Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Historia de Las Tunas.

La luz regresa a la luz…. ¡Fidel!

20161202190516-lastunas-580x387.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay          Fotos: De la Autora

No hay metáforas. Todo es volver. Va a luz, suspendido en las manos de los ángeles, como las palomas. Trina ahora en cualquier parte. Las carreteras están llenas. Los más viejos cuentan que es como aquella vez. Lo describen. Quieren tocarlo. No va solo, jamás anduvo solo. La vida es un mago. Son miles los que estaban en la alborada de enero y están ahora, pero ahora son más. Miles más.

El mismo camino e idénticas pasiones. ¿Quién no sabe que las tristezas hondas son como las alegrías verdaderas, las auténticas? Humedecen los ojos, sacuden las entrañas. Te transportan. Te enmudecen. La emoción galopa. Ondea como las banderas. Acerca el infinito. Puede – es- lo real maravilloso que dibujó Carpentier. O aquel soneto de Neruda escrito para siempre… “No te toque la noche ni el aire ni la aurora, sólo la tierra, la virtud de los racimos, las manzanas que crecen oyendo el agua pura, el barro y las resinas de tu país fragante.”

Regresas a la luz, Comandante, como pocos tienen el privilegio de vivirlo. No es un mito, porque es cierto. Aquí hay pueblo de todas las edades. ¡No se habla de muerte donde hay tanta vida! Hay que repetirlo, Comandante.  Cada rincón de este archipiélago ha sentido tu victoria renovada. Es un viernes de fuerza, de promesas, de un Granma. Es un dos de diciembre, el oasis del fuego, la libertad y el alba.

Busco en el diccionario alguna palabra exacta. No existe, quizás esté gestando ahora su decir de mañana. Para nadie te marchas, simplemente regresas, con el fusil en alto y el grito del Moncada. Es tu pueblo rebelde, Las Tunas nunca esclava. Es el amor de un grito… Fidel, Fidel. Es la voz y el silencio, el juramento claro. Es volver con tu luz en esta caravana, sobre las mismas huellas, seguras, alumbradas.

Es como dijo el poeta en una de mil batallas… “ya no habrá sino todo el aire libre, las manzanas llevadas por el viento, el suculento libro en la enramada, y allí donde respiran los claveles fundaremos un traje que resista la eternidad de un beso victorioso”. No es un mito, porque es cierto. Regresas a la luz, querido Comandante. Ahí van tus cenizas a continuar la historia y la muerte no existe, y no estamos vacíos. Nuestro Apóstol te espera y marchamos contigo.

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Primer Monumento Nacional en Las Tunas: Fuerte de La Loma

20161130141335-01-fuerte-la-loma-lastunas.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay     Fotos: Radio Rebelde y WEB


Antonio, un español que visita la provincia con su familia, quedó atrapado con los encantos naturales del norteño municipio de Puerto Padre, donde el Fuerte de La Loma le despertó un interés especial por su conservación y encontrar, a la vez, un pedazo de sus ancestros por estas tierras de Las Tunas.

No es para menos la emoción que lo embarga y cuenta en apurado paso por el malecón de la también conocida Villa de los Molinos, la cual tiene el honor de conservar como reliquia histórica a esta vetusta construcción, primer Monumento Nacional de este territorio. El importante hecho aconteció el 4 de noviembre de 1981, hace hoy 35 años y días.

Montada sobre un pequeño cerro a 34 metros sobre el nivel del mar, la fortaleza militar data de la época de la colonia y la ejecutaron en la segunda mitad del siglo XIX los españoles, con el fin de observar la bahía de Puerto Padre y los cultivos del valle de Parada, un amplio llano hacia la zona sur de la elevación.

Por su tipología, este Monumento es único en Cuba y destaca por construirse con la técnica del mampuesto y elementos propios de la localidad como la piedra caliza, cocó, cal y arena. En su historia, y a pesar de ser considerada una fortaleza inexpugnable, fue tomada varias veces por los patriotas cubanos.

En sus gloriosas y victoriosas hazañas a favor de las luchas por la independencia constan el asalto, en febrero de 1877, de las tropas del Mayor General Vicente García, así como la acción mambisa del 21 de mayo de 1898, la cual permitió declarar a Puerto Padre como el primer puerto libre del país durante la colonia. 

No es de extrañar que Antonio y su familia al recorrer, en pleno siglo XXI, el Fuerte de la Loma queden atrapados por el vigor que encierran las paredes y la majestuosidad del conjunto arquitectónico, el cual le hace merecedor de estar incluido entre las siete maravillas de la ingeniería civil en Las Tunas, donde la Villa Azul de los Molinos será siempre un lugar de histórica belleza y espiritualidad, tanto para su gente como la de otras latitudes. Es imposible ignorarlo en nuestra geografía.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Muy poco para nuevas esculturas en Las Tunas

20161031160318-indioencornito.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: Yelaine

Tras la buena noticia de la restauración de la emblemática Fuente de Las Antillas, un patrimonio cultural y escultórico que llena de orgullo a generaciones de tuneros, esta Capital de la Escultura en Cuba abrirá su agenda de noviembre con otra nueva: A partir del 15 será sede de la XI Bienal Rita Longa.

Para suerte de sus habitantes y foráneos, el Balcón del Oriente marca huellas en el arte monumentario y bien gana su nombre en el país, gracias a las más de 135 piezas escultóricas que vitalizan los diferentes espacios de las ciudades y barrios populosos, además de  ser patrocinio en la Isla de la mayor colección de estas obras en pequeño y mediano formato.

Con estos honores abre las puertas  la XI Bienal de Escultura Rita Longa, protagonista principal de este importante movimiento y considerada la figura cimera de esa manifestación en el siglo XX. Su deceso en el año 2000 llenó de consternación a los tuneros, quienes desde 1977 disfrutan de una de sus tantas obras de transcendencia popular como la Fuente de Las Antillas, ubicada al oeste de la ciudad, en la carretera central, y en la cual también está el talento del arquitecto Joaquín Venegas.

La realización de obras de pequeño formato por artistas locales – todavía no hay confirmación de invitados foráneos – dejará una vez más el regocijo de la creación por Las Tunas, pero tal vez la mayor motivación pública sea la culminación de los trabajos de restauración de “La Fuente”, añoranza reclamada aquí  y que trae en el imaginario citadino el juego de luces y agua que brota por las distintas piezas del complejo escultórico.

Una información difundida por Tiempo21 señala que durante un mes, el evento llevará de la mano la creación tridimensional e “incluirá momentos teóricos, con conferencias e intercambios entre artistas e intelectuales”.  

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,


La novedad no es el fuerte del JC… hay más en el “Aguilera”

20160929205717-jovenclub4.jpg

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: JC

Decir Reparto Aguilera desde su tocayo Buenavista e, incluso, desde el corazón de esta ciudad puede ser, por el sol y el transporte público local, tirarte un cubo de agua fría. Sin embargo, gracias al programa de informatización desarrollado en Cuba, los años transcurridos y la voluntad de los tuneros de no quedarse atrás, las siglas JC no pierden el encanto del primer día y son una suerte de pastilla mágica en los barrios periféricos y para la gente, no importa la edad ni el kilometraje a recorrer.

Conocido como Tunas II, el Joven Club de Computación ubicado en la calle 11, esquina 13, de esa zona – cercana a la salida vial que lleva al transeúnte camino a Camagüey, en la parte oeste del Balcón de Oriente- su historia tiene huellas en centenares de vecinos, visitantes y tuneros de cualquier parte porque allí, como en los demás, las puertas siempre están abiertas.

El carismático y servicial José Luis Guerra Pérez, licenciado en Educación en la especialidad de Informática, quien además de Instructor imparte docencia y es el encargado de la Sala Nauta, sonríe, un detalle peculiar en este joven que se las ingenia para atender más de diez personas a la vez y lograr que todas estén satisfechas y cumplan el objetivo por el cual fueron a la instalación.

Prestamos varios servicios – dice- a las personas naturales y jurídicas y jamás nos faltan usuarios, sobre todo los niños de diferentes enseñanzas. Por ejemplo los cursos son gratis para las personas naturales. A las empresas se les cobra la hora a 15 pesos moneda nacional (CUP).  Sentimos que la idea de crear los Joven Club de Computación en los barrios se agradece y es una herramienta no solo para trasmitir conocimientos tecnológicos, sino para elevar la cultura general de las comunidades.

El tiempo de máquina y la atención a chicos y chicas talentos, e ir a las escuelas a captar alumnos para los círculos de interés, ennoblece el empeño y potencia la utilidad de este trabajo, donde los discapacitados y las personas de la tercera edad hacen virtuosa la vida y olvidan esos tabúes de que son menos que los demás.

Es una misión hermosa – indica José Luis – y el principal protagonista es la comunidad. Ya nadie en el barrio puede decir que no tiene un lugar donde conocer qué es una computadora, cómo se navega y decidir su propio tiempo de máquina.

Para las empresas, o sea las personas jurídicas, hay ofertas vitales, de las que no se excluyen las personas naturales, pero en el mundo empresarial estos servicios resultan hoy imprescindibles, como la Asesoría e implementación de redes, el desarrollo de aplicaciones informáticas, asistencia informática y hasta el alquiler de computadoras, entre otros.

La programación de diferentes softwares para cualquier empresa de la provincia y el país clasifica entre las ofertas notables, más cuando el municipio Las Tunas cuenta con un Grupo de Desarrollo competente y eficaz con estos empeños.

Al decir de José Luis son interminables los éxitos y los resultados de esta iniciativa cubana de poner en manos de su población las nuevas tecnologías. El Gereoclub del “Aguilera”, como la de sus homólogos por  la geografía tunera, llena de brillo la mente de los ancianos y pone en sus manos una flor de nuevos sueños. Nada más por eso, por tanta vida en cosecha y bienestar público, los Joven Club ganan la medalla del amor del pue

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Sombrillas, verano y otras “tuneradas” más

20160820151354-veranotunero.jpg

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: De la Autora y Fotógrafos de 26

A pesar de que el sol viste con aguijones de fuego por este oriental Balcón, los tuneros buscan las mil maneras de disfrutar sus vacaciones, sobre todo ahora que agosto corre sobre el almanaque y apunta dejarle el camino a un septiembre que, como es tradicional, estrena con la fiesta escolar que distingue a este archipiélago: el nuevo curso 2016-2017.

La pasión por el mar y las piscinas marca preferencias y los trajes de baños, sin romper la tradición de ser “escasitos” de tela, se acompañan de enguatadas o camisas, pues con el tiempo las advertencias sanitarias de evitar las altas radiaciones del “rey amarillo” hacen conciencia.

Empero, las sombrillas, paraguas, sombreros, gorras, pamelas, pañoletas y hasta cartones y carteras andan de galas sobre las cabezas. Ya aquello de que las sombrillas y demás era sinónimo de vanidad femenina pasó de estar entre los tabúes sociales. Ahora el término “unisex” es tan común como los pregones de pan, bombones y maní.

Mi cámara y la de mis colegas captan esta impronta del verano tunero, donde los parques, los museos, las wifi, el campismo; una sombra, la televisión, las heladerías y cualquier manera de romper la rutina y evadir los azotes del clima son “tuneradas” que hacen de este Balcón un lugar donde la vida cotidiana no pierde la esperanza ni borra la sonrisa a sus habitantes y foráneos.

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Disminuyeron los tuneros en los últimos 25 años

20160508055201-stories.galerias.agua.5gk-is-678.jpg

Por Graciela Guerrero Garay      Fotos: De la Autora

A pesar de que María Emilia Reyes cuando tiene que ir a comprar sus medicamentos en la farmacia le parece “que toda la gente del mundo vive en Las Tunas”, la población residente en este Balcón de Oriente disminuyó considerablemente en los últimos 25 años.

Realmente su percepción no es una locura de verano, pues ante las horas de espera que imponen las “colas” en la mayoría de los servicios públicos, cualquiera desencadena su imaginario personal y llega a las mismas conclusiones. Sin embargo, el descenso del número de habitantes en este territorio es una de las tendencias demográficas que marcarán la región hasta el 2025.

Quizás la aseveración de María Emilia encaje en que cada vez más se concentran en las ciudades una mayor cantidad de personas, hecho que igual constituye otra de las directrices para las próximas décadas, según un estudio realizado por la Oficina provincial de Estadísticas e Información.

Aunque la grey y la juventud matizan con modas, alegrías, travesuras, uniformes escolares y atuendos diversos el colorido de una región multinacional – porque tiene naturales de todas las provincias del país-, el 16 por ciento de sus residentes tiene más de 60 años y esta cifra marca una curva hacia arriba en los años por venir.

Puede que justo este detalle de las canas y el “alma” haga más impaciente a María Emilia y a los tantos que, día a día, esperan en cualquier lugar para resolver sus asuntos domésticos, tomar un ómnibus, cenar fuera de casa o realizar algún trámite de apuros.

O quizás sea que los espacios necesitan multiplicarse y readaptarse a los tiempos que corren pues, a pesar de las estadísticas, percepciones y puntos de vistas para medir las rutinas cotidianas, Las Tunas es una de las pocas de Cuba con cinco ciudades: ¡somos más de 535 mil habitantes!  

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Espacios tuneros marcan el siglo XXI

20160305220459-parque-tematico-3.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: Miguel Díaz  Nápoles

Exactamente no es porque “sean nuevos lugares a donde ir” lo que hace la diferencia del cambio de imagen que regala en los albores del siglo XXI la ciudad capital del Balcón del Oriente Cubano, Las Tunas. Nativos y foráneos iluminan sus rostros cuando la transitan y reconocen que buenas brisas frescas los despeinan y acarician por aquí.

Un conjunto de instalaciones se encargan – no justamente en el casco histórico- de resaltar la sabia intensión estético- cultural de los proyectos constructivos y el equilibrio entre biodiversidad, elegancia, entorno y valores socioeducativos tenidos en cuenta, para que además de la belleza y la aceptación popular reine el ecoambientalismo y el conocimiento.

El Parque Temático, por ejemplo, que en sus primeros momentos de ejecución tenía curiosos a muchos por los detalles anunciados y pocos tuneros entendían “cómo iba a ser eso”, es hoy una realidad ganadora de los aplausos de la mayoría y atrae hacia sus 42 hectáreas a turistas y  nacionales, dada la armonía y propuestas que tiene aún sin haberse concluido en su totalidad.

La inauguración reciente de la parte inicial de la obra con un restaurante especializado, espejos de agua, áreas para picnic y varias ofertas gastronómicas en un ambiente natural y saludable, marca los anales del desarrollo evolutivo de una región y una ciudad que aproximadamente hasta la década de los 70 en el pasado siglo era bautizada como aldea por sus nativos y recién comenzaba su despegue económico-social.

Amado Luis Palma, especialista principal de Gestión Ambiental de la Delegación provincial de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), declaró a la prensa el día de la apertura que el Parque Temático “transforma el entorno de este espacio, tanto desde el punto de vista ambiental como social”, y justo es así: estas poco más de tres hectáreas que abarca lo construido hasta ahora eran tierras subutilizadas, en un enclave donde la naturaleza regala oportunidades tan excelentemente aprovechadas como estas.

En esta “galería” de sitios donde conocimiento y esparcimiento son una pareja ideal para tiempos en los cuales el estrés multiplica la cifra de enfermos, Las Tunas tiene el privilegio de agregar la Casa Insólita, el Lago Azul, el Bosque de la Paz y el Jardín Botánico – por citar algunos- que resaltan la valía de ideas y el empeño de los tuneros y sus organizaciones por alcanzar cada vez más un ocio saludable y crear una sólida cultura en ese sentido, sobre todo en los niños y la juventud.

Mientras, ahora mismo, cuando la luna o sol retozan con el espejo de agua del Parque Temático, los tuneros y foráneos esperan agradecidos por la terminación definitiva de esta bonita obra y poder andar por senderos ecológicos que le besen el alma y el intelecto, como el laberinto natural de plantas, el cual será el más grande del planeta con 20 mil posturas.

Asómese por aquí, a la Ciudad capital iberoamericana de la Décima, y votará seguramente conmigo cuando sugiero que estos espacios tuneros marcan el siglo XXI en Las Tunas y, porqué no, las propuestas constructivas de bien público del mundo actual.

 

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Tradiciones: Nadie lo creía, pero los jóvenes van por más

20160128224941-tradicion-jovenes.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay     Fotos: De la Autora

Descubrí hace bien poco que esa tradición trae escondida las canas de los abuelos, sobre todo en nuestros campos donde la palma es demasiado alta si apenas subes del suelo unos pocos centímetros, y no sabes cómo se llama el instrumento que toca el tío Pablo por las noches recostado al horcón del portal, mientras los cocuyos hieren la oscuridad del monte.

Todo ocurrió el 31 de diciembre cuando al pasar por la Calle 42, enclavada en el Consejo Popular 5 del Reparto Santos, en esta ciudad, dos jóvenes trataban de sostener la cabeza de un muñeco de trapo, el cual en la distancia parecía un hombre al que prestaban auxilio. Al acercarme, recordé que un colega se había sorprendido con la vivencia de ver por primera vez, en el 2014, cómo quemaban un monigote gigante cuando llegaba el año nuevo.

“Bueno, nosotros nunca lo habíamos hecho solos”, dijeron casi a la vez Alejandro y Oscarito, dos jóvenes estudiantes de la Enseñanza Media Superior, amigos y vecinos desde que nacieron. De los padres de Alex – como le nombran cariñosamente en el barrio- aprendió el arte de cortarlo, cocerlo a mano y luego rellenarlo con pedazos de tiras, algodón o recortería de cartón.

“Hemos pasado mucho trabajo para recoger el material para llenarlo y tratar de que se parezca a un hombre de verdad”, explica Oscarito en tanto intenta sujetarle entre las manos una botella de cerveza, según ellos para hacer notar la alegría de la llegada del 2016. Lo incineran justo para que “todo lo malo se haga cenizas y venga la suerte buena. Así dice mi abuelo, que lo quema allá en Jibarito todos los años”.

Hace unas horas acabo de encontrarlos nuevamente y traen consigo un saco con recortes de cartón. “Mire este año sí vamos a hacer un gigante. Ya empezamos a recolectar el relleno”. Doly Meriño, una de las ancianas de la comunidad, me cuenta entonces que desde pequeñita, por las lomas de la Sierra Maestra donde tiene sus raíces, la bisabuela gustaba de tirar agua por los alrededores de la casa a las 12 de la noche cada 31 de diciembre, mientras los tíos- abuelos se iban a un cocal cercano y quemaban el muñeco para romper cualquier maleficio que viniera a esconderse en el monte y perturbar a la familia.

“Era un muñeco negro, siempre oí decir que tenía que ser negro, como un africano y hasta con sus “partes”. Cuando vine a estas tierras y me casé por acá traje esa tradición. Estos muchachos son buenos y estudiosos y un día se sumaron y ya ve usted, por aquí ya somos dos familias que preservamos esta costumbre y me han dicho que en otros lugares de Las Tunas también los queman”.

La curiosidad me hizo indagar la práctica entre los tuneros y resulta que, en efecto, no son muchos ni tan pocos los que desde el mes de enero empiezan a buscar los materiales y la ropa vieja para armar sus muñecones de fin de año. El metodólogo y Licenciado en Educación Pedro Viera alega, por ejemplo, que vio esta tradición en Venezuela, la encontró curiosa y motivó a sus cederistas a realizarla en diciembre último. Confiesa que la disfrutaron mucho.

Oscarito y Alex no quieren dejar de anotarse el punto de ser los protagonistas en su barrio, pero afirman que sus compañeros del colegio dijeron que se iban a sumar a la tradición y han establecido una suerte de fraterna y sana competencia. Por eso lo queremos hacer bien grande – indica Alex- porque no vamos a perder la apuest

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Técnicas Gastronómicas: El sabor cubano en la calle

20151228083201-tecnicasgastropnomicas8.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Fotos: De la Autora

Cuando la tarde insinúa su encuentro con la noche y el crepúsculo es un pálido reflejo de un agitado día de semana, no exactamente ni sábado o domingo, las arterias principales que rodean el centro de la ciudad de Puertas Abiertas traen un olor que atrapa y lleva al éxtasis, como esos perfumes caros que arrancan un suspiro de recuerdos, placeres o esperanzas.

Bonito quizás sea la palabra que ilustre esa primera impresión que causan los eventos cotidianos en el más sencillo de los mortales. Tal vez, para otros, sea un suceso que solo pretende “ganar imagen, hacer ventas y entretener un poco”. De puntos de vistas y colores anda llena el alma de los seres vivos. De cualquier manera la capital del Balcón del Oriente de Cuba no es la de ayer ni será la de mañana.

El sabor cubanísimo de la comida de todos los cubanos está en la calle, gracias a esos llamados Encuentros de Técnicas Gastronómicas que promueven la gracia culinaria más allá de las paredes y los hornos, las sartenes eléctricas o las friolentas neveras. No es menos cierto que el paladar se te hace agua y te turbas ante la decisión de sentarte aquí o allá, tomarte un mojito o una piña colada entre las sombras de la tarde que se va, o seguir tu camino con la cosquilla en el estómago y el “sí o no” en la cabeza.

Mientras, los trabajadores de los principales restaurantes de Las Tunas se esmeran para ganar la preferencia y llevarse el premio de la convocatoria, una iniciativa que ganó espacio con las llamadas Noches Tuneras, el Bulevar de los sábados o la idea de reanimar estos servicios, muy deprimidos en los crudos años del comienzo del Período Especial cuando abastecimientos y economía se fueron al piso en la década de los 90 del pasado siglo.

Aunque la calidad todavía no está para chuparse los dedos, - como invita y te revuelve ver ante tus ojos, una cuadra tras otra, el cerdo asado en púa, a lo criollo, como nos gusta -, la Gastronomía ya no anda de rodillas y calza tacones finos en la mayoría de sus centros, incluidos los especializados, a pesar de que la demora en servir “a la carta” o que los platos más solicitados lleguen hasta el último de los comensales son manchas en ese despertar de los últimos años y el desafío en presente y futuro.

Aún con todo, estos Encuentros ponen en la calle el exquisito sabor de la cocina tunera y el arte que es, un mérito y una motivación que no pueden negarse  al margen de los precios que sacuden el bolsillo o la espera que desespera al más ecuánime de los clientes. Dicho de otro modo, valen por aquello de poner bajo el sol y las estrellas ofertas siempre vitales y demostrar que cuando se quiere, se puede. Entonces, los problemas que generan quejas no son tan objetivos.

Las fiestas de Fin de Año realzan los esmeros para que las familias tuneras y quienes visitan la tierra del primer poeta bucólico de Cuba, El Cucalambé,  puedan cenar sin lamentos si deciden despedir el 2015 fuera del ámbito doméstico. Insumos, locales remozados, empleomanía calificada y opciones existen para que la Gastronomía haga galas y borre los lunares de sus pasillos interiores. Los espacios a cielo abierto y la elaboración “in situ” son testigos.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

¡Volvió mi Caballero de París!

20151203164204-bruzon-comandante.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: Norge Santiesteban/WEB

¿¡Volvió!? ¿Mi caballero de París, volvió? Salí a buscarlo, pero no estaba allí. A punto de hacer una mueca, sentarme en un banco como una Penélope o girar 180 grados y tomar cualquier rumbo para olvidar el desencanto de aprisionarlo en la memoria de mi cámara digital, la musa saltarina me confesó bajito: está vivo mujer, cuenta su historia…ya lo verás un día.

Y lo vi, como lo han visto miles de tuneros, con su traje verde olivo y su boina roja, conversando con ese ejército de duendes a quienes ordena ciertamente no se que cosa, pero le obedecen, porque sigue su camino, les saluda y después, como si regresara a chequear el servicio, les vuelve a saludar y sigue de largo, tal vez a otra cueva donde los esconde hasta el día siguiente o les pide que descansen tras el largo combate.

El Comandante, aunque muchos –quizás por cariño- le dicen el “Comandantico”, es todo un personaje de este capitalino Balcón Oriental y una leyenda para siempre, pues nadie podrá sacarlo jamás de las memorias del pueblo ni negar que existió, se quiso- se quiere- y formó parte de la historia de la ciudad en los siglos XX y XXI. Un hombre que no envejece, no cambia su ritual, respeta y es respetado sin miedo, a pesar de que alguna u otra vez alguien sonría con maldad muy cerca o lo imite en tono burlesco e indecente.

No tengo idea exacta del tiempo que no anduvo por los alrededores del parque Vicente García, con su silbato cual lanza quijotesca. Quizás esperaba que su guarda espalda – puede que un Sancho Panza moderno- le informara del estado de la tropa o la posición del enemigo. Algunos vecinos del Reparto Sosa, en esta ciudad, dijeron que estaba en el barrio, recogido por las calles de su casa como a la expectativa de saber el día en que la ciudad acabara de modernizar sus trazos.

Quizás por eso Alberto Álvarez Jaramillo volvió a recorrer sus sagrados caminos, de solemne uniforme, con sus gestos acoplados al temple de caballero, de un Comandante firme. Cuentan que un medicamento en su juventud le afectó el cerebro y regresó así, envuelto en su traje verde olivo, lleno de voces sobre un imaginario escenario de combate o una pradera ancha, infinita, donde el hombre hace su historia y la comparte.

No pude tirarle mis fotos a color ni escuchar sus últimas aventuras cotidianas. No estaba allí para pedirle la entrevista ni espiarle el programa de este martes, pero mi Caballero de París volvió y la musa saltarina me lo dijo: está vivo mujer, está vivo. ¿Acaso existe algo más bello que eso?

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Fondo de Bienes Culturales: Gusto, artesanía y arte

20151202232020-fondobienesculturales2.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Fotos: De la Autora y WEB

Recuerdo que allí solía comprarme unos conjuntos preciosos, casi siempre con el sello de Telarte. Me gustaba todo lo que había, piezas únicas para todos los gustos, y con el salario de entonces, no era difícil para quienes salíamos de la universidad sin responsabilidades todavía de criar hijos ni sostener un hogar, dice María Antonia, una experimentada ingeniera industrial.

Sus fotos de entonces no eran tampoco únicas. Viejas amigas – entre las cuales me encuentro- vestíamos zayas de arabescos originales y llamativos comprados en el Fondo de Bienes Culturales, un sitio donde gusto, arte y artesanía van de la mano hace una veintena de años en Las Tunas y, como ayer, atrapan a locales y foráneos por la calidad y variedad de sus ofertas. El precio es otro tema.

El Balcón del Oriente de Cuba se distingue por ser cuna de valiosos artistas, incluidos poetas, escritores, decimistas y narradores orales. La artesanía popular, en muchos casos sin estudios académicos, realza tal mérito y la creatividad es un sello real de identidad, conceptos estéticos y propuestas originales muy bien valoradas por el público, quien tiene la posibilidad de adquirir ropa, calzado, bisutería, adornos, carteras, sombreros y útiles para el hogar, entre otros, en moneda nacional y convertible, incluso más subjetivos y duraderos que los de producción industrial.

Ubicado en el corazón de la ciudad, justo frente al único parque solar dedicado en Cuba a José Martí, la Plaza Martiana, es una tentación para quienes buscan la exclusividad de una pieza u obra, sienten predilección por esa gracia especial de la artesanía y lo nacional y desean, como complemento, lucir algún atuendo muy propio. Por demás, para hacer turismo de ciudad, conocer las riquezas de la Isla y apreciar el talento de los tuneros igual vale una misa.

Unos 300 creadores, entre los cuales forman nóminas también los villaclareños, holguineros, camagüeyanos y habaneros,  se encargan de convertir a esta Filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales en un punto de referencia en el país. El espacio que mantienen cada año en la Feria Arte en La Rampa, de la capital cubana, lo confirma.

Mi amiga María Antonia y yo volvemos a mirar las fotos de los viejos tiempos. Ahora no podemos darnos aquellos “gustazos” de entonces porque primero están los hijos y los nietos, pero de que nos deleitamos con tanta belleza junta, seguro. Y  no dejamos de reconocer tampoco que el buen arte es caro aquí y en cualquier punto de la tierra. El tunero lo vale. No renuncie a la visita. Al alma también le hace falta pan.  

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los Aztecas del Balcón: Un proyecto a corazón abierto

20151114234150-aztecas-padres-integrantes.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay  Fotos: De la Autora

Cautivan. Al más indiferente lo atrapa la gracia de la belleza infantil y los timbres de las voces, a veces de una calidad casi perfecta. Cualquier entendido apostaría que egresaron de una prestigiosa escuela de arte. Perderían la apuesta, pues solo tienen la magia del “don” natural que Dios da a los hombres.

Los Aztecas del Balcón, el sueño de lo imposible, es uno de los slogans promocionales con el cual se anuncia esta Compañía Infantil dirigida por el destacado locutor de la radio en Las Tunas Adalberto Garcet Viamonte, un enamorado eterno de la música mexicana, los niños y cultivador hace tres años de este hermoso proyecto.

Con buenas o malas rachas en el sentido de tener más - menos lugar en los programas culturales del territorio y zonas vecinas, la bondadosa y apasionada alma de Adalberto junto a la perseverancia de los padres del grupo y personas como Fidel Barea, Koky, Carlos Montero, Nelson Vega, Martha Pons, amigos y fans permiten a los Aztecas a sortear las piedras del camino y continuar al margen de la poca atención que se le brinda institucionalmente.

La colaboración y la solidaridad, los promotores culturales en varias áreas de la ciudad, y el interés de organismos e instituciones atrapados por la calidad y el público que arrastran en sus presentaciones los mantienen vivos, pues en asuntos de tecnología –para montar los balgraum- audio, transportación, inclusión en eventos de relevancia y el apoyo financiero y moral que requiere cualquier proyecto de este tipo no existen todavía.

Paradoja que sucede con ellos y otros similares, mientras el mejor juez – el pueblo- llena los espacios donde actúan como las populosas tarimas del Tanque de Buena Vista, el Bulevar, las cooperativas, Proyectos Comunitarios y el Carnaval Infantil (a este último fueron por invitación del Restaurante 2007 pues los excluyeron de la programación oficial). A cambio, tienen varias giras por territorios vecinos y municipios tuneros que los buscan por la preferencia ganada en el escenario. Todo de manera voluntaria y gracias al apoyo que reciben de los interesados.

OTROS SUEÑOS TANGIBLES

Un concurso convocado por el programa radial Ecos de México, con una audiencia multiplicada por años, fue el origen de crear la Compañía. Adalberto, quien es su locutor en los últimos tiempos, le surge la idea al notar que los niños son asiduos radioescuchas del espacio e, incluso, escriben hasta sus propias letras. Fue un éxito y las palmas las llevaron los mejores talentos.

Sin embargo, la Compañía crece porque cada vez que cantan aparecen nuevos chicos interesados, los someten a votación pública y la comisión de evaluación decide, a pesar de que todavía la Dirección de Cultura en Las Tunas no asume como debe ser y el grupo se mantiene con el esfuerzo voluntario y el amor de quienes, a corazón abierto, abren puertas a estas raíces tan nuestras como las cubanas.

Entre estas personas también destacan el cantante Carlos Benítez, ex director del Grupo Mariachi Tunas, un artista de alma grande y gemela a la de Adalberto y quien es el productor musical del primer disco de Los Aztecas del Balcón, actualmente en producción en España a cargo del español Pedro Ocaña.

Mientras, sin ánimos de lucro, otros tuneros trabajan en hacerles el primer video click y los ensayos tienen locaciones tan diversas como manos de admiradores ganan, dispuestas a dar aliento y abrir caminos a una Compañía que ya ganó la popularidad y la admiración del p&uac

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Las huellas del Carnaval

20151105231003-carnaval2015-131.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: De la Autora

Este fin de semana llovió alegría en Las Tunas y, quizás por primera vez en muchos años, San Pedro no bautizó con agua fresca los festejos más esperados y populares de esta ciudad Balcón del Oriente de Cuba, donde el carnaval es un suceso de multitudes y cada año se diversifican ofertas, iniciativas curiosas y acrecientan las raíces culturales del tunero.

Al amanecer de este lunes uno de los comentarios más escuchados en los lugares de concurrencia pública fue “no llovió ni un solo día”, aunque a decir verdad el miércoles una pertinaz llovizna parecía opacar la noche de pre-carnaval, tradicionalmente concebida en la avenida Camilo Cienfuegos, en el Reparto Santos (Buena Vista, para la mayoría), con un paseo cabalgata que anuncia la llegada de la fiesta. Por suerte, fue solo una broma del dueño de las nubes.

Sin embargo, las sombrillas hicieron galas de su utilidad y adornaron la noche junto a fuegos artificiales, los hombres-carrozas, congas, comparsas y las carrozas mismas, un espectáculo que aprieta en los laterales de la vía a chicos y grandes, sin distinción de edad y gustos, amén que después cada quien opine según preferencias, resalte o subestime algún detalle y ponga su mirada crítica en un hecho que genera continuados esfuerzos de muchas personas y organismos.

El carnaval no necesita siempre de “sondeos periodísticos”, pues los criterios afloran de manera espontánea entre vecinos, colegas, convivientes y hasta desconocidos dispuestos a contar cómo se sintieron o qué notaron mejor o peor que años anteriores. Esta vez la cerveza de termo –no embotellada- se llevó el gato al agua entre las quejas de la población. “Aguada y caliente” fue el término más acusador.

Los precios estuvieron muy similares a las festividades precedentes y, tal parece, “nos vamos adaptando”, como dijo una tunera llamada Isabel mientras caminaba con su esposo Máximo en busca del sitio donde definitivamente pasarían la noche. Otros estiran el bolsillo hasta que les da y coinciden sea la causa principal de que todo sobre y hasta algunos alimentos “tengan olor a recalentados y sean los mismos del primer día, o den esa impresión”.

Criterios aparte, los Carnavales Las Tunas 2015 sacaron de un modo u otro a todos de sus casas, se bailó hasta el amanecer, existieron ofertas para gustos y colores y esta ciudad de Puertas Abiertas acogió esa algarabía contagiosa de la gente de estos lares, donde cualquiera puede buscarse tremendo problema si se dice, hasta en juego, que no habrá carnaval.

PD: A mis queridos seguidores y lectores-amigos en general, pido disculpas por actualizar el blog con artículos y eventos que ya tuvieron lugar durante octubre, pero serios problemas de una gravedad repentina de mi mamá y su hospitalización hasta días recentes me alejaron del trabajo cotidiano.

Sin embargo, como tengola "sicomanía" de escribir a diario y no me acepto dejar nada en el cono de silencio, pues ahora les publico mis impresiones sobre el Carnaval, tdo un suceso cultural en mi pueblo y mi querida Cuba. Espero me comprendan.Gracias.

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los tuneros mueven bien el último trimestre 2015

20150916200417-tunasciudad1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: De la Autora

Agosto suele ser un mes de amplio movimiento en calles, centros turísticos, cines y espacios comerciales y de ocio en esta ciudad de Puertas Abiertas,  sin embargo una mirada aguda al corazón de Las Tunas lleva a concluir que los habitantes de este Balcón del Oriente de Cuba mantienen un constante y activo desandar por esos mismos sitios, cuando septiembre llena de cruces el almanaque y el último trimestre del 2015 se insinúa por doquier.

Si bien el inicio del año escolar -el día primero del corriente- y la reincorporación de una cifra importante de trabajadores a sus empleos habituales generan un trasiego permanente de personas y tráfico, los tuneros suelen levantarse bien temprano y llenar el ambiente con el colorido de los uniformes escolares y de empresas específicas, al tiempo  que los cuentapropistas vendedores de pan y mantequilla anuncian voz en cuello sus ofertas cuando todavía duerme el sol.

Mucho antes, sobre las cuatro de la madrugada, los encargados de barrer las calles no pueden esconder el rítmico bailar de las escobas por el pavimento, en tanto los mandaderos a domicilio y quienes buscan la leche de la familia igual se notan, como quienes se mueven a sus destinos en bicicleta o son recogidos por algún transporte, para cumplir responsabilidades en los municipios y otras provincias.

El amplio y sólido movimiento cultural, sea aficionado o profesional, propicia que las instituciones de este tipo permanezcan muy activas, como la Casa de la Cultura Tomasa Varona, la biblioteca José Martí, la sede de la UNEAC y la Casa Iberoamericana de la Décima, por citar algunas, pero no son menos influyentes las obras de las galerías de arte, la artesanía popular y las librerías, sean en locales fijos o expuestas en el multifacético y atractivo bulevar de la ciudad.

Ese variado diapasón de alegría y colores se incrusta como tradición propia de este siglo XXI tal como el amplio empuje a la economía, la revitalización de apartadas zonas rurales con el Proyecto Por Nosotros Mismos, la asimilación y consolidación de las altas tecnologías, el uso de los celulares y la preferencia por los helados, el refresco y las pizzas, así como andar de kiosco en kiosco para comprar frutas, vegetales, viandas y carne de cerdo, la cual contra cualquier viento y advertencias clínicas es la más gustada y la de mayor presencia en los puntos de venta.

Los tuneros caminan, sin dudas. No importa que el verano sea la estación de moda y las vacaciones liberen de obligaciones impostergables a la mayoría. Septiembre corre y ellos también para dar vida a una ciudad crecida, remozada y vital que en el último trimestre del 2015 apuntala los éxitos y se prepara para enriquecer su noble y patriótica historia.

Quien lo dude que se llegue acá y respire el palpitar de estas memorias, marcadas en durante esta semana por la visita de Ramón Labañino Salazar, uno de los CINCO antiterroristas cubanos presos durante largos años en cárceles de Estados Unidos, quien departió amplia y agradablemente con mis coterráneos, orgullosos como yo de ser de la tierra del Mayor General Vicente García, cubanos y prestos siempre a mover piedras para seguir adelante.  Este andar cotidiano, vivo, con estilo, sandunga y sudor le pone el cuño.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Café Oquendo: el más tunero de todos

20150902192452-oquendo-cafeteria3.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: De la Autora

Es difícil que algún tunero ignore la antiquísima Cafetería Oquendo, un pequeño local enclavado en el centro de la ciudad hace más de 70 años y según cuentan los más viejos moradores este café fue el mejor de todos los tiempos en Las Tunas y en Cuba.

Eduardo Pascual Castillo Ávila, vecino del lugar, rememora que “desde chiquitico estoy oyendo hablar del café Oquendo. De mucha calidad y me da gusto saber que jamás le cambiaron el nombre originario, pues esta cafetería se hizo famosa en el país desde que se abrió por su dueño, el señor Oquendo. Aquí antes del triunfo de la Revolución y en todos estos años posteriores, viene gente de todas partes a tomar café”.

Sus palabras, de llevarse a consenso público, tendrían todas las palmas, más ahora al remodelarse y ponerse a tono con los notables cambios que embellecen a la ciudad Balcón del Oriente de Cuba, donde sin egolatrías paternales se atesoran valores patrimoniales locales y nacionales con sello único, como las notables esculturas de Rita Longa, la artesanía local, las artes plásticas, la Plaza Martiana y, muy reciente, la Casa Insólita, por citar solo algunos de su capital pues en las municipalidades también existen caudales de cubanía dignos de admirar y disfrutar.

Ubicada en la calle Francisco Varona, la cafetería Oquendo igual hace retener en la memoria de habitantes y foráneos a empleados como la señora Claudina (cuyo apellido nadie supo decir, por ganar la popularidad con su nombre de pila). Este distingo se lo dio el pueblo por la calidad de la estimulante bebida que elaboraba, y hoy trata siempre de conservarlo Luis Miguel González, quien lleva 30 años haciendo el café que toman los tuneros a cualquier hora del día.

Se mantiene la tradición y nos satisface ver cómo lo degustan los clientes. Ahora vienen muchos turistas y hay más opciones de oferta, porque se le agregó un pequeño salón donde ofertamos café con biscocho, con licor, con crema, con queso y otras maneras que pida el consumidor”, cuenta Luis con el orgullo de vivir una parte de su vida en un sitio que jamás perdió prominencia en Las Tunas, a pesar de que en los crudos años del Período Especial no siempre mantuvo la calidad ni frecuencia de las coladas diarias y el deterioro se adueñó un poco de su imagen.

Por suerte, el espíritu emprendedor de los citadinos y el amor a cuanto huela a nuestro no dejó en el olvido a este recinto legendario, donde el aroma del café cubano, humeante e imprescindible, atrae, atrapa y obliga al retorno de quienes, en las mañanas, las tardes o las noches, hacen del café Oquendo un trago especial para levantar las defensas del cuerpo y el alma, fumar un cigarrillo o compartir la alegría de un reencuentro. 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El canario del bulevar de Las Tunas

20150805010312-canariobulevar7.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay     Fotos: De la Autora

Excepcionalmente bello, el plumaje amarillo me obligó a detener el paso y arriesgarme a tomar un baño de sol, a pesar de que por prescripción médica lo tengo prohibido. En tal “hipnotismo” no caí sola. Muchos coterráneos hicieron lo mismo y los niños no sabían si ir para donde estaba su jaula o quedarse imantados frente a la de los perritos.

Nunca antes vi un ave de ese tipo fuera del contexto de los libros y algún material fílmico, aunque abuela, no se porqué razón, lo asociaba a la India en los cuentos fantásticos que me dormían cada noche. Siempre supe por ella de su canto especial y lo imagine en mi pueril embriaguez como un hada de películas. Ahora estaba ahí, vivo y real, en una de las calles más atractivas y multiculturales del bulevar de Las Tunas. Tenía que disfrutarlo.

Pedí apartarse a los curiosos o embrujados por su trino para tomarle unas fotos, al parecer se asustó y el impaciente vuelo lo sacaba de foco. La jaula, sola, en un lateral del parque, nadie intenta robarla. ¡Y eso que dicen por el mundo que acá la gente está perdida!

Pregunté por el dueño al primer comerciante que encontré en las cercanías y señalaron a un joven, distante a más de dos metros. Papi Perry es el alias de Darién Pérez, un ornitólogo tunero con una enorme pasión por los animales, a los cuales dedica todo el tiempo de su vida y los vende, pero antes debe tener la certeza de que los cuidarán bien.

“Sí huelo que no los valoran aunque me den más de lo que pido, no los vendo”, dice. Basta mirarle a los ojos y conversar un poco con él para saber que no miente. Abogado de profesión y desde los ocho años decidido a convertirlos en su “todo”, persuadió a un veterinario amigo suyo para abrir una clínica donde  puedan atender cualquier mascota e ingresarla, si es la opción de salvarla o aplicarle un tratamiento que requiera vigilancia médica.

Este muchacho es el dueño del canario amarillo, los periquitos y perritos que tanto cautivan y hacen parar en seco al más apurado de los transeúntes, sean paisanos o visitantes. “No siempre me compran, pero disfruto traerlos aquí y que la gente los admire y les demuestren amor. Son caros, porque son especiales”, comenta mientras enseña uno de sus rottweiler a un interesado y le instruye que es una de las razas más antiguas, originaria de Alemania, con gran poder y dulzura, y guardianes por excelencia.

Papi Perry no lleva el mote por gusto. Estudia cada especie al dedillo y enseña el cariño que les tiene, empero su historia es más larga y la contaré después. Solo quiero decir que el canario amarillo hace mucho más singular un espacio que marcará siempre a Las Tunas del Siglo XXI: el bulevar.

Tal vez no sea arquetipo de esa canción que suena… el patio de mi casa no es particular, si llueve se moja como los demás…, empero nadie puede negar que allí la artesanía local es un regalo al espíritu y la creatividad resulta una catarata muy nuestra, aunque existan algunos artículos que rompan reglas.

Oriundo de Islas Canarias, desciende del llamado canario silvestre, similar al que tengo delante pero más rojizo y pequeño –señalan fuentes especializadas -. “Es un ave alegre, muy solicitada –explica Darién – y este canta también como un azulejo y un negrito, además es muy manso. Tengo otros, per

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El arco iris viene de tarde al veraneo

20150731184342-arco-iris1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay     Fotos: De la Autora

Este verano no solo trae sombrillas, abanicos, gorras, viseras, pañuelos, pamelas y cuanto use el ingenio humano- digo tuneros- para protegerse del intenso sol y el calor insoportable que golpea la cotidianidad por estas tierras del oriente de Cuba, donde múltiples opciones se enfocan con el ánimo de que la familia tenga espacio para un ocio sano y divertido.

La lluvia se encarga igual de ser otro “gancho” que mueve la opinión pública, a pesar de que Las Tunas es una de las provincias más secas del país y las fuentes de abasto están virtualmente vacías, si partimos de sus capacidades y la cantidad de agua que acumulan por culpa de la ausencia del líquido sostenedor de la  vida.

Explico. Primero, junto a la frase más sonada de esta temporada ¡Qué calor!, viene detrás el reclamo a San Pedro: ¡Qué falta hace un aguacero para que refresque! No hace mucho el santo complació a tantas peticiones juntas con el regalo de una buena granizada. Entonces se formó la algarabía.  “A comer granizos” se escuchó por doquier y los más prudentes miraron atónitos  la caída de las peloticas de hielo, del tamaño de una moneda de cinco centavos, por las rendijas de ventanas y puertas.

¡En solo 25 minutos cayeron 20,5 milímetros de lluvia, estremecieron las descargas eléctricas y las rachas máximas de viento de 117 kilómetros por hora!, según la nota difundida por el Departamento de Pronósticos de la provincia. Ese día, el sábado 25 de julio, no salió el arco iris que también llamó mucho la atención a los residentes de esta capital, donde el bautizo de “ciudad mágica” se incrusta en sus habitantes.

Muchos alegan la validez del término a la recién abierta Casa antigravitacional o Insólita y a eventos internacionales como el Festival Ánfora, en el cual comparten dones prestigiosos magos latinoamericanos, nacionales y tuneros. Los más viejos rememoran la leyenda del Caballo Blanco y el indio sin cabeza para relacionar sucesos pocos comunes, vistos por estos lares. Ah, y no olviden al hombre pararrayos, las frutas extrañas y las medidas descomunales de boniatos, yucas y calabazas.

En fin, que un gran arco iris adornó la tarde de este miércoles el este de la ciudad de Las Tunas y no cayó ni una gota de agua, mientras hizo un calor horrible que traía a todo el mundo vuelto loco literalmente. Pensé en Aristóteles, quien fue el primero en hablar de la teoría sobre la formación de ese bonito y espectacular fenómeno de la naturaleza, el cual asoció con una reflexión especial de la luz sobre las nubes, formando un ángulo fijo, cuyo medidor inicial fue Roger Bacon.

Tal vez, como dijo mi vecino mientras miraba con los chicos del barrio el arco multicolor, llovió cerca y la luz blanca al descomponerse en sus colores rojo, naranja, amarillo, verde, azul y añil hasta llegar al violeta – como demostró con un prisma hace más de tres siglos Isacc Newton – permitió que los tuneros pudiéramos disfrutar del hermoso momento, al menos para olvidarnos un instante del persistente calor y concentrarnos en un acto divino, jamás ajeno al ser humano y bien recibido en cualquier sitio de la tierra.

Ante el alboroto de los chiquillos del barrio y la persistencia de mi nieta de tirarle una foto, solo se me ocurrió decirles que el arco iris era una diosa mensajera entre el cielo y la tierra lla

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Plaza Mayor General Vicente García: un ecosistema con alma propia

20150722005112-plazavicentegarcia1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: Norge Santiesteban y la Autora

El sonido de la trompeta sobresalía entre el chirriar de los carros y la estridencia de algún que otro claxon. A esa hora el tránsito suele ser constante. Busqué con la mirada entre los bancos que por las tardes se refugian bajo el follaje, en esa eterna lucha veraniega de apaciguar los latigazos del sol. El músico era joven y estaba en éxtasis, a tal punto que no quise distraerlo por tomarle una foto. Podía arruinarle todo y quizás ensayaba el arpegio de su próximo concierto.

Nunca lo supe. Los espacios verdes son magníficos, aunque por culpa de la prisa y los malos hábitos que incrusta la modernidad hayamos perdido la costumbre de detener el paso y oxigenarnos los pulmones. El trompetista no. Tocaba su instrumento una y otra vez bajo la sombra de los árboles y se veía que soñaba en medio de esa sensación de libertad enorme que envuelve el entorno de la plaza. Casi apuesto que va siempre ahí. Yo hiciera lo mismo.

La Plaza de la Revolución Mayor General Vicente García González, de Las Tunas, es hermosa y altiva, saludable y amplia, igual que histórica y patrimonio vivo de hechos y momentos cumbres que marcan la vida de los tuneros. Un bello proyecto en el cual se integran arte y arquitectura con sabio encanto, gracias al talento de nuestros artistas de la Plástica, arquitectos, especialistas y constructores.

Ubicada en el declive de la Loma de Peralejo, desde donde Carlos Manuel de Céspedes dirigió un asalto a la ciudad por Manuel de Quesada, el 16 de agosto de 1869, el sitio fue un sueño hecho realidad en 1997 y la inauguró el Comandante Fidel Castro Ruz, al ganar la provincia la sede del 26 de Julio.  En la explanada también se emplazó la artillería mambisa y se destacó como tirador José Julián Martí, hijo del Apóstol.

Toda una simbología histórica recoge el conjunto escultórico, con capacidad para 125 mil personas en el área de concentración, en la cual se desarrollan los principales actos políticos y culturales de la provincia como los desfiles por el Primero de Mayo, las celebraciones de efemérides de relevancia nacional y local, conciertos culturales y actividades de corte masivo como las deportivas y los carnavales.

De corte ecológico y ambiental, el parque de la Plaza lleva el nombre de Brígida Zaldívar, la  esposa del General, y entre sus conos de sol y sombra también el sonido de un violín parece competir con los trinos de los pájaros y el vuelo de los gorriones y, por alguna razón, el trompetista calla.

Es una tarde de julio y el verano del 2015 regala su fogaje, a pesar de que el cielo viste de nubarrones negros. Se ha puesto “la bayamesa”, comenta un señor al pasar por mi lado. Pienso entonces en que la vieja tradición no falla: cuando el agua se arma por la zona de Bayamo, el aguacero es seguro.  Miro una vez más la majestuosidad de la Plaza y el parque de su entorno. ¡Cuánta premonición la del León de Santa Rita! “Quemada antes que esclava”. Llovizna… y no queda otra que apurar el paso. Las Tunas, diría el poeta, bien vale una misa en esta nueva era.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Vacaciones e intelecto: un binomio positivo

20150719170207-museobarbados.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: Yaciel de la Peña y 26 Digital

Los Juegos Panamericanos que se celebran en Toronto, Canadá, mantienen a la mayoría de los tuneros con sus televisores encendidos para ratificar, una vez más, la pasión por el deporte que sienten los habitantes de este Balcón de Oriente, al tiempo que es una manera de disfrutar del descanso y evadir la búsqueda en la calle de opciones recreativas, pues las altas temperaturas y el intenso sol que hay por acá obliga a pensar si salimos o no de casa no más despierta la mañana.

Sin embargo, tales preferencias veraniegas no limitan para nada el contrapunteo familiar y el “tresydos” de estar de vacaciones que sucede, en cualquier parte, cuando chicos y chicas empiezan a decir cada minuto… “estoy aburrido(a)”.  Alguien tiene que llevarlos de paseo, es una regla inevitable. A dónde vamos es la próxima contienda entre abuelos o padres; los tíos o el vecino más cercano.

Este dilema tiene sus encantos y, al final, resulta lindo y distintivo en la vida provinciana, donde el ocio, la cultura, el deporte y la historia van bien juntos de las manos. Por eso no es extraño que los Museos reciban por estos meses la visita de personajes muy curiosos y pequeños, tutelados por la familia o los guías de las instalaciones que asumen el rol de campamentos vacacionales, las cuales incluyen en sus programas recreativos diferentes excursiones para acercarlos al conocimiento instructivo durante julio y agosto.

El Memorial Mártires de Barbados es uno de esos sitios que suele ser protagonista de estos interesantes encuentros en la ciudad de Las Tunas. Allí, antes del 2 de Julio de 1978, cuando lo inauguraron, estaba la vivienda del esgrimista olímpico Carlos Miguel Leyva González, uno de las jóvenes víctimas del sabotaje al vuelo 455 de Cubana de Aviación en las costas de Barbados, el 6 de octubre de 1976.

A honrar a este tunero y los 73 pasajeros que venían en la nave está dedicado el histórico Museo, diseñado al estilo americano, con dos pisos de madera, y ubicado en la esquina que forman las calles Lucas Ortiz y Mártires de Barbados, en la zona oeste. En sus tres salas se muestran las fotos de los mártires del vil atentado terrorista, pruebas irrefutables del vandálico hecho, un fragmento del avión DSC-43 y objetos personales y relacionados con el decursar deportivo de Carlos Leyva y Leonardo Mc Kenzie.

En el patio del Memorial, la escultura del matancero Juan Heznart Hedrich, “Nuestros muertos alzando los brazos”, es una alegoría a la injusticia cometida contra esas personas inocentes y al repudio internacional que tiene, aún en el tiempo, uno de los actos terroristas más cruentos cometidos contra la Mayor de las Antillas y su pueblo.

Estos valores patrimoniales sirven por estos meses estivales para que los más pequeños y adolescentes tuneros aprendan lo sucedido a tantos cubanos, entre ellos los dos jóvenes de su ciudad, a quienes se les cegó la vida a pocos minutos de que la nave cubana despegara del aeropuerto de Seawell, en la igual caribeña isla de Barbados.

Muchos de estos noveles visitantes vuelven a escuchar el nombre del asesino que descubrieron en toda su horrenda dimensión en los matutinos de la escuela: Luis Posada Carriles. Pero también recuerdan la frase magistral de Fidel Castro en aquel triste momento de la Patria… “cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla”.

La visita al Memorial cualquier día de este verano deja huellas y una motivación pendiente: ir a otros Museos, lu

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

¡Ojalá hubiera en La Habana un parque como este!

20150713180848-sheilaparque.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay  Fotos: De la Autora

La frase me hizo volver la cabeza y detenerme en aquel hombre, en el cual no encontré la fisonomía propia del habanero. Sin embargo, fue rotundo y dejó escapar en alta voz su pensamiento pues no hablaba con nadie en particular: ¡Ojalá hubiera en La Habana un parque tan limpio como este! No pude entrevistarlo. Cuando levanté la mirada, luego de buscar en mi bolso la agenda y el lapicero, ya no estaba.

Me detuve, entonces, a mirar el parque Vicente García, ese espacio tan nuestro que no creo ignore ningún cubano desde el 10 de octubre de 1915 hasta aquí. Lo afirmo por su posición geográfica, justo en el centro histórico de la ciudad de Las Tunas y porque abraza por uno de sus lados a la Carretera Central. Ningún viajero que vaya loma arriba, al oriente de Cuba, puede evadirlo, de no ser que realice el trayecto por la circunvalación.

Exactamente limpio, aunque siempre en esta capital Balcón –desde mi punto de vista- han faltado tanques públicos para verter la basura, sobre todo en sus zonas populosas. Ni un papel. Sus bancos de granito blanco impecables, igual el césped, mientras a la sombra de los árboles varios turistas disfrutan, con los tuneros, las canciones mexicanas de un trovador de paso. Una imagen apacible, bonita y digna de llevar al lienzo.

Quizás fue ese soplo de paz y armonía, en medio de una mañana de sábado, la que provocó aquel sentimiento impulsivo en el desconocido. Intenté buscar al encargado del parque para husmear cómo lograba que un sitio tan visitado, rodeado de centros gastronómicos, comerciales y de recreo mantuviera tal grado de pulcritud. No lo encontré, pero recordé  que Las Tunas estaba considerada entre las ciudades más limpias del país.

Claro, tampoco olvidé que por los barrios la imagen puede ser contrastante. Pero no hay dudas de que a pesar de estar siempre concurrido, la otrora Plaza de Armas, inaugurada un 3 de abril de 1858 y donde ocurrieron fuertes combates entre cubanos y españoles, es un lugar limpio y sereno, cuidado con esmero y cariño por sus custodios y el pueblo.

El trovador seguía allí desgranando su nostalgia, como si “La Malagueña” y la guitarra fueran los únicos asideros de su vida. Mientras, la gente pasaba por su lado y yo apostaba para mí que ninguna pensaba en que el Comandante del Ejército Libertador Eduardo Vidal Fontaine, alcalde de Victoria de las Tunas, decidió construirlo al asumir su cargo en 1910.

Eran los tiempos de la seudo república y la idea prendió con tal fuerza que un 11 de enero de 1911 se formó el comité Pro Vicente García, para recolectar fondos y levantar el monumento que hoy honra la memoria del Mayor General, conocido también como el León de Santa Rita. La escultura se develó un 10 de octubre de 1915.  

Camino por sus recodos y si alguna vez sentí la sensación de que le faltaban flores, ahora no. Lo encuentro perfecto y creo fue una suerte que la Carretera Central le rompiera su diseño original, cuadrado. Le viene muy bien esa curva que terminó una sonada polémica de aquellos tiempos: para construir la importante vía había que romper una esquina del parque. Al final, la solución fue esa y desde los años veinte del pasado siglo está ahí, cómplice de cientos de amores y mudo para quienes pretenden robarle el secreto que le confía la gente.

Vuelvo al punto de partida. El trovador se ha ido. El sol de julio duele sobre la espal

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La Rotonda: Otra señal del cambio

20150711162930-rotondatunas763.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: De la Autora

Marabú… es la palabra con la cual define el viejo Leonel Gutiérrez a la ciudad de Las Tunas cuando llegó de Montes Altos en la década del 60 para trabajar y hacer su familia en el reparto La Victoria, un enclave poblacional al oeste del pueblo.  Los barrios, entonces, eran apenas un esbozo de caminos de tierra y casas de todo tipo, donde los chalet y las construcciones modernas se podían contar con los dedos.

Atravesada por la Carretera Central de Oriente a Occidente –igual viceversa- poco lucía en colores y modos de urbanización posible, aún cuando su historiografía habla de un desarrollo ganadero fuerte en los inicios de su formación y tuvo determinados avances y relevancias en siglos pasados. Más, con todo, nada que ver con la urbe capitalina que disfrutan las generaciones actuales.

Los “viejos” tuneros lo saben, me dice Leonel mientras me acompaña en uno de los trayectos que acercan esta ciudad a los sueños de quienes, desde entonces, dibujaron en sus almas un terruño civilizado, con calles pavimentadas y llenas de luminarias románticas o jardines para deleitar la vista y el corazón. ¡Y aquí está!, a pesar de que todavía falta mucho por andar y no todos sus hijos la cuiden como debe ser y entre el verde y las flores nos gane alguna suciedad, el enyerbamiento y los baches del camino.

Para una buena impresión jamás hay una segunda oportunidad. Entonces, en la dimensión de estas palabras, me cautiva más la elegancia de la rotonda vial que une las intersecciones de las Circunvalaciones Norte y Sur con la Carretera Central, por donde circulan todo tipo de vehículos y una comprende cuánto hemos crecido y lo injustos que somos – algunos- al enjuiciar los avances-testigos del cambio.

Hace años, porque el tiempo pasa y se vive tan de prisa que nos traga, nunca podría tomar estas fotos, empezando por la ausencia de cámaras fotográficas tan factibles y prácticas como las digitales. Y mucho menos por el entorno mismo, un listón de pavimento gris largo y estrecho que no regalaba ni un pedacito así donde posar los ojos y oxigenar el espíritu.

Ahora deleito el ánimo y hasta olvido la intensidad del sol y el tiempo que podría demorar en la parada de ómnibus para llegar a mi destino, pues hago cierta fobia a los camiones particulares que transitan casi pegados unos con otros cubriendo las rutas locales. La hermosa vía, con sus sensuales curvas y pintorescos guiños de “novia bonita”, me embriaga. Igual el parador-cafetería Ranchón la Rotonda con su estilo campestre y techo de guano, tan criollo y nuestro.

Nada que ver – repito- con la imagen de antaño y ese camino largo que lleva a los tuneros y foráneos a las hermanas vecinas orientales: Granma, Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo.  O al municipio de Majibacoa, uno de los ocho que tiene el territorio y con idénticas señales de las transformaciones acontecidas en Las Tunas. Andar para ver, como dicen los abuelos.

La tierra, caramba, refiere Leonel en un suspiro, mientras les explicamos a los nietos que nunca a esa edad pudimos caminar por una acera en esta parte de la ciudad ni calmar la sed con un refresco o sentarnos en una parada de guaguas, protegidos del sol, aunque la demanda y lo que hemos crecido en habitantes necesitaría de bancos de cementos más largos que la nariz de Pinocho para no estar de pie. El cambio… el buen y revolucionario cambio que nadie puede tapar con un dedo. ¡Y mírelo aquí, en las fotos, para qu

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Detalles para un verano: ¡Vuelan palomas!

20150710184203-palomasplazas1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: De la Autora

Me sorprendieron, como le sucede a decenas de tuneros y turistas. Por primera vez en esta ciudad Balcón del Oriente de Cuba, las palomas vuelan por la Plaza Cultural, un hermoso espacio donde antaño fue la pista bailable “El “Anoncillo” y muchas generaciones hicieron sus ruedas de casino bajo las estrellas, con el diapasón de orquestas llegadas acá en carnavales, giras o fechas especiales.

Estaban ahí, cual el perro que no esquiva la compañía del hombre. Gallardas en su elegante plumaje, familiares, mientras comían sus granos de maíz sin huirle al transeúnte y dispuestas a quedarse en mi lente, prisioneras para siempre.  ¡Linda idea!, como el Proyecto Imagen, una inversión valiosa y necesaria en la tierra del gran poeta bucólico Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, El Cucalambé, recién homenajeado en la Jornada Iberoamericana de la Décima.

Palomas… cautivantes, a pesar de que trasmiten enfermedades y las medidas preventivas jamás deban descuidarse en el entorno.  Un ritual que gana adeptos a tres años de andar en la Plaza – según me indica el Historiador de la Ciudad, Víctor Manuel Marrero Zaldívar – y este verano deviene atractivo favorito para la grey en los paseos de cualquier día de la semana. ¡Están de vacaciones!

Quizás este sentimiento colombófilo popular tarde más tiempo en afianzarse en la Ciudad de Puertas Abiertas, la Capital de la Escultura y la dueña absoluta del primer Parque Solar de Cuba, la Plaza Martiana, otra joya de historia y espiritualidad que recuerda, a través de la luz, efemérides vinculadas a la vida y obra de José Martí. Pienso, al suponer la idea, en la Plaza de Armas en La Habana, donde es fuerte la tradición de que niñas y niños lleven chícharos o arroz para alimentar estas bonitas aves.

O en la de San Francisco, sobre la cual cuentan que las quinceañeras van vestidas con trajes “de época”, a tomarse allí fotos de ese momento cumbre. No lo se con certeza y puede ser cursi hasta suponerlo.  Lo cierto es que la amplia Plaza Cultural de mi Balcón Oriental, el terruño que se transforma constantemente en este siglo XXI y a veces ni lo percibimos, regala la compañía de hermosas palomas buchonas y sus impredecibles vuelos, en manadas o individual. Un espectáculo alegre y genial para valorar las especies con las cuales compartimos la vida.

Detalle singular de un ardiente verano y con atractivos suficientes – muchísimos más que en anteriores décadas- para disfrutar de un turismo de ciudad llamativo, culto, multifactorial y emocionante. Con paz y entre la paz de ser de los tuneros y quienes la visitan… ¡Vuelan las palomas!... Ahora la Plaza tiene más historias que contar.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Apuntes para un Bulevar

20150527215919-bulevar5.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: De la Autora

Tal vez el forastero no sea el único en asombrar su mirada cuando transita por el amplio Bulevar de Las Tunas, indiscutiblemente marcada por los frescos aires del Proyecto Imagen y el empeño de las direcciones políticas y gubernamentales de sacarla del marasmo aldeano con el cual transitó las últimas décadas del pasado siglo.

El sello de la artesanía distintiva de estos predios anda por doquier, entre el blanco reflejo de las losas del piso  y el colorido que regalan los modos de vestir y el estilo de los tuneros, apegados a las novedades y dados a caminar la ciudad sin el ritmo cansón de la rutina, aún cuando el trayecto sea un obligado ir-venir por cuestiones de trabajo, estudio o demandas domésticas.  

La diversidad de ofertas de joyería, souvenir, carteras, cintos, adornos y útiles para el hogar compite con la venta de perros de raza, periquitos australianos y un canario amarillo, avecilla cantora que atrapa a los más pequeños y suele convertirse en un dilema temporal por cuestiones de precios, tema recurrente en la economía de los tuneros –léase país- frente a las ofertas del mercado privado y estatal.

Con todo, la ciudad está linda en sus nuevos ropajes aunque la primavera simule una excusa de los calendarios y distante de una real temporada de agua lluvia, a pesar de que en los últimos días de abril y la primera decena de mayo desparramó tormentas locales severas, inundó calles, regaló granizos y todavía está en la memoria de muchos, aquí y en otras regiones cubanas donde igual dejó sus huellas y sorprendió el aguacero.

El sol y el calor persisten y los sentimos muy intensos cada vez, mientras el asunto del cambio climático pierde escala como pronóstico científico previsor y argumentado para convertirse en un tema de reflexión doméstica o social, a fuerza de tanta evidencia en la Isla y el planeta y hasta algunos bien entraditos en años predicen su anómalo comportamiento por el dolor de los huesos, las alergias o malestares generales, también incongruentes y raros.

La ciudad no pierde belleza a pesar de todo y ves a su gente andar por el Bulevar con prisas propias, curiosear aquí o comprar allá. Deleite que, de cualquier manera, alimenta el ánimo y siembra una sensación de estar en otro lugar distinto. Ciertamente lo es. Las Tunas de esta historia del siglo XXI no será jamás aquella de largas ausencias de semáforos modernos, glorietas y retretas en el parque Vicente García, rodeado otrora de comercios  y sitios con deteriorados rostros coloniales.

Es diferente, incluso, en la manera de caminar de quienes ganaron la centuria y cuentan sus experimentadas vidas apoyados en un bastón, auxiliados por una silla de ruedas o sostenidos en el brazo de un familión bien grande dentro y fuera de casa, detalle que tampoco podrán ignorar los tuneros de la nueva era, pues acá existe la mayor esperanza de vida al nacer en Cuba (79,28 años).  

… Una tarde… hoy… quizás mañana en cientos de lugares de la tierra… la ciudad preñada de encantos y los tuneros en su cabalgadura…orgullosos y sudados…optimistas sobre la carretera de sus sueños y a la espera de un verano que casi abre sus brazos a los días de mar y descanso. No importa que el transporte público esté todavía por debajo de la demanda y se vaya apretadito en los angostos pasillos de la guagua.

Vivir es un reto y acá, por suerte, amanece la esperan

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El Museo de todos los tuneros

20150325194438-montajemuseo.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: 26 Digital

Jamás he podido ignorarlo aunque en mis tantas idas y venidas por la ciudad quiera cerrar los ojos para no verlo. Su ecléctica elegancia se pega allá en el fondo de la retina y viaja por las venas hasta el alma.  No creo que lo ame más que nadie. Simplemente, a ningún tunero le puede ser indiferente.

Como las cosas que le ganan la batalla al tiempo y al olvido, está ahí, majestuoso, con su historia a cuestas y los tiempos verbales construidos en la memoria del pueblo. A veces, hasta con pocos visitantes, quizás por culpa de las prisas cotidianas o porque todavía nos falte alguna fibra interna que alerte que algo como él es una manera especial de hacer de una tarde de domingo un recuerdo para siempre.

Vestido de azul, rejuega con las luces y sombras actuales del bulevar que convierte a la capital Balcón del Oriente de Cuba en un sitio de armonía espiritual, tal vez no apto para quienes entronen las tentaciones del ruido, se emborrachen con las seudo- culturas o ponderen el entretenimiento del placer de los sentidos y miren como “cosas” de viejo las hambres del alma y los hechos salvadores de los auténticos valores humanos.

A Diego Clemente Rivero le tocó el honor de levantar allí  la primera casa. Entonces empezaba la región aborigen de Cueybá a tejer las novedades de las primeras luces del alumbramiento del siglo XVIII. No era una aldea propiamente dicha, pues en 1603 el hato primogénito otorgado a Juan Rivero se dedica a la ganadería y es fecunda en el XVII y  XVIII.

Con los años mantuvo su condición de vivienda, en algunas décadas del XIX. Después, fue fortificado y convertido en tambor de voluntarios y cuartel de telégrafos durante la guerra de independencia. Tampoco escapó de las cenizas en 1897al quemarse la ciudad y se edifica sobre las ruinas del cuartel, en 1921, para renacer como Ayuntamiento o Palacio Municipal.

Al triunfar la Revolución es sede de varias instituciones del Gobierno, el preuniversitario Luis Urquiza Jorge y la filial universitaria. Sin embargo, nada le quita el legítimo derecho de ser una de las edificaciones más trascendentes del patrimonio de Las Tunas, ubicada en su Centro Histórico.

Regala a foráneos y tuneros la arquitectura de los nacientes años de la conquista española y el primero de julio de 1984 se convierte en el Museo Mayor General Vicente García González, el cual inaugura Armando Hart Dávalos luego de ser restaurado y pertenecer a la Dirección provincial de Cultura.

Cuenta actualmente con siete salas, seis de las cuales con exposiciones permanentes y un salón de usos variados. Fotografías, documentos, pruebas históricas y objetos personales del también conocido León de Santa Rita, insigne mambí y uno de los jefes más relevantes de las guerras de independencia e hijo ilustre de Las Tunas se exhiben allí, como exponente vivo de la significación y los honores ganados por el patriota en las huestes por la libertad de Cuba y esta región.

Es el Museo de todos los tuneros… azul como el cielo cautivante de la Isla, vital como la reminiscencia que guarda e infinito en esa dimensión subliminal que nos envuelve, aún cuando la fuerza de tenerlo y saberlo nuestro apenas nos deje percatarnos que honra nuestras vidas y hemos crecido junto a él.

Por eso, quizás, no envejece ni deja de ser lo que es para siempre…mientras le pasamos por al lado sin pensar que la primera vez éramos unos chiquillos demasiados pequeños para su estatura y, ahora mismo, lle

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Un Astro que brilla diferente

20150305064221-terminal-19.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Fotos: J. B. Díaz

Los viejos asientos de madera, primos cercanos la mayoría de alguna familia inquieta de columpios, por suerte ya no existen. Si me detengo en los detalles de la imagen actual, caigo en una letanía interminable. Nada tiene que ver este recinto público con aquel que muchas generaciones de tuneros estuvieron obligados a recurrir para trasladarse a cualquier región del país.

La Terminal de Ómnibus Nacionales (ASTRO) de Las Tunas es otra, desde la remodelación de sus áreas de servicio hasta la concepción de atender a los viajeros, aún cuando todavía se haga difícil alcanzar un asiento reservado o exista una cola para comprar un pasaje, más si es tiempo de vacaciones y la demanda tensa las disponibilidades.

El transporte en Cuba – en todas las provincias- anda estrangulado por años y es una de las esferas muy bien golpeadas por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos a la Isla. Sin embargo, con roturas enormes, déficit de carros, piezas de repuesto, neumáticos y condiciones materiales que ahuyentan los empleos, los tuneros contaron desde siempre con una salida estable para el destino más solicitado: La Habana.

Esa ruta es un ejemplo de los esfuerzos y empeños de esta empresa por garantizar la oferta con la mayor estabilidad y confort posible y, según recursos y realidades, incrementó el número de salidas diarias, a lo que podemos agregar que sus 54 trabajadores laboran para reducir el número de quejas e insatisfacciones, mantener la higiene y descongestionar la Lista de Espera, ya sea con guaguas propias, de tránsito o extras.

UN DIÁLOGO MÁS CORTO

Ernesto Aguilar Hernández, quien atiende el área Comercial de la Terminal, declaró a 26Digital que la empleomanía y sus ejecutivos están enfrascados en mejorar las condiciones generales de la instalación y, en consecuencia, los clientes tienen un entorno más agradable.

“En estos momentos estamos haciendo los baños exteriores y existe un proyecto para cambiar el mobiliario y climatizar el salón.  El Departamento de Reservación trabaja de 8.00 de la mañana hasta las 7.00 de la noche de lunes a sábado. El domingo, hasta las doce del día. También establecimos otras medidas de organización y control, las cuales está reguladas por Decreto pues la Terminal, hasta hace poco, las personas la utilizaban para acortar distancias entre los barrios vecinales.

“La cerca perimetral es otro de los objetos que realizamos y ahora el pasajero tiene privacidad, seguridad y dentro del local están quienes de verdad lo necesitan. Muchos ciudadanos no lo entienden y protestan porque deben acceder por la puerta principal, pero el orden es sinónimo de calidad y esa es nuestra aspiración, que quien viaje se sienta satisfecho y espere su ómnibus con seguridad ni ser molestado por transeúntes que venían aquí a pernoctar, utilizar los baños o asumir actitudes incorrectas”.

PASOS MÁS ADELANTES

Al tantear a algunos pasajeros coincidieron en que la Terminal de Las Tunas nada se parece a la “otra” y aflora una voluntad de garantizarle al pasajero una estancia que se corresponda con la carestía del pasaje y los parámetros de calidad regulados para este servicio. 

Por otro lado, su dirección busca alternativas para incrementar rutas de viaje como Matanzas –Las Tunas, que funciona de manera experimental y la cual por primera vez en su historia permitirá trasladarse de manera directa &ndas

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La era del nuevo año en Buena Vista

20150128050754-buenavsitasantosweb1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Fotos: De la Autora

Apuesto a juntillas que nadie pasa por la transitada Avenida Camilo Cienfuegos sin mirar el color cielo que estrena hoy una de las siete maravillas de la ingeniería en Las Tunas, cuya construcción comenzó en el distante 1961 y terminó en 1967.

Todavía no puede apreciarse la belleza conclusiva del proyecto y la imaginación de los tuneros vuela y agradece la noble idea, concebida como un emporio cultural muy necesario en un lugar donde pobló por años el marabú y los solares yermos en la década del 50 y, después, al dar señales las primeras huellas del incipiente desarrollo económico, social y político de la región empezaron a nacerle en su entorno edificios multifamiliares, calles, aceras e instalaciones diversas.

Sin embargo, ni las tiendas con aires modernos de los últimos años, el policlínico que atiende las urgencias médicas de la zona más poblada de la ciudad, los servicios gastronómicos, las telecomunicaciones, la sucursal bancaria, la Casa de Cambios CADECA, los puntos privados de alimentos ligeros, las escuelas….en fin, nada, ni por viejo ni por nuevo, le han podido quitar la relevancia histórica al Tanque de Buena Vista.

La singularidad va más allá de la costumbre y su capacidad de almacenar 500 mil galones de agua, cuya explotación inició en 1973 y fue también otro impacto trascendental, tal como ser el área bailable más popular de la zona Este de esta capital y uno de los sitios más visitado, sino el más,  durante los carnavales tuneros y las actividades culturales de fines de semana, conciertos de populares artistas locales y foráneos y eventos masivos de cualquier índole.

Quizás hoy, ante la proximidad del nacimiento de una elegante, funcional y atractiva plaza cultural, algunos no estén muy convencidos de que se rompa el arquetipo  de ser eje popular de esas costumbres, aunque nadie niega que la singular obra levantada por el método tradicional y cuyas paredes fueron fundidas con winches y carretillas  durante 76 ininterrumpidas horas, será el lugar más hermoso de los repartos Santos y Buena Vista.

Esta certeza viene de generación en generación, así como se llevan los amuletos para espantar la mala suerte. La diferencia aquí es que el Tanque espantó el subdesarrollo y todos le llevamos pecho adentro porque lo esencial siempre será invisible a los ojos: se mira con el corazón. Y él está ahí, a 31 metros de altura, bajo un cielo azul y limpio, amoroso y solidario, ciento por ciento tunero.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El oasis de luz de Buena Vista

20150115171945-montaje-optica.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay  Fotos: De la Autora

Hasta las últimas décadas del pasado siglo, vivir en el Este de la ciudad de Las Tunas era un conflicto cotidiano para quienes decidieron un día poblar lo que hoy clasifica en temas demográficos como el epicentro poblacional de esta capital, bautizada como el Balcón del Oriente de Cuba y una de las provincias creadas en el país a raíz de la división político-administrativa de 1976.

No pocas veces cientos de tuneros estaban obligados a trasladarse “al pueblo” – como por tradición llaman al centro capitalino- para resolver sus problemas domésticos y de otra índole, entre ellos servicios elementales como los de Óptica, de muy alta demanda, con faltantes reiterados de recursos y solicitados por todos los grupos etarios, tanto urbanos como rurales.

“La mejor decisión concebida para los planes de desarrollo de los Repartos Santos, Buena Vista y las áreas periféricas de esta zona fue construir la Óptica, pues hacía mucha falta y nos evita incontables molestias”, afirma Viviana Menéndez  Sánchez, quien se desempeña como Recepcionista del Departamento de Ultrasonido del policlínico Gustavo Aldereguía, otro centro relacionado con la salud y de fuerte impacto social, el cual acercó a esos núcleos poblacionales un estudio- diagnóstico necesario y seguro y existente, igual por largos años, únicamente en el hospital Ernesto Guevara de la Serna.  

Su opinión la comparten una docena de pacientes, entrevistados en la sala de espera de la Unidad 755, reconocida como la Óptica de Buena Vista, donde todas sus trabajadoras son mujeres y tiene notables resultados en la fabricación de espejuelos, a pesar de que no siempre es estable el suministro de armaduras y cristales para suplir las demandas oftalmológicas, sobre todo cuando se trata de bifocales o graduaciones específicas que exigen determinados procedimientos en el corte y monte.

DETRÁS DE CADA ROSTRO

Las cubanas sortean cada día una cadena de obstáculos para mantenerse activas laboralmente y, al unísono, desempeñar sus roles domésticos, un fenómeno que en este territorio oriental involucra a un gran número de ellas pues la fuerza femenina en Las Tunas alcanza importantes cifras en temas de incorporación al trabajo (sea estatal o privado),  está calificada técnica y profesionalmente e, incluso, destaca por encima de la media nacional en ocupar cargos de dirección, razones que validan mucho más los méritos del colectivo.

 A la joven licenciada Kirenia Bejerano Rodríguez la vanagloria no la asalta al expresar: “Esta unidad es de Referencia Nacional dentro de su categoría; somos Colectivo Moral por varios años y Mejor Óptica desde su fundación hace más de una década”.  

El mito de que es difícil ser mujer y administrar un centro con empleomanía totalmente femenina, aquí tal vez marque la excepción de la regla y destaca el trabajo en equipo y un equilibrio personal y laboral responsable. Kirenia lo corrobora al agregar que “en Septiembre pasado ya habíamos cumplido el plan de venta del 2014, con 404 mil 832 pesos, pero lo esencial para nosotras es que los pacientes –clientes salgan complacidos”.

Está feliz de administrar y contar con compañeras valiosas y todas Licenciadas, aunque cada una tenga sus funciones específicas. De ahí que el milagro del buen servicio aflore. “Mensualmente atendemos unos 33 mil 736 clientes c

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los saltos bien altos tienen nombres en Las Tunas

20141119073703-saltos-tunas.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: De la Autora y Archivo.

Las Tunas puede estar entre los territorios del oriente cubano con mayor potencial de evidencias a mostrar cuando de desarrollo socio-económico se trate, aún sin poder acuñar un proceso terminado  y con plena conciencia de que falta mucho por alcanzar en resultados integrales e integrados al progreso social individual y colectivo.

Tal avance tiene similar impacto a escala nacional y sin ir a la bolsa de los números –un recurso que siempre parece tener la verdad y a veces es demasiado socorrido-, el tunero de a pie es testigo medular de las notables diferencias de una década a otra desde los lejanos años 60 o el más cercano 1991, cuando el país se enfrentó a un período especial que barrió o detuvo los planes de progresar a corto, mediano o largo plazos.

Por los pelos no hay que traer los argumentos. En el acto de graduación del pasado año escolar Aurora Ramos, rectora de la Universidad Vladimir I. Lenin, de esta ciudad, resaltó que en los ocho lustros de ese centro egresaron 11 mil 221 profesionales,  hoy esa hornada de hombres y mujeres jóvenes que impulsaron, sostienen y están llamados a llevar el futuro económico- social de Las Tunas.

Cuando el 20 de enero de 1978  el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, entonces Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en el acto inaugural de la Terminal de Azúcar, en Carúpano, anunció un plan de inversiones industriales para la provincia encendió, a los 19 años y 19 días del triunfo, el primer reflector de luz sobre el marcado subdesarrollo de la región.

En aquella oportunidad, Fidel informó que “no es muy grande, pero ya es algo”. En ese quinquenio el monto ascendía a más de 100 000 000 de pesos e incluía las fábricas de Estructuras Metálicas y la de Botellas (la más grande de Cuba), entre otras tantas obras, modestas quizás, pero imprescindibles para mover la ficha que permitiera a los tuneros despegar hacia un recodo cierto de prosperidad y avance, aunque distante de todo lo posible y previsible a obtener. 

Para la mayoría de esos proyectos hubo que “importar” fuerzas especializadas de otras provincias, hasta que esos mismos planes propiciaron la formación y graduación de la juventud radicada en esta tierra, gracias a la construcción de escuelas secundarias básicas urbanas, en el campo, pedagógicas, vocacional y la estructura del sistema de la educación y la salud, prácticamente virgen y deteriorado hasta esos momentos.

Los altos saltos dados por los tuneros desde entonces tienen el rostro y las huellas de las diferentes generaciones que levantaron las primeras columnas del avance actual, mientras ahora mismo en sus más de 525 mil habitantes descansa el mañana y la formación de nuevos profesionales, como los 3 mil 850 estudiantes matriculados en pregrado este curso en disciplinas de la salud, cuya Universidad de Ciencias Médicas Zoilo Marinello desde 1982, en que abrió sus puertas como Facultad, graduó a más de 10 mil profesionales de este sector.

Realidades, motivaciones, aciertos y desaciertos convergen en esta ciudad capital y los restantes municipios, en una constante transformación que inclina pesas hacia el lado positivo y se apresta, casi a punto de cerrar el año, a seguir empujando la carreta, como dice la abuela Martha, una maestra jubilada que todavía no renuncia a coger una falta de ortografía, repasar a los muchachos del barrio y mostrar el c

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Camilo Cienfuegos: La Avenida- corazón de los tuneros

20141031165249-avenida3.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Fotos: De la Autora

Nunca estuvo tan bien adornada como ahora y solo acepta aquel piropo “entre más vieja, más interesante”.  Se llena de vitalidad las 24 horas del día y el tiempo le premió con nuevos colores y una diversidad arquitectónica ilustrativa del avance incuestionable de una ciudad en perennes cambios.

Creció junto a decenas de generaciones de tuneros y les guarda las huellas como parte de su propia historia, en la que cohabita todo el avance geo-político de esta capital Balcón del Oriente de Cuba, igual conocida en siglos pasados como Cueybá, la Parroquia de San Gerónimo y Victoria de Las Tunas.

Es amplía, mudo testigo de sueños, pensamientos, secretos, gritos, amores, divorcios, carnaval, marchas… El camino asfaltado de acceso entre el oeste y el centro- este de esta capital, pero, más que todo, trasciende por su nombre y sugiere esa inolvidable imagen que guardan del Comandante Camilo Cienfuegos todos los cubanos.

Es un orgullo doble, por él y por lo que representa en el desarrollo gradual de la urbanización de un pueblo, por muchos años la cenicienta de esta parte del país y bautizado como aldea por más de uno, ante la quietud de su evolución industrial y urbana.

La historia es hoy muy diferente. Cada cuadra tiene algo nuevo que mostrar. Casi no existen los espacios muertos. Ahora las viviendas, con esa diversidad de estilos, formas y colores que marcan el patrimonio local, se aprietan prácticamente unas con otras. Hay comercios, bancos, instituciones, semáforos, pasos peatonales, cafeterías, correos, alumbrado eléctrico, cine, restaurantes, jardines, aceras…

Nada que ver con aquel hipo de silencio que la envolvía al ritmo del reloj. Cada minuto la circulan cientos de vehículos y, a veces, cruzarla por sus mediaciones, es todo un reto para la rapidez y la pericia de los peatones. 

Y lo hermoso, desde cualquier criterio, es su nombre y cómo honra a uno de los Comandantes más queridos en esta Isla y su geografía desde Maisí al Cabo de San Antonio. Será esta vital arteria, como cada año, el sitio por donde los tuneros llevarán flores a Camilo Cienfuegos este 28 de Octubre. También en su camino largo se ubica Río Potrero, donde las aguas recibirán las flores y el homenaje eterno.

La populosa y alegre Avenida Camilo Cienfuegos, con árboles y sombras, perfumes y elixir, da vida al hombre de sombrero alón y sonrisa amplia… y con el andar de la gente sencilla y cordial de la mayor área poblacional de esta urbe capitalina, evoca aquí todos los amores guardados a ese ser único en la historia de la Revolución, al Héroe de Yaguajay.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Mi terruño blanco… ¿dónde va?

20141010002628-universivaron.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay

Tal parece que la sentencia de que las apariencias engañan se valida por estas llanuras del Balcón Oriental si, números en manos, se sabe que el 74,6 por ciento de los moradores son blancos, contradiciendo la percepción popular tendiente a ponderar la existencia de muchos más mulatos, mestizos y negros.

El último Censo de Población y Viviendas del 2012 arrojó la convivencia por estas tierras de 397 mil 363 hombres y mujeres de piel blanca y 135 mil 292 en las restantes clasificaciones, hecho que confirma esa mezcla de etnias y descendientes multiculturales que marcan la demografía en Cuba.  

Sin embargo, esta ciudad capital tiene la mayor cifra de habitantes vestidos de piel canela o pigmentaciones en esos rangos, para contradecir igual el golpe a primera vista de que viven más blancos, criterio apreciado por 26 Digital en sondeos aleatorios para comprobar qué piensan los tuneros sobre cómo son y qué hacen la mayor parte del día.

De esta suerte de búsqueda, los entrevistados dijeron que utilizan el mayor tiempo en trabajar, realizar gestiones domésticas fuera del hogar y ver la televisión en horario nocturno, espacio de ocio en el cual las telenovelas se llevaron las palmas y existe prácticamente un franco empate entre la de producción nacional, La otra esquina, y la brasileña, Paraíso Tropical. 

Los jubilados alegaron dedicarse más a cuidar los nietos, llevarlos a la escuela y asumir roles cotidianos de la casa, para que los hijos jóvenes puedan cumplir sus compromisos laborales o estudiar, así como mantener sus contratos en actividades por cuenta propia, alternativa de empleo que en Cuba contrataron 100 mil 448 personas.

Por otro lado, los tuneros se auto- catalogan como madrugadores, alegres, dados a la jarana y el compartir en grupos, al tiempo que prefieren las comidas criollas y la cerveza, sin menospreciar el buen gusto por las pizzas, el espagueti, los vinos y el ron.

Muy pocos supieron responder sobre categorías étnicas del resto de los municipios, donde vale apuntar que Amancio Rodríguez y Jobabo tienen la mayor población negra o mestiza, con el 50 por ciento y el 45,4 en ese orden.

Opiniones y percepción aparte, estos llanos orientales de Cuba tienen más blancos en su geografía que moradores de otro color de piel, quizás para dar crédito a la teoría de que el intenso astro amarillo es el culpable de esos colores café de la piel y los ojos de sus mujeres y hombres, gente sencilla que confiesa amar la vida, querer al terruño y andar con pies largos hacia un mañana mejor.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Estos días de mar… Las Tunas ofrece

20140807161848-covarrubias.jpg

 

Texto y  Fotos Graciela Guerrero Garay

El mar siempre será ese universo infinito vestido de azul, con orlas espumosas que van…vienen... Besan…vuelven. Las Tunas, la conocida y cada vez más renovada ciudad Balcón del Oriente tiene, en su litoral norte, una cadena de ese hermoso regalo natural donde, para muchos,  reina Yemayá y el estrés desaparece por arte de magia.

Quizás, por eso, para los tuneros es una de las ofertas más tentadoras que trae el verano, aún cuando llega cada año con temperaturas más calientes y un sol que hace sudar hasta las piedras. Sin embargo, nadie se resiste y salta por encima de cualquier contratiempo y se va allá, al municipio de Puerto Padre, bendecido por las aguas saladas, la arena y el baile de las olas.

Por gracia no le viene el epíteto de la Villa Azul, honores que no pueden quitarle en el sur sus homólogos de Manatí y Amancio, con sus puertos y sus también agradables Bases de campismo Los Pinos y Guayabal, respectivamente.  Tampoco es el azar el que permite que exista en el litoral norte de Las Tunas el Hotel Brisas Covarrubias, el más significativo polo turístico de la provincia y en franco desarrollo por sus características peculiares y esconder bajo su seno uno de  los fondos coralinos más importantes de Cuba.

Con categoría Cuatro Estrellas y 11 kilómetros de vírgenes playas, finas arenas blancas y un mar inmenso, existe allí un sistema propio de cavernas habitadas por cientos de especies marinas y su paquete está clasificado en el régimen de Todo Incluido, con lobby bar, acuabar, restaurante Buffet, Ranchón de Playa, Ecodisco, piscina, gimnasio, bar, tienda, cancha de tenis, servicio de masajes y deportes náuticos como catamarán, canoa, kayak, bicicletas y buceo, entre otras opciones culturales y específicas para niños, y programas de animación.

A una distancia de 90 kilómetros de esta capital, Las Tunas, y 45 de la ciudad de Puerto Padre, la infraestructura hotelera está en primera línea de playa, marcada por magníficas condiciones morfológicas, una franja de arena de unos ocho metros de ancho y una barrera coralina de coral negro y variedad de esponjas.

Ahora un proceso de nuevas inversiones amplia y aprovecha su genial enclave, donde resaltan las habitaciones con vista al mar y otros atractivos y comodidades que convierten a Brisas Covarrubias en un puente eternamente virgen, ecológico y saludable que Las Tunas ofrece entre los muchos mágicos colores que distinguen a la Mayor de las Antillas.

El litoral norte de la Villa azul es este verano y siempre una orla espumosa que va… vuelve… y regresa con un trazo infinito de ese cielo turquesa que es Cuba y el Caribe.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Bienal Rita Longa: Apuntes para una vida

20140430170609-fuente.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: Mijaíl Herrera

Todavía en la retina de miles de tuneros y foráneos anda el milagro que representó aquí la inauguración de la obra escultórica La Fuente de las Antillas, creada por quien será siempre también la inmortal Rita Longa, una escultora que convirtió sus divinos dones artísticos en bien público y a quien Las Tunas debe el distingo de ser la capital de la Escultura en Cuba.

Sencillamente bella desde sus mensajes conceptuales; simbólicos unos, correlativos otros y coherentes todos en su intensión monumentaria de representar la identidad nacional y local, fue donada el 24 de febrero de 1977 por la artista y desde entonces sus surtidores y luces cautivaron y marcaron un punto de referencia, en lo que para esa fecha era una certeza: la provincia consolidaba sus pasos como la reina de la Escultura en la Isla.

Hasta el próximo 10 de mayo la X Edición de la Bienal de Escultura Rita Longa revalida aquí, con su apertura a la creación del arte tridimensional cubano, los preceptos de este movimiento en la nación y el territorio, que dedica el certamen a la memoria de dos destacadas figuras fundadoras de ese modo de hacer de la plástica: Rafael Ferrero Lores y Armando Hechavarría Guerrero.

El programa resume los empeños  de conservar el distingo de Las Tunas y  validar el proceso de restauración de las diferentes obras, junto a la realización de otras que darán un toque especial al reparto más populoso de esta capital, la zona de Buena Vista, donde hoy se trabaja en un proyecto de ambientación en lo que pudiera llamarse su centro histórico, el área del Tanque elevado de agua, una obra ingeniera emblemática de la ciudad y considerada una de las maravillas de la arquitectura local.

Las manos de los tuneros Pedro Escobar, Róger Antuña y Leandro Olano comparten la lista de los creadores, junto a José Miguel Díaz (Pinar del Río); Guillermo Ramírez Malberti y Sergio Ángel Fernández Borges (La Habana); y el colombiano –zueco, Mario Reyes.

Espacios como el Taller Cultural Molino Rojo y el Centro de Desarrollo de las Artes Plásticas serán recintos donde, desde este Balcón de Oriente, el arte escultórico hará sus galas, como también en el Salón competitivo de Pequeño Formato, las exposiciones personales y un encuentro teórico, en el cual esa manifestación en Cuba será el meollo de un modo de decir volumétrico mediante el ferrocemento y el hormigón.

Otra vez la escultura será orgullo patrimonial de los tuneros y sus cada vez más crecientes visitantes, mientras la isla reafirmará ser entre las artes de la región y el mundo, el fuerte pilar que le da gloria.

Para esta primavera y el verano que asoma sus pestañas, Las Tunas continuará sus estrenos artísticos y el espíritu de su gente andará de fiesta desde adentro, pues como dijo Gabriel García Márquez, quien se nos fue para quedarse,  “Las cosas tienen vida propia; todo es prestarles el alma”.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

¡Oiga!, ni un guajiro más

20140317165921-amancio5.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay

Le costó trabajo confesarlo, pero en verdad nunca estuvo a gusto con saberse confinada a vivir en el “pueblito” de Amancio Rodríguez. Soñó siempre con una permuta, pero sus abuelos, que la criaron, estaban enraizados al lugar donde nacieron y a esa vida apacible, casi irreal, tan diferente en muchas cosas al trajín apurado de una ciudad.

Tampoco le caía como anillo al dedo que le dijeran guajira donde quiera que fuera, sobre todo si salía a vacacionar a La Habana a casa de la tía. Con ese sueño creció, estudio y comenzó a trabajar de oficinista en una dependencia del sector de Gastronomía. No estaba mal, aunque seguía oteando más allá del horizonte.

Para ella, como para cientos de tuneros, hoy residir en las cabeceras municipales es vivir en el campo. Sin embargo, los últimos datos del Censo de Población y Viviendas 2012 desmienten esta subjetiva apreciación: Amancio Rodríguez es una ciudad, tal como lo es Las Tunas –cabecera provincia de esta provincia de igual nombre-, al tener 20 mil o más habitantes, cifra que la categoriza como tal.

Hay diferencias, claro, y en algunos aspectos pueden ser notables, si se comparan. Pero, también, al margen de la cantidad de residentes, tampoco es desechable la influencia que ejerce – acumulativamente- el proceso de desarrollo y las abismales distancias encontradas entre el campo y la ciudad, al momento de triunfar la Revolución. No es lo mismo levantar sobre piedras, que sobre asfalto. Y más, en un territorio como el oriente cubano y el tunero, de manera especial.

Es otra perogrullada que, de tal suerte, Las Tunas clasifica entre los siete territorios de la Isla con mayor número de urbes, pues cinco de sus ocho municipios obtienen esta categoría, a partir del número de personas que las pueblan. En primer lugar está la capital, seguida de Puerto Padre, Amancio, Colombia y Jobabo. Y, justo en ellas, habita más del 50 por ciento de la población global de la provincia.

Para Enilda Jiménez la explicación es consistente. Mucho más, al saber que en Cuba Artemisa, Villa Clara y Holguín, con seis cada una,  son las únicas que superan los 20 mil habitantes, mientras Matanzas, Granma y Santiago de Cuba comparten, con cinco, el honor de los tuneros. Cubana, al fin, se pone la mano en la cintura y hace un gesto coquetón antes de decir, con el gracejo peculiar del oriental… “entonces, ¿ya no soy guajira?”.

Quizás sea una hipérbole regionalista, pero ciertamente ese epíteto dejó, hace bastante, de estar en los equilibradamente exactos para definir la fisonomía de los tuneros. Los aires modernos y el desarrollo social y económico alcanzados en más de 50 años de Revolución son innegables. Todavía hay trillos, bohíos y candiles por ciertos parajes, sin que puedan eclipsar el siglo de las luces que llegó para quedarse en el Balcón del Oriente de Cuba.

Ahora mismo nada es igual, sin ser perfecto.  Esa dialéctica de mover las fichas sobre los propios pasos marca la notable diferencia.  

MAS INFORMACION:

Amancio se fundó el 10 de Diciembre de 1902. El Batey, ubicado en el centro del Municipio Amancio, surge a partir de la construcción del central al formarse un conglomerado de edificaciones. Fue en 1900 cuando comenzaron a levantarse las casas de madera, en su mayoría forradas con yaguas y techos de guano. La calidad de vida en la comunidad es mejorada a partir del triunfo de la Revolución, el 1 de Enero

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La nueva historia del siglo XXI en Las Tunas

20140122162105-stories.galerias.bulevar-n.ciudad-10gk-is-709.jpg

Ya jamás podrán llamarla ni Cenicienta ni aldea. Será siempre una ciudad de puertas abiertas, con sus chicas y chicos bonit@s, sus niños y niñas encantadores, su gente ocurrente, trabajadora y hospitalaria. Sincrética y tranquila.

Las Tunas del siglo XXI no es la misma. Recorrerla o descubrirla es un bien para el alma. He aquí una foto del lente de mis queridos colegas de mi Semanario 26. Un permanente...¡qué bonita...! es el piropo que recibe hoy mi ciudad.

Los tuneros estamos orgullosos y aplaudimos la creatividad de los especialistas que laboraron activamente en el Proyecto Imagen.

Tunas querida...Dios te salve de las manchas. Echése sobre ti la luz de un futuro mejor. (Graciela Guerrero Garay) 

Etiquetas: , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Entre libros y fiesta en familia la Semana de la Victoria

20131231175808-feria-1500.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay

La pequeña Tania hojea el libro, mientras su papá busca entre los títulos el que compraron a mamá para regalárselo cuando llegara del trabajo.  Este último viernes Las Tunas, como toda Cuba, vistió de galas el tiempo de paseo con la invitación al Festival del Libro y la Familia. Desde entonces, son pocos los hogares que no tienen una huella de ese momento especial, el cual también matiza de valores buenos la despedida del año 2013.

En la librería capitalina Fulgencio Oroz muchos pequeños, adolescentes y jóvenes de este oriental terruño cubano encontraron razones para sentirse de fiesta y, con la alegría del regalo, convertir a la Semana de la Victoria – como se denominan las vacaciones masivas del sector de Educación en esta etapa – en un modo de acercamiento a la cultura, la recreación instructiva y un entretenimiento sano y útil en el tiempo de descanso en casa.

Leer en la Isla es prácticamente una necesidad y un hábito enraizado fundamentalmente en los niños y niñas de las edades más tempranas, en coherente respuesta al serio trabajo que realizan los centros docentes por motivar y fomentar la lectura a través de los turnos de clase en las bibliotecas, o convenios como Save the Children, sustentado con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

No es extraño, entonces, que en la mañana de este lunes 30 de diciembre en los hogares tuneros estén de abrazos la música, la yuca, los tamales, las ensaladas, la cerveza, los mojitos, las carnes, la caldosa, la gandinga (hígado de cerdo bien condimentado y cocido picado en trozos), los dulces y los libros de cuentos, para colorear, historietas y poesía, porque Cuba está de fiesta aunque es un día laboral para muchos trabajadores.

Tampoco falta ese ir y venir con regalos, las visitas a familiares y amigos, fiestas en los centros de trabajo, llamadas telefónicas….en fin, el gozo de terminar un año con muchas cosas buenas personal  y socialmente y la alegría cubanísima de recibir al 2014 con mayores ganas: las de avanzar más hacia la meta de lograr un proyecto socialista sustentable, posible y tributario de un bienestar mejor para su gente. ¡Y mañana se arma la más grande! El 2013 es agua pasada. ¡En horas es Año Nuevo!

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Apuntes desde el verano: El “zoo” en Las Tunas

20130813030952-zoo221.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay  Foto Naomi Cortés Pérez

Aquella lámina del libro de Biología ya no era un sueño. O el intento descriptivo de la maestra para pintarnos, con el mejor color de las palabras, aquel animal enorme de patas largas, todo un zancudo, que corría hasta 70 kilómetros por hora y era oriundo de África.

Toda una mole de plumas y misterios en nuestras cabecitas infantiles y hasta una pesadilla para quienes, como yo, echaba a volar con la velocidad de la luz la imaginación al mínimo toque del descubrimiento. ¡La más grande de las aves vivas! Algo así como Gulliver en el país de los enanos. O lo acariciábamos con los ojos sobre el papel, o el encanto quedaba sellado para siempre cuando acabara la clase.

Por años, en este oriental terruño de Cuba, Las Tunas, fuimos miles los niños y niñas que “viajamos” de ese modo por las interesantes pasarelas de la zoología. No había otra alternativa. De tal suerte, así fue el alboroto por la década del 70 – si mal no recuerdo, casi llegando a los 80-  cuando se corrió por la ciudad que “trajeron un león a la Feria”. Allá arrastramos en caravana a los padres, para conocer en carne propia al Rey de la selva.

Todas estas vivencias se aprietan en mi garganta al recorrer el agradable y bienvenido espacio que, en el oeste capitalino, ocupa el zoológico, uno de los atractivos de este verano y un valioso regalo para la más joven generación del terruño, ávida en el tiempo de llenarse de asombros con la magia de una instalación de este tipo.

¡Aquí está, delante de mis ojos, aquel monstruo de plumas de más de dos metros de altura!, altivo y feliz. El avestruz de mis años escolares, donde monté a Caperucita Roja para que persiguiera al lobo. Sin embargo, la mayor alegría no era esa, sino ver como hoy los más pequeños tuneros tienen, aunque modesto y en perspectivas de desarrollo, un zoológico de verdad y no en sueños de papel como tuvimos generaciones enteras de esta parte de la Isla.

Y disfruté, entonces, del avance que invade, poco a poco, a esta región de Puertas Abiertas, no tanto por la cordialidad de su gente, como pudiera encasillarse. Más bien – y tal vez sobre todo- porque empina talones por el mejoramiento humano y abre caminos al espíritu, en ese complejo rompecabezas donde borrar el subdesarrollo no es una meta. Es, sencillamente, el abracadabra de hacer amores piedra sobre piedra, día a día.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Presencia de Martí en Las Tunas

20130523212742-pmartiana20.jpg

Esta foto forma parte de un conjunto de ellas, tomadas por mí y otros colegas, en el único parque solar que existe en Cuba y que narra, a través del recorrido del sol, momentos importantes de la vida de José Martí.

La obra, de iniguable belleza y valor arquitectónico, es otra de las grandes realizadas por el arquitecto tunero Domingo Alás. Luego, les pongo más. Vale mirarlas.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Las Tunas: una ciudad que abre sus puertas a una nueva imagen

20121125173937-400-esquina-cadillac.jpg

Por Graciela Guerrero Garay  Foto: De Tiempo21

Un nuevo proyecto, llamado Imagen, transforma la geografia de la ciudad de Las Tunas, mi ciudad de Puertas Abiertas y Capital Iberoamericana de la Décima. De estos bellos cambios que la hacen más moderna y tentadora les dejó una foto.

Etiquetas: , , , , , , ,


Un Lunes de resacas, pero laborioso

20121006053903-casa-azul1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Foto: 26 Digital

Tras la alegría de cinco días de fiestas populares bajo las atractivas propuestas del Carnaval 2012, esta capital tunera, bautizada como el Balcón del Oriente de Cuba, abre este lunes el amanecer con cientos de trabajadores y escolares que se dirigen a sus centros de trabajo y estudio, aún cuando el jubileo y el cansancio dulzón de las fiestas lo lleven todavía cuajados en los ojos.

Es un día que desgrana con los habituales “correteos” matutinos para coger el transporte público, los coches tirados por caballos que suplen las carencias de los automotores o las bicicletas, en las que también se traslada el pueblo para cumplir con sus deberes esenciales.

La ciudad de Las Tunas tiene el ajetreo cotidiano de otra jornada de labor y está matizada por el frescor de la lluvia que la bañó en la casi medianoche del domingo, como para seguir lo que ya se impone por años como una tradición local y que esta vez parecía estar a punto de romper la regla de que no hay carnaval sin agua, pues hubo aguaceros en las tardes pero las noches estuvieron despejadas.

Hoy, cuando también comienza el mes de octubre e inicia el último trimestre del  2012, los tuneros intensifican el cumplimiento de sus planes económicos, apuntalan sus avances  y buscan la manera de llevar adelante los proyectos presentes, más cuando estos carnales derrocharon ofertas alimentarias y bailables, las carrozas y comparsas cautivaron a mayorías y cada quien disfrutó a su manera y se inyectó de nuevas emociones, como sucede siempre que se convoca a esta gigante fiesta devenida en un exclusivo retablo cultural.

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Esas llamas milenarias… tuneras

20120928155323-quema-ciudad-5.jpg

Por Graciela Guerrero Garay  Foto: Tomada de 26 Digital

Los tuneros andan con los ojos de brillo. El iris refleja la semipenumbra que envuelve la ciudad y las llamaradas de pico que encienden las antorchas. Hoy otra vez la historia la sacude y la dibuja renacida, para los viejos y los que llegan de brazos o manos de sus padres.

Es un ritual cada 26 de septiembre, desde que rescató sus verdades mambisas y convirtió las leyendas en patrimonio de todas sus generaciones. “Quemada antes que esclava” sentenció el Mayor General Vicente García, cuando el dominio español parecía inevitable. Y la hizo cenizas para después reconquistarla.

Este 2012 tiene también aires de carnaval. Rompe la corneta. Hay congas y carrozas. Himnos patrióticos y rebeldía. Unos primeros, otros después, con el contagioso arraigo de tradiciones y la mermelada de gozo de sus fiestas.

Es un momento único. Un instante donde el machete se alza y la caballeriza llega, como entonces. Siglos de batallas constantes, desde las guerras de la independencia. La ciudad de Las Tunas arde, simbólica. La noche la cubre. Los rostros se agigantan en las sombras, según la dirección del viento. Los jóvenes encabezan las marchas. Nadie se siente ajeno. Es un puño de pasado, presente y futuro.

No fue ni será esclava. Ahora, luego de celebrar otro aniversario más de ese gesto viril de Vicente García, romperán sus carnavales. Los tuneros traen brillos en los ojos.  Rueda la conga. La historia vuelve, pero con aires de mañana. Las Tunas, cada aniversario, estrena un sueño.

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

50 años después

20110530224923-montajeciudadreportaje.jpg

 

Brotan rosas entre las espinas

Por Graciela Guerrero Garay   Fotomontaje Chela

Ha crecido paso a paso, con la magia de envejecer y renacer al mismo tiempo.  No importa si algún testarudo se enquiste en su memoria la discutida teoría del “vaso medio lleno o medio vacío”, para restarle prominencia ahora y endulzar su pasado. Mucho sudor de mucha gente está cuajado en su libro de vida para donarle epítetos o disfrazarla. Es por sí misma, aún inacabada. Resalta sin luces de más ni coloretes.

Puedo testificarlo sin andar entre los que más llevan canas. Todavía no olvido cuando a finales de los años 70, para ir justamente a la Universidad de Oriente, si llovía, tenía que ponerme unos zapatos viejos y desafiar el fango. Era la única manera de llegar “limpia” a la pequeña terminal de ómnibus a coger la guagua hacia Santiago de Cuba. ¡Y cómo aún faltan calles por pavimentar y avenidas por reparar!, pero son menos que entonces y cientos más que cuando nací.

¿El marabú?, era como una planta ornamental, autóctona. Los potreros, el paisaje más común. ¿Luces de neón?, muy pocas. ¿Edificios?, quizás entonces ni el 50 por ciento de sus habitantes conociera del diseño de estas viviendas multifamiliares. ¡¿Un doce plantas?! todo un suceso para tocar el cielo.

Es otra. En 50 años todo le ha cambiado para bien, aunque ocupe la novena posición, con 6 mil 588 kilómetros cuadrados de extensión, entre las provincias cubanas, el seis por ciento de la superficie del país. Y esta ciudad, su capital, es testimonio vivo de su parto de rosas, entre los áridos y espinosos terrenos de aquel tiempo en que las palabras Revolución y Socialismo, en estos días de Girón y homenaje, empezaron a parir esperanzas entre la miseria y el subdesarrollo.

No son justos quienes hoy le llaman una aldea a la otrora Victoria de Las Tunas. Por todos sus puntos cardinales, desde sus límites con la región de Camagüey, al norte y al oeste; con Holguín, por el este, y Granma, al sur, nada es comparable. Sus municipios ya no son esos montes oscuros donde hablar de cine, televisión, parques, plazas, pavimento y hasta un helado Coopelia podía ser una palabra en idioma Cantón para la mayoría de sus residentes, campesinos de pura ceba que veneraban el candil y sus hijos decían “haiga” y “en todavía”.

Contar otra cosa es cambiar la historia del tunero legítimo. Negar su raíz y su progreso. Subestimar el presente en que disfruta de lo que jamás tuvo en medio siglo. Viste y calza con aires modernos, utiliza las últimas tecnologías, se cura con rayos láser, se transporta en modernos carros, tiene televisores hasta en las escuelas y camina sobre el asfalto la mayor parte del día, a pesar de cuanto falte y el sudor que debamos derramar.

Y no hablamos de estar en la cumbre ni sentirnos plenos. Seguimos marcados por el subdesarrollo y no somos el territorio más industrializado del Oriente ni el país. Empero, es innegable que tipificamos el arquetipo del avance sostenido de una obra social irrebatible, quizás como pocos territorios cubanos puedan hacerlo, justamente porque Las Tunas era una ancha pradera atravesada por la carretera central, contando incluso las edificaciones particulares y públicas que existían aquí y en las localidades vecinas que hoy conforman sus municipalidades.

LLEGÓ PARA QUEDARSE

Locuaz, revolucionario de corazón y convicci&o

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

En Las Tunas, Cuba

20101008144348-dsc-hotel-tunas-f.-alexis-16-4-080005-3-.jpg

 

Los pasos de mi ciudad

Por Graciela Guerrero Garay

He crecido con mi ciudad, y mi ciudad conmigo.  La diferencia está en que ella, desde que un día bien lejano, hace 214 años, empezó a notarse como cacicazgo y juntó piedra sobre piedra, yo, quizás navegaba en los mares de los imposibles encuentros con la tierra.

Con el tiempo, me monté en su máquina de memorias en archivo y comencé a conocerla. No tenía mucha gente ni muchas cosas. Una impronta de “campo urbanizado” tal vez fuera el mejor símil para retratarla, en etapas donde mi niñez no me permitía razonar términos como sociedad, desarrollo, evolución demográfica… y otros tantos que definen el estatus social de un territorio.

Empero, empezando por mi padre, recibí de sus viejos moradores ese torrente de recuerdos y vivencias que me permite, ahora, en su cumpleaños, valorar la justa dimensión de sus avances, aunque más de un tunero, quejoso e inconforme, te diga a la ligerita que ha involucionado o que todavía es una aldea.

Los cubanos somos así, como un viejísimo aforismo que soltaba mi abuela cuando le armaba una perreta, justo al momento en que debía brincar de entusiasmo: “eres como mamá Melchora, si te la dan, gritas, y si te la quitan, lloras”. Puede que al emitir esos criterios la estén comparando con Hong Kong  o apliquen la teoría del vaso medio lleno o medio vacío.

Las Tunas es, paso a paso, una curva ascendente, en constante evolución, sobre todo en las últimas décadas. No creo que en sano juicio, alguien se atreva a negarlo, aún cuando le falta muchísimo para estar entre las urbes cubanas  de mayor desarrollo integral e integrado. Con sus calles sin asfaltos, sus periferias marcadas todavía por casitas de modesto andamiaje, con sus laterales con yerbas o desolados, sin esas arboledas frondosas que dejan escapar la tenue luz de una lámpara de neón o los caminos de adoquín, cemento o lozas finas.

Pero con toda su impronta inacabada, jamás es ni volverá a ser la de otras décadas. Ilustra, sobre todo en su casco histórico y centro capitalino, los cambios renovadores que sacudieron a la Isla después de la División Administrativa y que la categorizaron como una de las 14 provincias del país y una de las cinco que forman el llamado oriente cubano. Es su ciudad Balcón, la ciudad de las Puertas Abiertas.

Una cremería con aires modernos, un bulevar amplio y seductor, un cine – teatro que guarda en su escenario los perfumes de relevantes figuras de la cultura nacional e internacional, galerías de artes, Piano – bar, discotecas, comercios, restaurantes, hoteles, plazas, parques… casi todo construido o remozado en estos llamados años de Período Especial, en momentos donde el buen samaritano sabe que todo está mutilado y que una inversión cuesta el triple o más que en los años anteriores a los 90, en se derrumbó la Unión Soviética.

Por eso mi ciudad no deja enamorarse por las aves de paso que intentan incrustarle vaticinios fatales. O por quienes, en vez de regalarle una rosa en los atardeceres, pretenden herirla con papeles rotos o dardos envenados de palabras obscenas. Por eso no cede al enemigo que la acecha para maldecir sus aires frescos o pisotearla, ultrajando el presente que enseñorea por encima del tiempo y las añoranzas, las frustraciones o los deseos.

Las Tunas tiene ya 214 años. Cada aniversario le brota un botón nuevo, sea una mujer o un hombre, una avenida o una esc

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , ,


Jornada Cucalambeana

20100629161744-cucalambeana1.jpg

Un punto de contacto clave: Cuba – Iberoamérica- Las Tunas

Por Graciela Guerrero Garay

Ya la décima y las tradiciones campesinas de los pueblos alzaron vuelo de canarios sobre el Caribe. Faltan horas para que la cuna de las canturías, el acogedor y campestre motel El Cornito, donde vivió el poeta bucólico Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, abra sus siempre abiertas alas para celebrar la Jornada Cucalambeana.  Las Tunas será guateque, controversia, repentismo y tonadas.

El mayor acontecimiento de este tipo en la Isla, que tiende cada año – unifica, fortalece- un punto clave entre Iberoamérica y Cuba. Un suceso que defiende la raíz cultural de las naciones que cuidan sus memorias y distinguen el valor de sus acervos. Un modo más de ser libres en la  Isla de la Libertad.

Cien invitados de América Latina y Europa se llegan al terruño Balcón del Oriente Cubano para compartir modos y talento al momento de revivir la historia que engendró desde el campo una expresión popular, netamente nacionalista y autóctona y que marca el diapasón ético – estético de una de las clases sociales más sufridas en la generalidad de los países.  Las Tunas, de manera especial, salva del olvido a los campesinos iberoamericanos. Es un mérito innegable de estas Jornadas Cucalambeanas que en cada edición son más de pueblo y más participativas.

La décima, la controversia, las tonadas, el repentismo, la improvisación, la artesanía y hasta el sabor y el olor de la cocina campestre se enlazan en los espectáculos culturales, programados con gusto y diseñados para que prevalezca el espíritu cultural de visitantes y anfitriones, en medio de un ambiente puro, alegre, bucólico y exuberante como resulta por sí mismo El Cornito, finca donde vivió y cantó a la vida en décima El Cucalambé, el poeta cubano más popular del siglo XIX.

Los tuneros esperan con placentera motivación el día de mañana, miércoles 30, para disfrutar de la apertura del evento campesino más importante del país, así como del amplio programa de actividades como la elección de La Flor de Virama, un certamen donde la belleza de las cubanas resalta por su virtud desde campo adentro;  revivir las emociones y la calidad del Concurso de Repentismo Justo Vega;  endulzar el espíritu con los nuevos valores que se encuentran en los niños;  aprender con los eventos teóricos que despiertan el intelecto popular y esa fiesta grande de pueblo que siempre será este encuentro.

Esta vez, siento que vale doble el esfuerzo por conservar las tradiciones culturales que Cuba y en particular la capital iberoamericana  de la décima, Las Tunas, hacen en medio de serias carencias materiales y un recrudecimiento morboso de las campañas mediáticas contra nuestro proyecto socialista, porque más allá del magnetismo y la trascendencia de la Jornada Cucalambeana emana la solidaridad entre los pueblos, la gente sencilla de nuestros campos, los ascentros del canto natural que brota como las estaciones.

Y vale porque mientras el imperio y su ambición fascista busca alianzas malditas para hacer la guerra y pone en peligro la vida de millones de seres inocentes, empezando por la semilla del hombre, los niños, acá en este Balcón del Oriente cubano se abren las puertas al amor y a la danza, a la vida y la esperanza, a la hermandad y la cultura. Por este gesto auténticamente revolucionario la Jornada Cucalambeana número 43 del campesinado iberoamericano es ya memoria histórica de la cultura que jam&aacu

... (... continúa)

Etiquetas: , , , ,


Las Tunas: Un Parque de Puertas Abiertas

20100226131718-vistas-nocturnas-tunas-f.-norge-3-12-09-38-.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Foto: Norge Santiesteban Vidal

Desde que la ciudad de Las Tunas tomó cuerpo de sirena y se hizo de luces y vestidos nuevos, el parque Vicente García siempre fue un regalo de paz a sus habitantes y para cuantos cubanos y extranjeros iban – van - camino a las regiones vecinas donde el sol estrena su ronda de vírgenes rayos dorados cada amanecer: Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma y Holguín, provincias que integran hoy esa llamada cabeza verde del caimán grande que es la Isla Faro de América Latina.

Nadie pudo ignorar, ni los primeros habitantes de la antigua Victoria de Las Tunas, que este amplio espacio era mirada obligada para los viajeros que transitaban por la Carretera Central en su trayecto hacia el Occidente, el Centro y el Oriente del país, pues su ubicación geográfica permite desnudar con la mirada sus bancos de granito o esos hombres, mujeres y niños que formaron y forman la población de este territorio.

Cuentan todos que en los primeros años tuvo la misma preferencia y referencia de ahora. Y en su cómplice y callada memoria hay historias de muchas y muchas cosas… amantes, amores prohibidos, encuentros y desencuentros, citas conspirativas,  breves contactos de trabajo, un nuevo romance, una ronda de conquista, el parto de un poema, el pétalo naciente de una amistad, la meditación de un sueño, la catarsis, el escape a la nostalgia, un primer beso y un último adiós…

Todo ahí, en el palpitar del corazón de la ciudad…noche y día, mes a mes, año a año…con su verde hierba de jardín renovada en los veranos y los inviernos…con su estatua perenne… la del Mayor General, ese Vicente García que será siempre de los tuneros y de Cuba, amén de los réquiem hechos a su patriotismo cuestionado, a la verdadera reivindicación de su figura, al protagonismo de su vida entregada a la libertad de su Patria y de su tierra.

El Parque… testigo presencial de sueños en siglos de constante transformación…, metamorfosis divina, con silencios y voces, de una región que gana poco a poco un urbanismo enorme, aunque la gente siga hoy inconforme y medite y exija más y más, muchas veces sin darle un mínimo suspiro, una gota de sudor o un pe

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,


Carnaval en Las Tunas, Cuba

20090912113010-carnaval23.jpg

¿Quedaría San Pedro seco?

Por Graciela Guerrero Garay  Foto: Yaciel Peña de la Peña

La segunda noche del carnaval tunero ¡¡¡¡¡¡NO LLOVIO!!!!! Algunos dicen que San Pedro se quedó sequito, sequito, con el diluvio de este miércoles, donde escampó casi a las once de la noche. Aún así, cientos fueron a la calle a rumbear lo que quedaba del día y esperar el viernes dándole calor a la frialdad del amanezco.

 

También está dicho y comprobado: los tuneros veneran las fiestas y adoran sus carnavales. Es una resistencia también probada. Una noche entera moviendo “la colita”, con la jarra de cerveza ahí, siempre llena...y muchos, al día siguiente, llegan un poquitín tarde al trabajo, pero van. Luego cabecean, rinden poco y les ves unas ojeras que denuncian la mala noche (riquísima, si les preguntas a los carnavaleros), pero van.

 

Siempre se ajustan horarios, claro, y se adelanta todo lo posible desde días anteriores para liberar lo máximo a los trabajadores. Yo soy una de las que “peleo” por tanto fetecún, pero reconozco que es el mayor acontecimiento festivo - popular y sucede solo una vez cada año, sin descontar que acá se hacen grandes sacrificios cotidianos para avanzar en medio de tantos problemas y carencias, que se trabaja con muchas y complejas limitaciones materiales…en fin, que no es desatinado facilitarle al pueblo cierta libertad laboral para que pueda disfrutar su fiesta.

(... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,


Carnavales en Las Tunas

20090910172806-carnaval-infantil-10.jpg

Se cumplió el presagio: la reina fue la ¡sombrilla!

La foto fue tomada cuando el Carnaval Infantil..aquí se desafiaba al Dios Ra..pero la reina salió nuevamente en la noche. San Pedro se encargó de provocarla.

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: Yaciel Peña de la Peña

Siempre se ha dicho claro: ¡¿carnavales en Las Tunas?! llueve todos los días, lo verá. Y no hay quien lo ignore. Del “empapao” no escapa nadie. Es como un embrujo o una de las tantas leyendas que envuelven esta ciudad. Se repite año tras año. Y lo curioso, en este 2009, es que ahora se convocaron las fiestas más populares y esperadas por el pueblo para inicios de septiembre. ¡¡¡¡¡¡ Y llovió!!!!!!!!!!

 

Correr la fecha, desde el fin de mes, no rompió el hechizo. Doña Lluvia llegó fuerte, persistente, constante…y tocó suelo capitalino a las 5 y media de la tarde, aproximadamente, cuando ya cientos de tuneros se vestían para celebrar su pre carnaval en una de las áreas más pobladas de esta capital, los repartos Santos y Buena Vista, y en los que estrenaría su elegante fulgor el paseo de carrozas y comparsas.

 

La reina fue la sombrilla. Otro presagio cumplido. Podía muy bien ser el carnaval de la sombrilla. Con todos sus colores, de todos los tamaños, y para todas las edades. Pero no podíamos perdernos la fiesta. Paragua en mano, so

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Otra huella del Carnaval Infantil en Las Tunas

20090909095909-carnaval6-foto-rey-.jpg

La foto de mi amigo y colega Reynaldo López Peña es elocuente.

Esto sucedió el domingo pra el disfrute de los más pequeñitos tuneros. Mañana jueves es la fiesta de "los grandes". Un maremoto de alegría, cerveza, congas, carrozas y comparzas, con ese tufillo divino a cerdo azado, maíz cocido, caldoza... que trae el viento de un lado a otro de las muchas áreas bailables que estrenará la ciudad.

Los tuneros de fiesta...en carnaval... ritmo, Cuba, Caribe y eso que hace la diferencia...todo el mundo en Carnaval.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

¡¡¡¡¡CARNAVALES EN LAS TUNAS!!!!!!

20090909094837-carnaval5-fotorey-.jpg

Hasta los gatos parecen contentos

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: Reynaldo López Peña

Los tuneros somos fiesteros. Orientales y cubanos, no faltaba más, puede agregar al asunto otro nacional hasta un visitante foráneo que sepa nada más un poquito, solo un poquito, de la idiosincrasia de quienes vivimos en las cálidas aguas del Caribe, en una isla hermosa y soberana, llamada Cuba.

Y es cierto. La alegría, el humor y la picardía nos vienen tan bien como la caña de azúcar, la palma real o el Tocororo. Cada año, por tales razones y otras muchas más, los carnavales quizás sean los sucesos culturales masivos más esperados y añorados de cuantos acontecen. ¡Y hay eventos prácticamente todo el año! Yo digo, muchas veces, que nos pasamos los doce meses de fiesta.

Pues ya estamos en Carnavales. Oficialmente, comienzan este jueves y terminan el domingo, pero ya hace más de 20 días que se escuchan las congas en sus ensayos, que la gente la busca y la baila, que el verano recién terminado tuvo, en sus días finales, sabor a carnaval. Y lo más destacable sucedió este domingo pasado: el Carnaval Infantil.

Mucho divertimento para los pequeños tuneritos. Muy pocos padres dejaron a sus críos en las casas. Cinco carrozas se encargaron de moverles los ojitos de aquí, para allá, de allá hacia allá… y los muñecones, esos “hombres cartón, yeso, tela, colorines, gigantes” que asustan, primero, hacen reír después y protagonizan luego, los días siguientes, historias fantásticas en el barrio, no más le preguntes a un niño o niña de 2 o tres años si vio los “muñecones”… esos, hicieron de la mañana dominical un bello suceso.

Y esta vez todo tenía que ser mejor, aunque no compartí el precio de algunos vendedores que, por ejemplo, comercializaron las

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Un día en Las Tunas del 2009

20090829085724-montajecuidad.jpg

Por Graciela Guerrero Garay   Fotomontaje: Chela

Cueybá, Victoria de Las Tunas, Las Tunas…son los nombres que marcan la historia de mi ciudad.  No es tan grande como Santiago de Cuba o La Habana, pero jamás tan pequeña como para perderse en la geografía del archipiélago cubano.

 

Tampoco es de esas ciudades deslumbrantes, donde el brillo de las luminarias a veces te marea o te embruja. Todo depende. Pero es uno de los lugares de Cuba que ilustran muy objetivamente el beneficio social que trajo a la Isla el triunfo revolucionario.

 

Eso no quiere decir que los tuneros estemos conformes con nuestro desarrollo ni neguemos que hoy, amén de todos los avances, podríamos estar mejor.  Mucho más pudiéramos tener en conceptos de urbanidad, sociedad, prosperidad y rendimientos económicos.

 

Las causas son complejas y diversas, objetivas y subjetivas, según creo;  mas mi intensión no es analizarlas ni ando con ellas en mi pluma. Quiero detenerme en lo que resalta a la vista del tiempo. La transformación gradual y elegante de su entorno.

 

Hoy la ciudad de Las Tunas es otra por los cuatro puntos cardinales.  Ya no existe ese marabú espinoso y horrible que, cuando yo nací,  cubría las áreas periféricas y los barrios. Tampoco

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Visitan Las Tunas “ Amigos de los Comuneros de Paris”

20090123081244-casa-de-la-decima-copia.jpg

En la foto La Casa Iberoamericana de la Décima, donde viviera Charles Peissot

·                    Develarán una tarja en la Casa Iberoamericana de la Décima, donde viviera el francés Charles Philibert Peissot Latout, quien llega a Cuba en 1873, por el Puerto de Nuevitas en Camagüey,  con otros 49 compatriotas que habían sido miembros de la Comuna de Paris en 1871.

·                    Fueron enviados a Cuba para combatir  al lado de la monarquía y, en su condición de presos, los ubican en el campamento oriental de El Guamo, de donde escapan y se incorporan a las tropas del Mayor General Vicente García

·                    (... continúa)

No hay comentarios. Comentar. Más...

Una esquina popular..la del Parque

20090111171648-estatua-de-fedrico-capdevila-en-el-parque-central.jpg

Por Graciela Guerrero Garay     Foto: Lloansy Díaz Guerrero

El parque Vicente García, enclavado en el mismo corazón de la ciudad y parte de su restaurado Casco Histórico, es cómplice de todas las generaciones de tuneros.

Nadie, creo, ha podido escaparse de su sombra, sus gorriones, sus amaneceres y atardeceres. Creo que nadie ha dejado de tomarles las manos a su novia y su novio en sus bancos de granito, entre el verde follaje de sus árboles y los tornasoles de la noche.

Tertulias, esperas, encuentros, desencuentros, alegrías, penas...y cuanta emoción humana pueda concebirse ha dejado una huella silenciosa en su blanco asfalto.

Esta es una de esas esquinas de ese parque, una esquina histórica, que perpetúa la memoria de Federico Capdevila, ese español que muy bien defendió la injusticia contra 27 estudiantes de Medicina, inocentemente asesinados durante el coloniaje español, acusados falsamente de profanar la tumba de un militar español.

Alli, cada 27 de noviembre, cuando se conmemora el injusto y cruel suceso, cientos de estudiantes universitarios tuneros se dan cita para recordar la valentía de esos jóvenes ultrajados y hacer un minuto de silencio por su memoria y la de Federico. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Otras Imágenes del avance de ETECSA en Las Tunas

20090109020822-telepunto1.jpg

Por Graciela Guerrero Garay       Foto: Lloansy Díaz Guerrero

Enclavado en el moderno y recién estrenado Bulevar de la ciudad de Las Tunas, el llamado Telepunto, todo un super módulo de alta tecnología con los servicios más innovadores y competentes de la telefonía y las comunicaciones, no solo habla del desarrollo social alcanzado por el Balcón del Oriente de Cuba, sino que a la vez enriquece y complementa la belleza y el diseño arquitectónico del centro capitalino.

Los vitrales que adornan su techo respiran color, buen gusto, arte y estética en particular. Concebir años atrás una institución de este tipo aquí, en una de las provincias más pequeñas y subdesarrolladas del país, era ganarse al instante el apelativo de loco, soñador o estúpido.

Vaya, que se llevaron el gato al agua los que saben que mi ciudad y mi verde caimán son auténticos. Los descreidos casi nunca son los protagonistas de la historia.

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

La telefonía es otra perla en Las Tunas

20090109013758-telepunto.jpg

Por Graciela Guerrero Garay     Foto:Lloansy Díaz Guerrero

Recuerdo mi infancia. Una ciudad llena prácticamente de marabú, salvo el histórico centro capitalino que, quienes vivíamos en los barrios y las periferias, bautizamos como "pueblo". Y todos íbamos "al pueblo". A pasar un telegrama, a comprar en las tiendas, a ver una película, a sentarnos en un parque, a tomarse un helado, a todo, absolutamente a todo, hasta para llamar por teléfono.

Eran muy contadas las familias que tenían un teléfono. Y eso de caminar por las calles, sobre todo en las barriadas y las comunidades semirurales, no se me acurre ahora nombrarlas semi-urbanas, y encontrar un cabina pública era un sueño de incautos. Creo que la mayoría de los tuneros de entonces ni sabía a ciencia cierta que era eso.

Hoy la telefonía en Las Tunas es otra perla de su desarrollo y su modernidad. Poco a poco, inversión a inversión, año tras año, ETECSA - como se llama la empresa que presta este servicio en Cuba- no solo multiplica sus centros agentes, sus cabinas públicas, su lista de servicios, sus facilidades comerciales, sino que incrementa en cientos de cientos su cantidad de ussuarios privados, sin contar los estatales.

En mi edificio, ubicado en uno de los barrios más poblados de la ciudad, con unos 30 apartamentos, somos 12 las familias que contamos con teléfonos propios, en tanto hay también un centro agente (para llamadas públicas con aviso a los comunitarios y bajo el tutelaje de una casa de familia) y una cabina con dos equipos. Todo eso en el escaso espacio de 30 metros aproximadamente.

Increible, para quienes nacimos en el año 1959 y nos sentíamos reyes de Inglaterra cuando mamá, papá o abuela nos hacían con dos latas de leche condensada y una pita de hilo un teléfono para jugar a la casita. Aqui en un extremo, lata en la boca, mi hermano gritando..."oye, estás ahi?...y yo, del otro lado, latica en la oreja..."¡¿quién habla, no te oigo?!¡¡¡¡

Y después, al final de mis recuerdos, quién demonio puede dudar de que Las Tunas, mi ciudad de maravillas y espejismos, no es testimonio vivo de que Cuba es Cuba después de que yo nací.

En la Foto, una de las obras que embellecen el centro de mi ciudad. El Telepunto, todo un complejo de servicios de ETECSA que vende desde teléfonos hasta horas de navegación en Internet. 


Las Tunas de hoy...otra simplemente

20090108094322-cremeria.jpg

Por Graciela Guerrero Garay    Foto: Lloansy Díaz Guerrero

Es hermoso descubrir que la ciudad, donde uno nace, crece, sueña, apuesta, cultiva, se enamora, anda y le regala los maremotos de silencios y palabras, locos, promiscuos, satánicos y puramente puros, se transforma..

A veces, es difícil creerlo...otras, parece un milagro de un hada madrina... a muchos, le parece poco...a otros, le resulta lo que justamente es...un parto laborioso, imposible si se cuentan las verdades y las baldozas...

Lo cierto que Las Tunas, este calentito Balcón del Oriente de Cuba, ya no es la misma que antes..yo diría que ayer...su urbanización es innegable...su buen gusto arquitectónico, aplaudible..su progreso, constante...

Ya nadie puede tener la osadía de llamarla aldea, mucho menos Cenicienta...es una linda ciudad, con aires de una modernidad propia, culta e inteligente...

Este 2008 que se fue, en el que los ciclones pretendieron herirla..y la hirieron, fue un año de maravillas a pesar de todo...estrenó tantos espacios necesarios, esperados, exigidos que, sin levantar una copa de más, hay que tocar las campanas...

Por eso, por este oxígeno vital que la engrandece, hay que seguir de pie...rociándole los pétalos de un año nuevo de promesas y cumplidos..y si hasta aqui, con casi nada, ya es la reina de la obra mayor, la bailarina del arpa comprometida de su pueblo, de su gente sencilla y divertida, alegre y laboriosa, estos tiempos que ya llegan tendrán siempre motivos para el son...

Las Tunas de hoy es otra simplemente. Es amor, amor en revolución.


Los nuevos tornasoles de Las Tunas

20081227101119-bullevar-de-las-tunas1.jpg

Por Graciela Guerrero Garay     Foto: Lloansy Díaz Guerrero

Es más bello y saludable caminar hoy por mi ciudad que doce meses atrás.

La frescura te envuelve entre brisas frescas de este invierno. La tibieza te enamora bajo los rayos del sol.

Es una obra rejuvenecida, delatando la complicidad de su gente y la magneficiencia de su obra.

Hoy es mejor que ayer y el mañana que llega con el año nuevo siempre será mejor.

Las Puertas Abierta de mi ciudad, Las Tunas, te esperan para comprobarlo. Puede que te asalte la duda del asombro, el parto del milagro, la grandeza de una voluntad en espiral...el bien común, la semilla compartida, el paso siempre adelante.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Antecedentes de los carnavales en Las Tunas

20080821224743-puerto-antigua.jpg

Cacicaná, un indio noble

Por Graciela Guerrero Garay

Cuando el conquistador Alonso de Ojeda fue arrastrado por una tormenta a las costas del puerto de Jagua, en la actual provincia de Sancti Spíritus, su propósito de llegar a La Española sin dificultad se esfumó por arte de magia. Empezaba a vivir una pesadilla, sin imaginar que el contratiempo sería el primer paso de la fundación de la primera ermita de Las Tunas y la tercera de Cuba, " la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto", como la bautizara el genovés Cristóbal Colón al descubrirla en 1492, en la víspera del 31 de octubre.

Las ya gastadas embarcaciones de Ojeda lo obligaron a continuar la travesía por tierra, a lo largo de toda la costa sur. Su objetivo era llegar a la Punta de Maisí y continuar, desde allí, a La Española. Pero el camino era mucho más difícil y, poco a poco, sus 70 hombres quedaron sin vida entre los terrenos pantanosos, los dientes de las fieras y el azote de las enfermedades.

Sólo la imagen de la Virgen que traía en su mochila era el consuelo y prometió levantarle un templo en el primer pueblo en que pudiera salvarse. La aborigen comarca de Cueybá fue el elegido por la voluntad de la santa. Cacicaná, el jefe de la tribu que la poblaba, lo recibió como un dios y lo trató con una nobleza tan marcada que a los pocos días Ojeda y su diezmada tropa gozaban de buen ánimo y excelente salud.

El conquistador cumplió su promesa y levantó la ermita en un bohío de yagua y guano, adornada con paños de algodón. Desde ese día, el noble Cacicaná y sus hermanos indios veneraron a la imagen sagrada de la Virgen, le cantaron en su lengua y le bailaron sus tradicionales areitos.

Tres años después, el padre Fray Bartolomé de las Casas bautizaba a aquellos nuevos devotos de piel cobriza y bendijo a la Virgen María, por permitir que en tierra extraña fuera tan bien recibida. La natural inocencia de Cacicaná agradeció el gesto como otra muestra de alegría. Todavía Francisco de Morales no había cumplido la orden de Diego Velázquez de "españolizar" a la isla. Y en las cercanías de Cueybá la paz y las fiestas eran el buen signo de la conquista.

Tal milagro duró poco. La cruel lucha desbastó las aldeas y la ermita de la Virgen María se desdibujó ante el abandono y el dolor de los hombres y mujeres indias. Tuvieron que pasar muchos años para que aquella milagrosa ermita saliera del ruinoso estado de abandono en que quedó sumida por la guerra entre indios y españoles. La visita que hiciera el obispo de Cuba, Gerónimo Valdés Sierra, a la villa de

... (... continúa)
No hay comentarios. Comentar. Más...

La ciudad de la Revolución

20080810092800-recien-estrenado-piano-bar1.jpg

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: LLoansy Díaz Guerrero

MI ciudad hace 50 años era una apenas una mística aldea de brujos y leyendas. Ahora, cada día, cambia su entorno y denuncia, por los cuatro vientos, que los buenos cambios de la Revolución Socialista se le posan, cual mariposas preñadas de fértil optimismo, en su centro histórico, el más pequeño de Cuba.

Los barrios reciben las brisas de la urbanización, del Programa de la Revolución Energética..en fin...ya no es la misma y mañana será mejor. Cuando amanezca habrá una nueva vivienda construida, una escuela remozada, un calle reparada. Si lo duda o no lo entiende, venga..Las Tunas es una Ciudad de Puertas Abiertas.

No hay comentarios. Comentar. Más...

La epopeya de un arma

20080809151335-bambu-machete.jpg

Por Graciela Guerrero Garay    Foto: Norge Santiesteban

Cuando aquel lejano 4 de marzo de 1886 en Río Chico, Venezuela, se corrió la noticia de la muerte del Mayor General Vicente García González tal vez se pensó que su legendaria vida mambí, su inclaudicable patriotismo y su bravura jamás trascenderían al futuro.

En aquellos tiempos de constantes luchas por la independencia y una Cuba sumida a la metrópolis, era casi imposible prevenir que el arma que tantas veces acompañó al toque de "A Degüello" hoy, después de un siglo y más, fuera la pieza museable que resulta más atractiva entre las expuestas en el memorial que lleva su nombre en la ciudad de Las Tunas.

Para la investigadora Margarita García Laguna es la magia del machete y esa fuerza de fuego que se desprende de sus raíces, enaltecidas con el ejemplo, la valentía y el cubanismo especial que caracterizó a Vicente, el llamado León de Santa Rita. Para más de un visitante es la historia misma de la libertad de la Patria y la enigmática belleza que la distingue.

Así, dentro de su urna de cristal, el machete del insigne mambí tunero parece revelar los secretos de la guerra del 68 y no arrepentirse de las incontables gotas de sangre que lloró por la independencia en la manigua redentora.

AL GALOPE DEL AMOR

Lejos de los miles de visitantes que llenan a diario la sala de la casona natal del Mayor General Vicente García, enclavada en la arteria principal de la ciudad de Las Tunas, hay otra historia.

No fue precisamente un museo tunero el que tuvo el honor de exponer esta importante pieza por primera vez. El mérito correspondió al " Emilio Bacardí", de la hermana provincia oriental de Santiago de Cuba, donde fue donado por Rosa, la hija del patriota, quien viajó a la Isla junto a su madre, Brígida Zaldivar, después de la muerte del padre y había decidido traer consigo el arma de guerra, que Vicente guardó con mucho celo una vez que llegó a Venezuela.

(... continúa)

No hay comentarios. Comentar. Más...

Mi ciudad es una leyenda viva

20060921005105-centro-ciudad2.jpg
Por Graciela Guerrero Garay
Las Tunas es una ciudad de leyendas, misterios y una historia consumada, hecha a golpe de décima y machete, y viceversa. En 1617 le nació la primera huella del misticismo que la envuelve. Desde entonces, los más viejos, generación tras generación y contra los aires modernos, cuentan de un corcel blanco que salía a galoparla bajo la furia de un indio sin cabeza. Era un síntoma de rebeldía al intruso español. En aquellos tiempos su nombre era Cueybá, cacicazgo con muy pocos moradores.
A Diego Clemente Rivero se le atribuye el honor de levantar la primera casa, allí donde hoy nos espera el Museo Provincial Mayor Vicente García. La región aborigen empieza a desdibujarse ante las ambiciones de la conquista y la llegada de ilustres personajes. Crece. Tipifica su entorno. Defiende su lugar. Engendra. Y nadie pudo quitarle el realce que le dio el privilegio de ser paso obligado hacia el Oriente y Occidente de la Isla. Por eso, en poco tiempo, Las Tunas ganó el derecho a que se le concediera la Tenencia de Gobierno que administró Morales y confirmó que, por sí misma, podía labrar sus andares futuros.
Todo este conjuro de vitalidad, y ya con el título de Ciudad en su Ayuntamiento, la valentía de sus más célebres patriotas, los fértiles últimos meses del 68 con su arraigo independentista, el acervo cultural y el aldabonazo que significó el resurgimiento de sus cenizas, crea nuevos caminos hacia el desarrollo. Entre los sucesos que la distingue está la construcción de su primer cine, en 1905. "Victoria" tenía 200 sillas de madera y una pantalla de dos metros aproximadamente. Estaba ubicado frente al parque Vicente García, por la calle Colón, hoy arterias principales del corazón capitalino.
La luz eléctrica llegó en 1913 gracias a Francisco Gutiérrez Calderón, quien instaló una planta y, acto seguido, también, se estrenó el servicio telefónico. Paralelamente a estos acontecimientos, sus rebeldes sentimientos se proyectan aún más para marcar su identidad. Los tuneros participan activamente en huelgas, movimientos y organizaciones sucedidas en la Isla contra la dominación americana y los gobiernos de turno, como el alzamiento en 1933 para enfrentar a Machado, realizado por la Unión Revolucionaria en Victoria de Las Tunas, nombre que le da el español y capitán general Blas de Villate, Conde de Valmaseda, luego que el 16 de agosto de 1869 las tropas mambisas al mando de Manuel de Quesada, logran ocuparla pero no alcanzan el éxito total en el ataque.
La enraizada rebeldía sigue en pie y, en 1937, se crea el Comité Municipal del Partido Comunista. Dos años más tarde, se aprueba por el Ayuntamiento el escudo de la ciudad, la cual en 1943 abarca, como municipio, 16 barrios con más de 91 mil habitantes. A partir de este momento la década del 50 se convierte en expresión de auténtica cubanía y hay un rotundo apoyo al movimiento 26 de Julio. Esta intensa labor revolucionaria se extendió por las distintas zonas del territorio que hoy conforman los ocho municipios hasta la alborada de enero de 1959.
Con el triunfo revolucionario en 1959, Las Tunas queda integrada a la región oriental y comienza un constante y ascendente desafío para equilibrar su desarrollo con el resto de las regiones del país, fundamentalmente por la carencia de industrias y poseer un carácter eminentemente agrícola, renglón económico bastante maltratado con las guerras y desatendido totalmente por el régimen imperante en la Isla.
Esta nueva década le cierra cicatrices y
... (... continúa)
No hay comentarios. Comentar. Más...

Pregonero Mayor

20080821225747-portada.jpg

Por  Graciela Guerrero Garay

La ciudad es un rosal de tinta nueva. Hay olor a papel fresco en sus esquinas. La gente corre a su encuentro y fija en el corazón el santo día. Ya nada quedará en la garganta del olvido o servirá de cómplice a los murmuradores de pasillo. El pregonero mayor, su pregonero eterno, nació y la ciudad tiene para siempre un testigo de amor. un fiel amante.

"Primer cine en Las Tunas... ". "Se casa la señorita... " "Inauguran la primera imprenta"... "Mañana comenzará a distribuirse..." La noticia le camina por las venas a mi ciudad. Ya no es de uno, ni de dos... sino de todos. Ya no es una ciudad sin el pregón mayor, el sempiterno, el que le da color a sus arbustos, el que le cuenta la piedra de los tiempos. Ya mi ciudad no es huérfana de voces ni podrá ocultar más a los fantasmas. La buena nueva le pondrá coloretes y el murmullo de los leprosos de la tarde se ahogará en el silencio de la tinta.

Uno y otro almanaque se van. Cambian los tiempos. Incluso, el Pregonero Mayor cambia de rostro, de nombre, de lugar. Es la metamorfosis del desarrollo indetenible de la vida y los hombres. De la tecnología. De los asuntos y la conciencia. Pero la ciudad sigue ahí, retratada, con sus gobiernos y sus pareceres. Con sus avances y sus retrocesos. Con sus soles y sus manchas.

No hay pregonero sin ciudad y viceversa. Es un binomio de hechos. Un contubernio de reciprocidad y realidades. Mi ciudad no será nunca olvidada. Tiene memoria desde ayer y hasta mañana. Un después infinito, de tinta y de papel. De centinelas de palabras, con sujeto y predicado activos, guerrilleros.

Ya nadie osará tergiversar su historia ni inventarla en tertulias mal habidas. Corre sangre de tinta y plomo en sus archivos. De fotos y sucesos. Cada piedra se teje por su misma y deviene palabra, orden, combate, promesa y reto. Y hay más. Ahora su historia es de siglos más modernos. Y el Pregonero la viste y la desviste. Se habla de barrios nuevos, de inventivas salidas del cerebro popular, de las revoluciones que mueven el planeta. De los héroes anónimos y confesos. La ciudad es un Pregonero de papel rejuvenecido con computadoras y lenguaje digital...

Pero, amén de los recursos y los modos, de los siglos de los siglos, de la gente que se va y se queda, de los que vienen, están las huellas... pasos nunca perdidos en mi ciudad de flores frescas y amarillas... es el paraíso del pan de cada día, el pan caliente que se espera y necesita... es la catarsis de la simplicidad de un mundo salpicado de glorias y de empeños.

Simple, muy simple, mi ciudad es un periódico grande e inmortal, donde cada palabra tiene rostro y cada rostro es una esperanza de tinta y de papel... un pregonero, 26.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Capital en OCTOSÍLABOS

20080821230135-porque-cornito.jpg

A la ciudad no le ha parido la poesía. Ella nació para acunarla, multiplicarla por los altavoces, regalarla a los pájaros, al viajero, a la luna y al sol. Pero no es una poesía cualquiera,  aunque las multitudes le hagan palmas entre el bambú y la danza, al calor del cerdo asado, el aguardiente de caña, el sombrero de yarey y la guitarra. Es una poesía de la tierra. Es campesina. Es popular. Es décima. Y no más.

Las Tunas es su Capital y todo tiene que ver con las raíces, con el modo de “robarle”  la gracia al sinsonte, al labrero, al azadón, al gorjeo del viento y la picardía de las estrellas. Pero no es un fenómeno nuevo ni de ayer, es de siglos. Tiene  mucho que ver con su artífice mayor, Juan Cristóbal Nápoles  Fajardo, El Cucalambé.

Hablan los investigadores que Juan  Cristóbal dio suficientes pruebas de talento y aptitudes para la poesía y su dominio, no solo entre los poetas de la familia. El clásico de esta vertiente, Rumores del Hórmigo, que publicó en 1856, lo demuestra. Su carácter peculiar dentro de la literatura cubana, la manera singular de reflejar el criollismo, el amor patrio, la vida del campo y la sonoridad de sus estrofas lo distinguen entre sus compatriotas y lo encumbran dentro del siboneísmo en  la Isla.

Este arraigo es muy bien manejado por las instituciones culturales tuneras y, avalados por la idiosincrasia de El Cucalambé, el arraigo popular de la décima en todo el territorio, que abarca ocho municipalidades con un poco más de medio millón de habitantes,  conciben rescatar el valor autóctono de este acervo y la memoria del vardo local, que nos legó el buen uso de la estrofa.

Para más suerte y, por esas cosas del destino,  quedó intacta una parte de las paredes que  formaron su casa en la finca El Cornito. Justamente aquí, en las afueras de la ciudad, donde radicaba desde la colonia el ingenio de los Nápoles Fajardo y la casona natal, se  construyó un motel que conserva el nombre original y la fuerte arboleda de bambú, donde cuentan que el poeta cantaba sus  composiciones e improvisaba sus bien hilvanados octosílabos.

Hoy el recinto es sede, desde hace más de 30 años, de la Fiesta Campesina más popular de Cuba, que tiene carácter internacional y ha ganado, por su calidad y diversidad de opciones culturales, turísticas y recreativas, la aceptación de un número cada vez mayor de países iberoamericanos, con la participación de sus poetas, repentistas, trovadores y personalidades culturales.

Todo ello ha entronado y devenido reina a la décima en Las Tunas y, aunque algunos, quizás conservadores, no están totalmente de acuerdo en designarla como la Capital de la espínela, nadie puede quitarle el mérito a este territorio Balcón del Oriente cubano de agrupar, cada año, lo más selecto de los trovadores, poetas, repentistas e improvisadores del país y otr

... (... continúa)
No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Ms

contador de visitas
Contador de visitas
Diseño de página web en sevilla
Bitacoras.com Bitacoras.com TOP Bitacoras.com

Casa de María y Pelayo, Las Tunas, Cuba.

Las Tunas, Las Tunas, Cuba
Nuestra casa es segura, elegante, tranquila y puede más que descansar. Tiene toda una familia para compartir y decidir, de conjunto, lo que más feliz le hace en su estancia por Las Tunas, en el ori...

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next