20100501151215-bandera1.jpg

 

·         En la Plaza de la Revolución José Martí, en La Habana, un mar de cubanas y cubanos alzan sus banderas por la unidad y el socialismo

·         Toda Cuba, desde occidente hasta oriente, desfila en las principales plazas por el Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, en apoyo a la Revolución y condenando las campañas mediáticas que tratan de desarticular y atacar a Cuba.

·         La isla está, una vez más, en pie de lucha y con ella más de un centenar de amigos de varios países y Partidos le acompañan, en muestra de solidaridad a la vertical posición de Cuba de defender su soberanía.

·         Salvador Valdés, Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), en las breves y concisas palabras en el acto por los festejos  de la clase obrera, destacó la importancia y los grandes esfuerzos que asumen los cubanos por la batalla económica y recordó las palabras de Raúl Castro en la clausura del IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

Por Graciela Guerrero Garay

LAS TUNAS, CUBA (1 de Mayo) – Un mar humano, obrero y campesino, proletario, joven y cubano, abraza al archipiélago desde oriente hasta occidente. En la Plaza de la Revolución José Martí, en La Habana,  miles de trabajadores desfilan este sábado Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, en otra muestra patriótica y combativa de los ideales de soberanía y unidad que une a este pueblo.

Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros, preside el desfile por los festejos de la gran efemérides mundial del proletariado, junto a otros dirigentes del Partido Comunista de Cuba, amigos de más de un centenar de países que asisten en La Habana a la conmemoración, dirigentes de la Central de Trabajadores (CTC) y representantes de las organizaciones políticas y de masas.

Salvador Valdés, Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), en las breves y concisas palabras en el acto por los festejos  de la clase obrera, destacó la importancia y los grandes esfuerzos que asumen los cubanos por la batalla económica y recordó las palabras de Raúl Castro en la clausura del IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

Asimismo, destacó la respuesta de la clase obrera a respaldar las tareas que se avecinan con mucho sacrificio y esfuerzo, pero necesarias para seguir la construcción del proyecto cubano y alcanzar las metas y retos que hemos decidido como nación.

Es un desfile de unidad y combate que confirma, como dicen las consignas, pancartas y banderas que se levantan en las 14 provincias y 169 municipios de Cuba, que la unidad es la respuesta a quienes difaman y tratan de confundir la realidad de un país que hace medio siglo determinó ser libre, auténtico y cosechador de sus conquistas.

Este hermoso mensaje de libertad y convicción marcó, como legado histórico y muy propio, la gigante marcha de los proletarios del mundo. Es la huella que dejará Cuba y su pueblo para las memorias de los tiempos más duros de una humanidad que, desde aquí, echó a andar por su presente y su futuro.