Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Investigadores de Las Tunas.

El regreso del profeta Alfredo

20160423203414-alfredoentrev6.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Fotos: De la Autora

Alfredo Lorenzo Mejides solo tiene diferente las “nieves” que le adornan su negra cabellera. Es el mismo profeta inquieto, empático y decidido a darlo todo por el mejoramiento humano. Dimensión esta que, en su caso, significa trabajar sin medida mientras un chaparrero necesite de los servicios del Taller de Reparación de Enseres Menores.

Hace catorce años tuve el placer de entrevistarlo por sus relevantes logros como innovador destacado de “La Aguja”, uno de los locales más visitados del municipio Jesús Menéndez por ser la coordenada exacta donde se arreglan las ollas eléctricas – las llamadas reinas- y las arroceras que, día a día, garantizan la comida de la familia.

Sin embargo esta vez no está contento, aunque sí satisfecho de que su carta de alerta y denuncia la publicó el diario digital Juventud Rebelde, bajo la rúbrica del destacado colega Alejandro (Pepe) Rodríguez, y en la cual pone al desnudo cómo las compras inadecuadas de los insumos y materias primas para reparar los equipos electrodomésticos, no solo afectan la economía del país, sino que conllevan a que la atención al cliente sea como el socorrido cuento de “la buena pipa”.  

Los trece años que mantiene su Condición de Vanguardia Nacional, ese andar inquieto y previsor, junto al gesto exacto y la palabra imprescindible, hacen de Alfredo un hombre querido y popular más allá de Chaparra, donde vive con el orgullo de que sus hijos encajen en los sueños que tuvo para ellos: “Alfredito, el mayor, me estudió en la escuela Camilo Cienfuegos y es hoy de la Marina Mercante, y Alejandro pronto será Estomatólogo. Son mi orgullo…”

Como tocado por un hada, abre el portafolio y me muestra a su pequeña nieta de cuatro años, quien no simula la necesidad de ir tras las huellas del abuelo y con sus expresivos ojos achinados posa para la foto, “que fue la carátula de mi último trabajo para el Fórum. Toda una sensación de chiquilla inteligente y curiosa. Ahí la vez intentando sacar un tornillo para reparar la olla. Es otro de mis grandes amores”.

Alfre – como llaman con cariño a este apasionado innovador- confiesa no dormir tranquilo hasta que en el país no se generalice su “nueva y probada idea” de sustituir el microinterruptor de la olla arrocera, modelo MGTP, por el presostato.

Al indagar sobre su inventiva dice: “En todas las provincias hay cientos de ollas arroceras de ese tipo rotas y, de aplicarse esta innovación, se resolvería el problema. Ahora el microinterruptor que se compra es de dos patas y dura muy poco. Los almacenes nuestros tienen el presostato. Solo se trata de cambiar una pieza por otra, y se ahorran millones de pesos por concepto de importaciones, al tiempo que la mujer trabajadora, que es la benefactora primaria en este caso, ya no sufriría más al momento de cocinar.

“Esta es la razón por la que siempre estoy en la búsqueda de alguna solución para estos equipos de cocina, porque son varios los modelos y muchas las vías de adquirirlos por la población, pero cuando se rompen es el verdadero caos, pues no siempre hay coherencia entre lo que entra al país para nuestros talleres y las piezas que se necesitan para una reparación de calidad y duradera. Este es un tema que hay que resolver. El pueblo se queja, reclama y uno no tiene respuesta, realidad que deteriora el prestigio del taller y sus mecánicos. Es un problema nacional, créame.”

Firme y sencillo, e

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La mujer encantada tiene nombre: ¡Lucy Maestre!

20160308171054-montajelucy.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay     Fotos: De la Autora/Cortesía Lucy

“Nací un día de primavera, 28 de abril de 1966, a las 4:30 de la madrugada en Las Tunas, en la antigua Maternidad Vieja. La gente de mi edad y más, saben del lugar que digo. Ahora eso es el Centro de Higiene y Epidemiología. Según el Horóscopo, pertenezco a los signos zodiacales Caballo, en el chino, y Tauro en el tradicional”, dice con el rostro iluminado siempre por una sonrisa, aún cuando esté invisible para la retina humana.

Así es, apasionada como Gertrudis Gómez de Avellaneda, con un detalle a flor de piel que la convierte en una amiga esperada, una literata emprendedora y fuertemente mágica. Persona excelente, con una historia, un consuelo, una frase optimista y un mensaje de amor en la cartera, tal como si lo hubiese guardado para ti y para el minuto exacto que lo necesitas.

No pasa inadvertida esta mujer que gusta lucir y romper cánones por donde quiera que toque su mirada aguda. O pone “Costuras sobre la lengua” sin piedad, pero con la misma ternura que desgrana su obra poética, donde la décima hace luz sobre el papel en blanco.

EN LO ALTO DEL MUNDO

“Me llevaron desde muy pequeña a la finca de mi abuelo, un hombre amable y culto, abogado y poeta. Se llamaba Pascual y su padre, Don Juan Maestre Lecunza fue el primer juez que tuvo la ciudad de Las Tunas. La Larga era inmensa, con naranjales, mangos, aguacate…, árboles de todo tipo. Me relacioné con los animales y las plantas y escuchaba mucha radio. Mi padre me leía mucho antes de dormir, después lo hacía sola. Era un acto privado para mí, algo especial…”

Tunera de raíz propia, es mucho más sencilla y modesta cuando los justos elogios piropean su intenso quehacer como investigadora,  guionista, editora, profesora, relacionista pública, escritora… talento que germinó entre verdes praderas y las bibliotecas de aquella casa de campo, donde a los diez años una chiquilla inquieta ya había leído a Salgari, Verne, Homero y otros clásicos, y amaba las enciclopedias “El tesoro de la juventud”, regaladas por su abuelo.

“Creo no pudiera vivir en otra parte. He probado en La Habana, donde trabajé dos años en la Biblioteca Nacional, y la tristeza no me abandonaba. Viajé a Canadá y fue insoportable la melancolía, la depresión que me produjo la nieve. No pude escribir una línea en esos cuatro meses. Echaba de menos el olor y el sabor del café en colador, el paisaje, la gente, mis perros, mis libros, mis plantas… mi pueblo. Cuando me preguntan si soy tunera, digo que sí orgullosa, porque extraño hasta el olor de los caballos que pasan por la calle donde vivo”.   

Los libros y su entorno fueron compañeros desde siempre. “No tuve hermanos. Recuerdo que apartaba los juguetes y me ponía a leer. Soñaba con los personajes de los cuentos, me ponía en su lugar y sufría y me alegraba con ellos. Guardo todos esos momentos de mi infancia… cuando mi querido primo Juan Carlos, Juanqui, me enseñó a montar burro. Ese paraíso me marcó para siempre. No me gustaba mucho la escuela. Veía a los profesores muy inteligentes pero con muy malos modales, nos gritaban por cualquier cosa. En las clases de Matemática yo escondía un libro debajo de la mesa y me ponía a leer”.

“Hija del polvo” lo quiere como el primogénito, empero lo encuentra lleno de imperfecciones. “No del editor, que es un

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La divina dualidad de Maritza

20160126191909-maritzabatista2.jpg

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: De la Autora

Las musas pueden estarle pinchando el lado izquierdo del pecho mientras cruza una calle, hace los trajines de la casa o se sienta un rato a coger un respiro. Es incansable, tal el fresco viento que la despeinó miles de veces cuando correteaba por la finca de su padre, donde creció y tuvo una infancia feliz. La Morena, un barrio portopadrense, jamás se lo tragará el olvido como tampoco los árboles, las flores y las frutas.

Cuenta y recorre palmo a palmo los asombros provocados por las décimas improvisadas por el hombre a quien le debe todo. Entonces no sabía que eran casi perfectas y las disfrutaba como un dulce bueno que le moldeaba el alma sin tener conciencia de ello. Era una niña y la influencia paterna le hizo amar la música campesina y crecer con esa alegría innata, noble, sencilla y modesta que la convirtió en una mujer querida y especial.

No es posible describir la vida de la profesora, investigadora, poeta y literata Maritza Batista en pocas cuartillas. A los 16 años era maestra primaria y había ganado un lugar como declamadora, aunque quería ser diplomática y se fue a La Habana a estudiar la enseñanza media superior, pero no soportó la lejanía y al regresar se incorporó al magisterio.

“Trabajar con los niños fue maravilloso – dice – y creo que de ahí me nutrí para hoy poder escribir para ellos. La licenciatura en Español y Literatura me exigía leer y dominar géneros como el ensayo, lo cual me ayudó mucho en las investigaciones sobre la décima y mi labor en el Centro Provincial del Libro y la editorial Sanlope”.

Todo un amplio y versátil proceso de aprendizaje, retroalimentación y entrega hacen de esta tunera algo imprescindible en las memorias del realce cultural de Las Tunas y los aportes realizados al mundo de las letras en la provincia y la nación.  Sabe de los sinsabores, estrecheces e insatisfacciones que trajo el Período Especial a las editoras locales, pero igual de los aplausos al mantener vivas las colecciones con minilibros de recortería de cartón y ganar primacía con varias convocatorias de concursos nacionales como Cuentos de Amor, La Llama Doble y Toda la Poesía.

El poeta Antonio Gutiérrez, su esposo, es un referente de amor y compenetración con su obra literaria y profesional. “Al casarme con Tony me acerqué más a la poesía. Fui a talleres literarios, conocí autores como Francisco López Sacha, Eduardo Heras León, Pablo Armando Fernández y tantos más que conmovieron mi alma y me llevaron a decidirme a escribir.”

En sus memorias está la colección Principito, ideada por Gutiérrez en los años de duras carencias. Ahí apareció su primer libro para niños, “Chon y sus maravillas”. Fue la etapa de “una sola hoja de papel doblada y pedacitos de cartulina”. Después vino “Maravilla maravilla”, de décimas, y el cuento Zunzún. “Para mí son muy importantes, porque veo como los niños andan con ellos de aquí para allá. Son pequeñitos, sencillos, pero quizás ahí radique el  encanto y la pertenecía que tenemos todos con ellos”. Y un suspiro de ternura se escapa de sus labios.

Las nuevas tecnologías refuerzan los sueños de Maritza y otro hilo de felicidad le llena los ojos. En la pasada Feria Internacional del Libro, en cuatricromía,  “Cuentos Enanos” le hizo reencontrarse con viejos

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

La tejedora de Humor

20150708145918-mariasao.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: De la Autora

Como todo es tan relativo, tal vez al verla pasar muchos crean que lleva algún peso enorme en la mirada y, de vez en vez, lo tira a la espalda. Puede que algunos – con esa manía enorme de prejuzgar a los demás- piensen que anda por el limbo. Pocos, quizás, tengan la capacidad de ver sus sueños, los cuales desdobla en los sonidos de su voz, pausada y tierna.

María Caridad Sao tiene mucho que ver con la literatura en Las Tunas y después de ocho años como Especialista de la Editorial Sanlope, decidió ser correctora en ese recinto donde encuentran luz los escritores tuneros a pesar de que todavía las expectativas y los recursos queden a medias y, al final, las obras suelan pernoctar demasiado tiempo. Empero, nada mata esfuerzos, esperanzas y resultados en ninguno de “los bandos”. Vence el amor.

¿Qué pasa con este fenómeno de crear-publicar y hacer al mismo tiempo?

“En la última década del siglo pasado hubo una generación que marcó pautas en la literatura en Las Tunas. Luego, podemos hablar de cierto impás, pero en la primera década del siglo XXI llegó lo que se conoce como Risograf y muchos de los escritores inéditos pudieron publicar. En el 2000 editamos hasta 30 libros en un año. Se pide más calidad, pues los lectores lo reclaman y no se trata solo de literatura de ficción, es investigación, entretenimiento, etc. Hay una mayor cultura y exigencia y, de hecho, estamos emplazados  a ser más selectivos con las obras a escoger”, responde.

Hojea el texto que trae en las manos y quiero verla más allá de “Vicios del tiempo”, un libro para adultos que publica en el 2008 con el sello Sanlope. Lola, la comadrona que la recibió en Río Blanco, en la división Tunas- Puerto Padre, le asalta los recuerdos.

“Nunca olvido esas cosas que me contó mamá, ni los bateos que daba por irme para la escuela con mi hermano. Tuvieron que aceptarme a los cuatro años y desde entonces aprendí a leer y escribir”.

Es fuerte esta mujer que ama hace 23 años al humorista gráfico Antonio Medina Segura (Antoms)…

“Vine a trabajar como bibliotecaria en el Centro provincial de Higiene y él vive justo por ahí. Nos conocimos y aquí estamos. Vivir junto a él me ha permitido crear, adentrarme también en el mundo del humor, pues como escritora uno siempre quiere decir algo y como mujer más”. Y entonces vienen sus ovejitas a contar esa fuerza interior que contrasta con su figura delgada y le arrancan las palabras del alma, donde teje letras en mayúsculas y las convierte en trazos perfectos del pensamiento femenino contemporáneo.

Ganadora de premios internacionales y provinciales, sus obras figuran en antologías de la Asociación Hermanos Saiz y disfruta todavía su primera exposición personal en el Cine Teatro Tunas, el 8 de marzo del pasado año, como del proyecto baracoense Sábanas Blancas y las muestras expuestas en el Salón Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), mientras trabaja en una investigación sobre la historia del humor gráfico en la región oriental.

Incansable. Su vida está marcada por el tiempo – confiesa- mientras asegura no saber cómo hace para dedicarle un poquito del reloj a cada cosa. Nunca deja de crear y referir los cuentos y anécdotas que le hacía su padre, “los cuales me acercaron a la literatura y más cuando a los ocho años me r

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Edenny entre la poesía y su Biblioteca Médica

20150309164743-edenniscienciasmedicas1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Foto: De la Autora

En Blanca Rosa, un campito del municipio Majibacoa, correteaba entre el verde de los árboles y el revoletear de mariposas sin pensar que un día su mundo estuviera entre poesías, décimas cantadas y muchos libros. Solo era feliz y le encantaba leer. Lo llevaba por dentro.

Nadie sabrá nunca si el último día del mes de mayo que la vio nacer como la primogénita del humilde hogar de los campesinos Eduardo y Reina le puso flores en el pecho y por eso es la decimista de oído, empírica y espontánea,  que atrapa en las reuniones familiares, los concursos de aficionados, las actividades del sindicato y la Universidad de Ciencias Médicas Zoilo Marinello, donde trabaja hace 31 años.

Edenny Castillo Montes de Oca no presume, pero escucharla basta para saber el dominio que tiene de su labor y cuánto aprovecha cada minuto como Directora del Centro provincial de Información de Ciencias Médicas, tarea que desempeña luego de un amplio curriculum profesional en el cual destacan 23 cursos relacionados con su especialidad, un Título de Oro en la Licenciatura en Gestión de Información en Salud y como profesora Instructora del quinto año de la carrera Sistemas de Información en Salud, sin subestimar postgrados, diplomados, atención metodológica a la red de bibliotecas y ser formadora –fundadora de este perfil en Las Tunas.

GÉNESIS DE UNA HISTORIA

-          “Mi maestra Coralia Serrano Ricardo me inculcó el amor por la lectura. Daba muy bien las clases de Español y formó un círculo de interés junto con la bibliotecaria. Los integrantes se escogían por las calificaciones y me seleccionaron. En la escuela Jesús Argüelles hice mi primaria y le debo esta pasión. 

-          “En la secundaria Cucalambé tampoco me desprendí ni un minuto de los libros. Mi mamá decía que iba a enfermar, porque me olvidaba de todo por leer. Aquí tuve de guía a la profesora Deysi Montero Avilés, mi ídolo. Fui su monitora y me vio vocación para maestra. Opté por la escuela Pedagógica, pero llegó una beca de Técnico Medio en Bibliotecología para La Habana y ella me impulsó a cogerla. Me  la dieron y con 15 años me vi camino a un mundo desconocido para mí.

-          “Al llegar a la terminal, nos esperaban y me dicen que voy para el politécnico de la salud. Creí que se habían equivocado y me aclaran que la carrera era para trabajar en bibliotecas especializadas en Salud Pública. Ahí me hice Bibliotecaria Médica.”

EL MAR COMO LA POESÍA

Esta mujer brota pasión por cada poro y no se ruboriza al confesar que jamás puede separarse de una libreta y un lápiz. Por aquellos tiempos escribió los primeros poemas y hoy anda desvelada por terminar su primer poemario.  Dulce María Loynaz, Carilda Oliver y  Luis Carbonell siempre están en las mesitas de noche o cerca de sus lugares de sueño.

-          “No sé cuantos poemas tengo dedicados a la familia, a personajes que creo, coloreo y disfruto. Tengo que declamar. Me viene la inspiración en décima cuando me cuentan una historia o algo me llama la atención…le caigo atrás a la persona, observo por horas el animal o

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Una historia bien contada: Víctor

20150216154756-victorweb-historiador.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Foto: Cortesía del entrevistado

Cabalga. Le encanta cabalgar entre la maleza y aspirar cada sorbo de clorofila que traen las gotas de rocío. No despierta. Sueña con las leyendas y los caciques, con el machete y el tambor. Su mente va y viene, tal el carrusel de recuerdos que hacen cosquillas en sus madrugadas desveladas. Tiene que levantarse…

-          ¿…?

-          Soy holguinero. Vine a Las Tunas graduado de Makarenko en 1971, a trabajar como maestro, en el antiguo Regional Amancio. 

-          ¿Algo especial que repiqueteé por ahí desde niño…?

-          Pensaba ser Ingeniero Industrial, pero me hice maestro porque era lo que hacía falta. Mi procedencia es campesina. Mis padres eran campesinos humildes, con una extensa familia de ocho hijos y al triunfar la Revolución se abrió en mi cuartón rural de Arroyo del Medio, del municipio de Báguanos, la primera escuela y ahí estudiamos todos”.

Mueve las  manos. Gesticula despacio. Abre un libro o desnuda un verso. No me dice. De vez en vez, su mirada verdosa me parece un camino…

-          ¿Siempre andas como levitando? ¿Catarsis o una mente inquieta…?

-          “Siempre pienso en alguno de los temas que trabajo, pero me refugio principalmente en la poesía que es como ese riachuelo que te refresca, imanta y transporta”. 

-          ¿Algo que disfrutes en cualquier tiempo…  niño, joven, adulto…?

-          “Las historias de mi abuela paterna, mambisa de la Guerra de 1895. A mi abuelo paterno no lo conocí, pero ella nos contaba en sus charlas de atardeceres las historias de la guerra. Aprendí a amar las hazañas del mambisado y también amé a Cuba desde niño, es decir, se me fue forjando un sentimiento de patri-localidad, se fueron conformando mis pensamientos identitarios, por eso defiendo tanto la identidad”. 

Siento que otea los bohíos y San Juan se le hace sangre de machete en el pecho. Suspira. Ha hecho mucho en pocos años. Su currículum es un amasijo  de metas y desafíos, logros, esfuerzos, reconocimientos, empeños… insomnios.

-          ¿Qué hay bajo la piel de este hombre?

-           “Un perpetuo enamorado de la historia de mi país, y la defiendo a ultranza.  A Las Tunas llegué en 1975 y me interesé por la historia de la ciudad. Así poco a poco la fui divulgando y gané este lugar sin proponérmelo. No soñé ser historiador, no era posible. El 24 de septiembre de 1985, la Asamblea Municipal del Poder Popular me nombró oficialmente como Historiador de la Ciudad, de modo que este año estaré cumpliendo 30 años, los mismos de creada la Oficina. 

-          ¿Y dónde aparece el escritor…? ¿Existe todavía algún libro que s

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El Dios de las Alergias: Un Papá de Blanco y corazón muy grande

20140614095909-montajealergia.jpg

 

  • Para escribir del Especialista de II Grado en Alergología e igual categoría en Medicina General Integral, doctor Edgar Rodríguez González, no hace falta recrear un titular ni buscar el gancho periodístico. Su historia clínica es noticia y merita ser editada. 
  • El Día de los Padres es mero pretexto para aprisionar en unas pocas cuartillas el cariño que le tienen sus miles de hijos en Las Tunas y el país. Este médico-alergista lo entrega todo, allí donde la salud necesita oxígeno y el ser humano unas manos y un corazón enorme para seguir la vida.  

Texto y Foto Graciela Guerrero Garay

Su consulta tiene siempre un mar de personas delante de la puerta. Nada que ver con que no exista un salón de espera amplio y con asientos cómodos. O que la enfermera, una y otra vez, con mucha delicadeza y educación, intente persuadirlas de que deben esperar el turno en el área de al lado.

Parece – la vivencia no indica otra cosa- que están ahí como atraídos por la fuerza de un imán. Quizás la puerta nos da un nivel de seguridad y confianza, confesó una paciente al preguntarle porqué si la sala estaba vacía, preferían quedarse ahí de pie, como temiendo que algo se escapara. No son casos de urgencia. La mayoría tiene re- consulta y otros van por primera vez.

Descubrí el “secreto” al entrar y sentarme frente al Doctor Edgar Rodríguez González. Más que su correcto porte, educación y cortesía, la ética que se respira en todo el gabinete inyecta un halo de satisfacción enorme, al punto de que sin recibir el diagnóstico una sabe que tendrá mejoría ante la explicación detallada, concisa, profesional y segura que este médico tunero hace a cada uno de sus hijos, de todas las edades, tipos de alergia y sexo.

Hay un amor maestro frente a cada enfermo y estos, lo reciben. Por eso la palabra “padre” fue la más escuchada entre los calificativos hacia él. Los niños y niñas salen sonrientes, como si les diera un caramelo en vez de realizarle el imprescindible examen de las llamadas pruebas demoradas (para valorar la inmunidad celular  in vivo a partir de la introducción intradérmica de diferentes bacterias). Los asmáticos respiran más confiados en que podrán controlar sus crisis y, sin excepción, todos se marchan con la certeza de que fueron bien atendidos y aliviarán incluso sus patologías crónicas.

UN IMPÁS EN LA CONSULTA

Con apenas casi 50 años, el también Máster en Atención Integral al Niño, Profesor Asistente e Investigador Agregado a la Academia de Ciencias de Cuba, acumula un amplio y prolífero curriculum, demostrativo de ese afán interior de Edgar de tocar fondo en aquello que aporte más conocimiento a la vocación que tanto dignifica cada mañana, cuando sus pasos se encaminan hacia el policlínico Gustavo Aldereguía Lima – donde trabaja- o hacia la Universidad de Ciencias Médicas Zoilo Marinello, en la que igual tiene cursos, maestrías e imparte clases de Inmunología Básica a los estudiantes de la carrera de Laboratorio Clínico, en el perfil Tecnólogos de la Salud.

Sus días son jardines, siempre tienen un nuevo aroma para cautivar con sus esencias. Como profesor

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Compendio investigativo sobre la CTC: Un aporte tunero al Primero de Mayo

20140501203133-albertoctc1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Foto: Cortesía Alberto Guerra

Un interesante compendio que abarca la historia del movimiento sindical en Las Tunas, en la etapa comprendida desde 1959 a 1979, del investigador y Máster en Ciencias Rafael Alberto Guerra Álvarez deviene aquí, por la primicia, un aporte definitivo a la constitución de la Central Obrera en la provincia y al Primero de Mayo.

Guerra Álvarez, quien fue durante varios años dirigente sindical y se desempeñó como Secretario General del Sindicato de la Cultura, a través de testimonios, vivencias propias, colectivas, documentos y archivos – personales la mayoría- logra conformar un texto vital para el entendimiento de la formación gremial en los primeros años de la Revolución, sin subestimar los antecedentes históricos de la época y las luchas emancipadoras de la clase obrera.

El proyecto de investigación, aprobado por el CITMA, es el primero de su tipo en el territorio con una visión mucho más abarcadora y vivencial, de las existentes hasta la fecha, y se realizó entre el 2007 y el 2009 con la participación de otros docentes de la Universidad Vladimir I. Lenin y estudiantes de las carreras de Comunicación Social y Estudios Socio- Culturales.

A saludar la fiesta del proletariado mundial y, en especial, a los trabajadores tuneros dedica este investigador y profesor de la Facultad de Cultura Física el valioso compendio, el cual forma parte de un libro donde Guerra Álvarez cuenta también los momentos más importantes de la trayectoria del Sindicato de la Cultura en este territorio, otro asunto inédito hasta hoy e indispensable para la memoria histórica de la CTC en la localidad y la nación.

Una muestra de los textos ya prácticamente listos para ser editados fueron entregados a la dirección de la CTC en Las Tunas para agasajar, con esta primera trilogía, el Primero de Mayo, en tanto el autor continúa la investigación y redacción de las partes restantes.

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Julio Montes: Sin secretos para amar la vida

20130327161758-juliomontes.jpg

Por Graciela Guerrero Garay    Foto: Cortesía del entrevistado

Sus largas y finas manos todavía buscan el sueño de encontrar una guitarra aunque, como todos los seres humanos que llevan en sí una fuerte añoranza, la  dibuja en las tardes que no dedica al estudio. Le saca las notas y galopa en esas emociones propias de quienes no renuncian a lo que tienen dentro.

En estos viajes a los recuerdos y el reencuentro descubres, un día cualquiera, al doctor en Medicina y Especialista de II Grado en Neurofisiología Clínica Julio Montes Brown, un tunero que siente y entrega hondo la carrera que escogió y a la cual dedica todos sus esfuerzos, como profesor, en las consultas y en esa superación constante que no escapa jamás, ni en vacaciones, de sus hábitos cotidianos.

¿Es una vocación innata o algún hecho en tu vida te llevó a ella?

-          Mi infancia estuvo marcada por frecuentes y fuertes crisis de asma bronquial y, por esto, fui ingresado muchas veces en el único hospital que tenía Las Tunas en la década del 60 y 70, hoy el Pediátrico. Siento en mí la influencia de la atención que recibí allí. Creo que de alguna manera incidió en mi vocación y la decisión de estudiar Medicina.

No sabe bailar pero siente predilección por el baile, otras de “sus marcas” en un carácter que simula demasiado serio a un encuentro fortuito y que, después, te regala una fiel amistad y una cordialidad enorme, en conversaciones que pueden ser infinitas en cualquier tema, sobre todo si se trata de cómo entregar más a los pacientes y, de manera especial, a los niños y jóvenes.

Uno es, de alguna forma, lo que creció con uno durante la infancia. De esta etapa inicial, ¿hay algo que guardas con especial cariño?

-          Crecí en el reparto Casa Piedra. Allí transcurrió parte de mi infancia y la recuerdo con cariño. Sin embargo, el lugar especial lo tiene la esgrima, un deporte que siempre me hizo vencer mis limitaciones personales con el asma. Después del horrendo crimen de Barbados, me comprometí más. Tenía 13 años.

-          Con el florete, mi arma preferida, tuve satisfacciones enormes  en eventos provinciales, regionales y nacionales. Fue muy gratificante participar en los Juegos Nacionales Universitarios, Galenos 83, durante mis primeros años de la carrera, que comencé en el Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas (IPBC) Victoria de Girón, en La Habana.

Cuando no monta su bicicleta con la larga bata blanca que lo distingue, quizás nadie imagine que en este hombre sencillo se acumulan mucha profesionalidad y conocimientos, aún sin cumplir sus 49 años. Desde 1988, al obtener el título de Doctor en Medicina, decidió atesorar una vasta hoja de servicios y fomentar su talento.

Al año de graduarse deja Las Tunas por un tiempo y comienza a trabajar como Médico Residente en Neurofisiología Clínica, en el Instituto de Neurología y Neurocirugía de La Habana. En 1993 regresa y el hospital Ernesto Guevara de  la Serna recibe a un Especialista de I Grado en esa especialidad.

¿Cómo valoras estos primeros pasos en tu carrera?

-          Esenciales. Es una experiencia grande y satisfactoria decir hoy que también inicié en esta etapa mi labor como profesor

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Entre la mente y el corazón de Emilio

20100821225130-montajelastre.jpg

Texto y Foto: Graciela Guerrero Garay  

 

Su pausada voz parece recoger y apagar al unísono todo el fuego de cualquier locura. No se jacta de lo que es ni tampoco de lo mucho que ha dado en el tiempo a la vertiginosa carrera de las “batas blancas”. Es sencillo, como la familia que le trajo al mundo un 20 de agosto de 1945 en el municipio Colombia.  Exigente, comedido y vencedor de obstáculos. Herencia de un matrimonio que, desde la humildad, hizo todo lo que creyó correcto y defendió la virtud y las ideas revolucionarias.

 

En sus recuerdos galopan las balas, las constantes mudanzas para evitar caer en las garras de los tigres de Manferrer, uno de los batistianos más sangrientos que recoge la historia local en la década de los 50. Su padre, operador de grúas en el otrora central Elia, era del movimiento 26 de Julio. Para evitar riesgos y cumplir las misiones había que estar con la mochila al hombro.

 

Lo tengo delante de mí y me parece reencontrarlo en cualquier pasillo del hospital general docente Ernesto Guevara, unas veces seguidos de pacientes, otras de estudiantes. O caminando por el barrio y el mercado, educado y cordial con quienes se cruzan con él y le saludan con respeto y cariño. Es algo propio, como el amor dado a los hijos, la esposa y el hogar. Tan fuerte como los ahíncos con que ha defendido siempre lo que quiere. Le viene de cuna.

 

Serio y recto, quizás demasiado para muchos. Callado y observador. Inviolable en sus metas. Decidido en sus acciones. Ejemplar en  el ejercicio de la Psiquiatría. Maestro de generaciones en el historial de la medicina tunera. Hijo, padre, médico, esposo, profesor, internacionalista y cubano digno, aunque su quizás tímida sonrisa y el leve pestañeo de los ojos traten de esconder el rubor que le producen los halagos, muchísimos en su terruño, en el país y en las tierras que acogieron sus pasos solidarios. Guinea Bissau, África, y Timor Leste, Asia, lo recordarán siempre como un soldado y un galeno brillante e incansable.

 

EN EL JUEGO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS…

 

Resumir en líneas los pasos de un hombre que te enseña que se puede vivir con utilidad muchas vidas cada día, es difícil. Desde muy pequeño le llegan las estrellas o hizo todo por no dejarlas escapar jamás. Primero, aprovechando la tenacidad paterna de que había que estudiar. Después, el desafío de un hogar de colaboradores rebeldes que tenían misiones y peligros que trascendían a la convivencia y le  atrasaron tres años los estudios. Luego, la necesidad de trabajar para contribuir a la economía doméstica y lograr sus anhelos. Siempre, ser un joven con los minutos exactos para cada cosa y dejar al margen las aventuras de una edad donde, en la mayoría, los sueños llegan y se van.

 

Estaba decidido y venció. Trabajó en un correo. Estudió de noche. Vivió y sembró la tierra en el 6 de Jobabito y en el 10 de la Macagua, para ayudar al padre en sus tareas revolucionarias. Milita en las filas de los Jóvenes Rebeldes y fue el primer presidente de la organización de Pioneros en la región Tunas – Puerto Padre. Se becó en La Habana para estudiar el preuniversitario, pues no existía la enseñanza aquí. Sigue allí su trayectoria de dirigente estudiantil y comienza, no sabe exactamente cuando, a despertársele su vocación por la medicina.

 

En el juego de preguntas y respuestas este hombre que venera el amor por la familia, siente un orgullo especial por sus hijos y su esposa – to

... (... continúa)

Etiquetas: ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

El investigador tunero Rafael Alberto Guerra

20090828221208-alberto5.jpg

Un aporte ilimitado al movimiento obrero y la Cultura Cubana

Texto y foto: Graciela Guerrero Garay

Hace ya tres meses traje a estas páginas los valiosos resultados de sus investigaciones. E, incluso, le adjunte en la sección algunos de sus trabajos. Pero aquello fue no más que un asomo a toda la obra que apenas parece comenzar tras sus pasos como profesor de la universidad Vladimir I. Lenin, de Las Tunas.

Muchas cosas por saber quedaron pendientes. Esta entrevista nos regala al hombre, al cubano, sencillo y emprendedor que siempre hubo en él desde aquel 21 de noviembre de 1953 en que nació en la ciudad de Las Tunas, en el reparto Casa Piedra.

Optimista, laborioso y empeñado siempre en dar algo de sí a su familia, amistades y sociedad que ama y es miembro activo desde siempre, siente orgullo de estar aquí y guardar como historia de vida las incontables horas que dio, con manos y pecho, al proceso revolucionario y, de manera especial, a la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y el Sindicato de la Cultura.

Las dos bellas horas que pa

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Central Chaparra, Las Tunas

20090720211216-centralchaparra.jpg

Aquellos años de la nacionalización

Por: Rafael Alberto Guerra Álvarez y Omar Villafruela

(Profesores del Centro Universitario Vladimir I. Lenin, de Las Tunas).

 

El primero de enero de 1959, al triunfar La Revolución Cubana, encontró un país sumido en la miseria, la injusticia social y la dependencia económica, sobre todo por el capital norteamericano.

Otro aspecto característico, lo constituye el predominio del latifundio en su agricultura, que se contrapone a la existencia de un campesinado que vive en la extrema pobreza.

De ahí, que el nuevo gobierno decida tomar diversas medidas de profundo contenido revolucionario, destinadas a recuperar los recursos económicos del país en manos del capital foráneo  y de la burguesía local. Este primer paso lo constituye la firma de la Ley de Reforma Agraria. 

La reacción de los Estados Unidos no se hizo esperar y desde los primeros momentos comenzaron las amenazas de sanciones económicas, envío de  tropas y reducción de la cuot

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , ,


Rafael Alberto Guerra Álvarez

20090630231735-alberto4.jpg

Un retablo de memorias por contar

Todavía trae en los ojos ese amelado sentimiento de creer en la gente. Reencontrarlo tan cerca como la primera vez me despertó, de un golpe, todos aquellos recuerdos de un joven inquieto que llegaba de pronto a la redacción del periódico a presidir nuestras reuniones sindicales, a conversar de trabajo, empeños y proyectos. Siempre cortés, respetuoso, positivo y con una visión muchísimo más amplia que todos los planes que podían concebirse detrás de un buró.

 

Lo cierto es que Alberto – como le conoce la mayoría – fue el primer secretario sindical que tuve al afiliarme al Sindicato de los Trabajadores de la Cultura, una vez egresada de la universidad e iniciar mi vida profesional.

 

Con el tiempo, compartimos el mismo barrio y encontré al mismo tunero servicial, sencillo, revolucionario y previsor de antaño. Acabamos definitivamente en ser amigos y vecinos cercanos. Su familia, admirable también, formó parte de mis páginas afectivas y su hija acabó conquistándome con su ternura de niña cariñosa y cordial.

 

Hoy siento el doble placer de publicar en mi blog la reliquia de sus investigaciones, luego que la vida lo llevó a dejar el trabajo sindical y lo enrumbó a las aulas del Centro Universitario Vladimir I. Lenin de Las Tunas, donde ya sus investigaciones y Maestría ganan un lugar de obligada referencia para la memoria histórica del movimiento obrero en esta oriental provincia cubana.

 

Con mucho rigor científico, abundante investigación, noches enteras de lecturas, indagación, datos, fechas, testimonios, fuentes bibliográficas…en fin, ese infinito mundo finito que se apresa mágicamente y empieza a moverse junto con el investigador, su tesis, hipótesis y argumentadas conclusiones Alberto Guerra se crece al olvido del tiempo y se asoma a un tema que nunca antes se había compilado en el presente.

 

Desde el retablo de las memorias por contar les regalo a ustedes, gracias a este joven investigador y enamorado por demás del movimiento obrero cubano y tunero, de sus espacios culturales, los resúmenes de incontables horas de

... (... continúa)

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Contingente Cultural Juan Marinello en Las Tunas

20090630230913-cuca8.jpg

 

Por:  MsC. Rafael Alberto Guerra Álvarez y  Lic. Alexander Rodríguez Sánchez.

 

El contingente cultural Juan Marinello es una organización interna del Sindicato de Trabajadores de la Cultura en el país, que surge en el año 1978, por la necesidad de estimular, desarrollar y controlar el trabajo de asesoramiento por parte de los artistas profesionales a los aficionados, la realización de actividades artísticas y literarias en comunidades, centros laborales, centros estudiantiles y unidades militares, todas a partir del trabajo voluntario de los trabajadores.

 

Este contingente para su funcionamiento cuenta con una presidencia a nivel nacional, igual estructura en cada provincia y un representante en los municipios. En la provincia de Las Tunas el contingente se creó en ese propio año 1978,  siendo su primer presidente Ulises Espinosa Núñez, hasta el año 1980, en  que fue electo Ibo Doval Santos quien se desempeñó en esa función hasta 1982, cuando pasó a desempeñar el cargo Jorge Pérez Cruz, su actual presidente.

 

El “Juan Marinello” agrupa en la actualidad a 590 miembros y los municipios con mejores resultados son Puerto Padre, Las Tunas, Majibacoa y Colombia.

 

En la dirección del Contingente no existen cuadros profesionales, está ubicado en el mismo local del Sindicato y se rige por estatutos y reglamentos propios, aunque es dirigido y atendido por el mismo gremio a todos los niveles.

 

Según el testimonio de Jorge Pérez Cruz y de artículos publicados en el Periódico 26, su funcionamiento no ha sido estable, pasando por altibajos, pero a lo largo de su existencia ha dejado saldos que hacen aportes directos al desarrollo cultural del territorio. Al respecto Jorge Pérez Cruz expresó en su entrevista:

 

“El contingente ha tenido etapas buenas y etapas menos buenas, los años 80 f

... (... continúa)
No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Ms

contador de visitas
Contador de visitas
Diseño de página web en sevilla
Bitacoras.com Bitacoras.com TOP Bitacoras.com

Casa de María y Pelayo, Las Tunas, Cuba.

Las Tunas, Las Tunas, Cuba
Nuestra casa es segura, elegante, tranquila y puede más que descansar. Tiene toda una familia para compartir y decidir, de conjunto, lo que más feliz le hace en su estancia por Las Tunas, en el ori...

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next