi modesto lugar, me sumo a este duelo y homenaje nacional por el historiador de La Habana, que para mí era y será siempre el historiador de Cuba”.   

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El verano cambia, pero el alcohol sigue siendo malo

20200728172458-playa-la-bocajpg-1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Foto: Periódico 26

Las Tunas.- Carlos Antonio forma parte de los cientos de tuneros que el #Quedatencasa le cambió el sentido de su vida. Tuvo que arrinconar su carretilla en el patio de la abuela y halarse los pelos para controlar su “sana manía” de beberse un trago en el pacané del reparto, una suerte de santuario donde “desconectaba” después de acabar sus menesteres.

Para él que la provincia pasará a la fase 3 de la recuperación del Covid- 19 es “como cuando suelto a mis palomas”, allá se van “con un aleteo que paʹ qué”. Ahora la playa, su otro hobby, es la proyección cercana de aliviar las tensiones y “el encierro”, pero le inquieta que no pueda disfrutar a plenitud, “por el distanciamiento y el control que hay”, según le han dicho los amigos.

Justo aquí comienzan las tentaciones peligrosas. Sus “modos” no difieren de una mayoría que busca en el verano y sus opciones de playas, bases de campismos y ríos el relajamiento total y, en eso, el consumo de las bebidas alcohólicas es esencial para que reine la alegría y las vacaciones sean “super buenas”.

Sin embargo, quizás como nunca antes disfrutar y volver a la normalidad no es normal. Hecho que debemos asumir al decidir ir de paseo, no importa dónde, porque, aun con cero casos positivos del virus en el territorio, la prevención y responsabilidad individual son los únicos términos que garantizarán de verdad unas “super buenas vacaciones”. Más si le agregas los peligros propios de las altas temperaturas, los brotes diarreicos y el asedio de los mosquitos.

La ingestión incontrolada de alcohol no es prudente ni saludable jamás. Datos aportados por el buscador Google en Español dicen que en Cuba se consume sobre todo ron (59 %) y cerveza (39 %), mientras el vino representa el dos por ciento. Otros estudios de diferentes fuentes del Ministerio de Salud Pública hacen notar que el 45,2 % de la población del país ingiere bebidas de este tipo y, en los últimos 15 años, ese índice crece notablemente. De ahí que su seguimiento a las personas adictas sea notable desde la atención primaria.

Empero, no es cuestión de cifras. Se trata de que el verano 2020 exige, ante la prevalencia de una pandemia invisible y mortal, de un autocontrol máximo de los bañistas y para nadie es secreto los desórdenes emocionales que provoca el alcohol, no solo en lo individual, sino que involucra casi siempre a la familia, a terceras personas o al entorno social. Para Carlos Antonio este hecho no tiene trascendencia, pues confiesa que está lejos de ser un bebedor crónico y solo “se pone contento y le da por bailar”.

Puede que así sea para bien y su historia es el lado bonito “de la luna” (mejor de la “nota”). Lamentablemente no pasa con todos. Riñas, accidentes, indisciplinas sociales, maltratos y conductas desagradables se mueven y suceden en esas borracheras de la playa. Experiencias sobran. Hay que mantener distanciamiento social y llevar el nasobuco a todas partes. Es lo preventivo, inteligente y coherente.

¿Será tan comprensible dichas medidas para quienes estén bajo los efectos de esas drogas? No lo creo, pero a esta altura de las evidencias le propongo escuchar el llamado de alerta: no pierda el tino ni se deje arrastrar por los impulsos y las ansías de “libertad” después del #quedatencasa. Disfrute del mar, de sus merecidas

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Fabuloso encuentro en “Piedra Chica”

20200728163317-imag1290.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay        Fotos: De la autora

Las Tunas.-  Mucha fantasía convierte en “racionales y humanos” a los protagonistas de las doce historias que conforman el libro “cuentos de Piedra Chica”, un entretenido y bien editado regalo de la Editorial Sanlope, el cual atrapa entre sus bien hilvanadas narraciones y su lectura agradable e instructiva.

Aunque su autora Irma Rosa Govín Fernández desde la dedicatoria plasma su intención de que es un cuaderno para niños, cualquier adulto se adentra en “el país de Piedra Chica” y siente el cosquilleo de la mágica cordura de los personajes, sus vivencias y el mensaje que entrelíneas quiso dejar la escritora, siempre con un manejo inteligente del diálogo y esa gracia natural de duendes y paisajes tocados con la varita de la imaginación.

Las bien logradas ilustraciones de Junior Fernández Guerra, la edición de Ailen Rosales Reyes y la corrección de Mirtha Beatón Borges, lo convierten sin dudas en un libro de muy buena factura, apuntalada con la encuadernación de Jorge Polanco Martínez y la impresión de Andrés Sao Téllez.

A la venta en la librería Fulgencio Oroz está este reciente título de la “Sanlope”, certera en acercar a los tuneros la atractiva creación literaria de Irma Govín, quien es también poetisa, narradora, dramaturga y promotora cultural, además de ganar lugares en varias antologías, ser miembro del Grupo Iberoamericano Espinel – Cucalambé y recibir varios premios por su ingeniosa labor.

Este verano donde nunca viene mal guardar la cordura en casa y disfrutarlo con sumo cuidado preventivo por la presencia del invisible y  contagioso Covid-19, una lectura amena, educativa y sugerente como “cuentos de Piedra Chica” puede ser ese momento de instructivo placer que necesitamos con los hijos y con nosotros mismos. Lo invito a ese fabuloso encuentro. Seguro lo agradecerá.

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next