20130103021930-lechon-asado.jpg

Por Graciela Guerrero Garay   Foto: Yaciel Peña

Luego de esperar el nuevo año 2013 con variadas ofertas gastronómicas en los principales centros nocturnos de ciudades y municipios, cubanas y cubanos disfrutaron este martes del acostumbrado día feriado del Primero de Enero, en el que continuaron las celebraciones para festejar el aniversario 54 del triunfo de la Revolución.

En la víspera, como es habitual en Cuba, las familias se reunieron en mayoría en sus casas o de allegados para  despedir al 2012 con la tradicional comida criolla del lechón asado, congrí, yuca, ensaladas y otros aderezos según preferencias y costumbres, hecho que en los últimos tiempos denota  un despertar casi masivo comparable con épocas anteriores al llamado Período Especial, debido al fortalecimiento gradual de la economía estatal y privada y a la recuperación de la crianza de cerdos, muy estrangulada en la dura etapa del 90 al 2000.

Por las calles de la Isla corrió la alegría característica de un pueblo que fortalece su unidad y se suma a los profundos pero pausados cambios del presente renovador, con la aplicación consecuente de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución que transforma conceptos, abre mecanismos, implementa normas jurídicas y condiciona la apertura de mejoras integrales encaminadas al perfeccionamiento del socialismo y a salir, poco a poco, de la crisis.

De esta suerte, en Las Tunas, por ejemplo, el primer martes del bien recibido 2013 destacó por la continuidad de estos festejos familiares en una gran parte de la población, mientras otra – fundamentalmente los jóvenes – disfrutó de las opciones estatales en las áreas bailables, discotecas, cabaret y espacios abiertos para la ocasión, en un ambiente de armonía, buen gusto y diversidad de ofertas, demostrativas en esta oportunidad de los avances alcanzados hasta esta fecha.      

Hoy miércoles se mantiene el asueto  de cubanas y cubanos, aún  cuando un número de organismos reinician sus labores, otros mantienen sus servicios imprescindibles no interrumpidos en estos días  festivos y el sector de la Educación condiciona la reincorporación masiva mañana jueves, luego de 10 jornadas de receso escolar.

En esencia, Cuba una vez más celebró el nuevo aniversario de su Revolución con sana y divertida placidez, destacó el amor familiar y ese empeño nacional de mantener y rescatar sus tradiciones y multiplicar la calidad del divertimento público, tanto en conceptos estéticos, culturales  y multi-integrados para que todos encuentren un  lugar donde canalizar sus modos de vitorear el calendario entrante y convertir este temporal descanso en una fuente revitalizadora de energías positivas para bien común y propio.