20130109032656-3097-fotografia-m.jpg

Por Graciela Guerrero Garay  Foto: Juventud Rebelde Digital

El mes de Enero es un tiempo puramente martiano en el primer país socialista de América Latina, Cuba, y de tal orgullosa suerte de ser cuna del pensador universal y antimperialista José Martí  hoy, por ejemplo, en las escuelas primarias de este oriental territorio de Las Tunas se convoca y lleva a efecto el concurso “La Muñeca Negra”, una actividad que mueve el sentimiento patriótico de las familias, despierta el conocimiento sobre el prócer y confirma el sentir creador del pueblo.

 La motivación, destacada en los matutinos y vespertinos de los centros escolares,  consiste en que cada niño y niña lleve al aula una muñeca de trapo negra, la cual, según la belleza y calidad de su confección, merece el premio en el colectivo y pasa, por derecho propio, a la competencia a nivel de escuela, donde se selecciona la ganadora que la representará  en la lid del municipio y, de llevarse las palmas, en su homólogo provincial.

Es una linda y masiva evocación a la vida y obra del autor de la revista La Edad de Oro, a la vez que ilustra el quehacer artesanal de las comunidades y fortalece el patrimonio cultural local y nacional.

 Cada año, en enero, el concurso La Muñeca Negra es una puerta abierta al conocimiento del pensamiento martiano, su amor magistral por los niños y las niñas, la universalización de su poesía y también un recurso material que se dona a los círculos infantiles y otras instituciones docentes, hospitalarias y afines con la niñez y la adolescencia, donde este juguete de trapo deviene entretenimiento, fantasía y difusión del ideario de Martí.

Paralelamente, y como parte de las numerosas actividades planificadas para recordar el aniversario  160 de su natalicio, el día 28 de este glorioso Enero, continuará el festival de la lectura en las escuelas, esta vez con el lema “Para un príncipe enano es esta fiesta” y la invitación a leer el “libro más viejo” y priorizar, en consecuencia, la inmortal obra del hombre del Ismaelillo,  Los Zapaticos de Rosa y esa legendaria enseñanza trasmitida en “Tiene el leopardo un abrigo, en su monte seco y pardo…yo tengo más que el leopardo, porque tengo un buen amigo.”

PD: La foto de esta muñeca negra fue tomada de Juventud Rebelde Digital. Es la más grande del mundo. La noticia se conoció el 4 de febrero del 2010. Reproduzco a conmtinuación sus dos primeros párrafos:

"La muñeca de trapo más grande del mundo, con 22 metros de altura y nombrada Leonor en honor al reconocido cuento Mi muñeca negra, de nuestro José Martí, fue expuesta ante miles de camagüeyanos en la céntrica Plaza de los Trabajadores.

Para armar el singular personaje, cuyo peso sobrepasa las 2 800 libras, se emplearon 26 manos muñequeras durante 26 976 horas de labor, entre costura y ensamblaje de su cuerpo".