20180404082014-20171206-152412.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay        Fotos: Odalys Leyva

Hablar con la decimista y escritora tunera Odalys Leyva es grato hasta vía email. Desborda pertenencia con el terruño, los niños y la literatura, de fiesta por estos días con el acercamiento inminente de la Feria del Libro. La escuela primaria “El Vaquerito”, en esta ciudad, es ahora su jardín de sueños.

Allí florece su proyecto literario “El cantar del Vaquerito”, el cual fundó en octubre del pasado año. Veinte alumnos comenzaron a dar vida a la idea de que conocieran lo elemental de la poesía y la narrativa. Seis meses después, nos cuenta:

“No pensé sentir tanta satisfacción como la que hoy me han brindado estos niños, el placer por la lectura, el ímpetu de crear, el crecimiento de sus valores y virtudes. Cuando se realizaba este Festival, varios estudiantes escribían nuevos poemas, se sentían inspirados y el libro se convertía en un objeto de interés, acariciaban sus páginas con placer”.

Aquellos 20 alumnos iniciales están multiplicados y su regocijo también anda de fantasías en la bibliotecaria Rosa Tamayo Naranjo y el director Ricardo León Sablón, quienes siempre fueron sus puntales de apoyo,  como la biblioteca “Fulgencio Oroz”, las escritoras María Mayelín Barrera y Martha Rosa Fernández, la profesora de arte Irisandra y el trovador Daniel, entes motivadores de la “algarabía” de poemas, narraciones orales, décimas, canciones y danzas.

Como los chicos, Odalys se pierde entre la fiesta del libro y agradece a las maestras, quienes facilitan que el proyecto siga el camino y fortalezca sus alas, bajo los frondosos árboles del patio del seminternado. Para la poetisa tunera este “es el primer paso hacia el encuentro mayor, pues dentro de los lectores están mis niños de “El Vaquerito”, enfatiza.

Sobre la Feria Internacional del Libro opina que será extraordinaria, “pues ya contamos con numerosos ejemplares y formidables textos, hay un programa que permitirá el intercambio de los escritores con el público y un ambiente  muy positivo para que nadie olvide y la disfrute” – dice – y acto seguido invita al espacio  “Con luz de estrellas”, el cual conducirá a partir del día 6 en la Casa Iberoamericana de la Décima, a las 10 de la mañana.

Dedicada a Eusebio Leal Spengler y China, como país invitado, el evento más importante de autores, textos y lectores ya está aquí mañana jueves,  en una tierra donde literatura, poesía, décimas y cantores diversos se abrazan. Va por borrar viejos tropezones y de seguro la felicidad de Odalys, sus niños y los tuneros tendrá vuelo. El verbo trabajar se conjuga en presente y, en consecuencia, habrá recompensas con olor a tinta y cuerpo de papel con gustos y colores.