20180404074612-irmaenpuerto-padre.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay    Foto: Periódico 26

Seis meses después que el huracán Irma azotara la costa norte de Las Tunas, el programa de participación ciudadana “Latir del pueblo” detuvo sus análisis en la marcha del proceso de recuperación emprendido en este territorio, donde el 8 de septiembre del 2017 los vientos sacudieron los municipios de Jesús Menéndez, Puerto Padre y Manatí con rachas por encima de los 110 kilómetros por hora, una lluvia intensa y olas que alcanzaron los cinco metros de altura.

Las más de mil 045 hectáreas de plátano destrozadas en “Menéndez” borran la imagen de los días de angustias con la siembra, desde entonces y hasta febrero último, de una cifra superior a las cinco mil hectáreas, entre las cuales destacan las 623 de la esperada vianda. La digna respuesta del sector agrícola, según reportes del colega Armando Batista, se nota también en el cultivo de boniato, yuca, hortalizas, granos y maíz, lo que ha permitido cosechar y comercializar más de cinco mil 370 toneladas de productos agrícolas, a pesar de que todavía no satisfacen la demanda.

No sucede así con la ganadería, al incumplir la entrega de los planes de leche a la industria, ser morosos en aplicar medidas que eviten la mortalidad y tener atrasos en la preparación de tierra para alimentar la masa animal.

En el sector agropecuario de Puerto Padre las señales son positivas, como testificó el trabajo periodístico realizado en el mercado La Anacahuita, uno de los de mayor afluencia de público en el norteño municipio. Oyentes entrevistados en su homólogo de  los “Caballitos” reconocieron la mejoría, aunque puntualizaron que el precio del plátano burro, por su calidad, era excesivo. En otros establecimientos las opiniones fueron igualmente favorables sobre la presencia de viandas y hortalizas.

Sin embargo, la venta de carne de cerdo y ovino caprino no recibió los mismos parabienes del pueblo, afectado por la inestabilidad de estas ofertas imprescindibles en la mesa y ausentes en los puntos de comercialización de la localidad.

El proceso de recuperación en Manatí arroja que hay sistematicidad en el abastecimiento a los mercados agrícolas y las placitas, al notarse una buena calidad y variedad de los productos a pesar de que la demanda es superior a las distribuciones cotidianas. En tanto, continúan las siembras en la zona norte para llegar a los niveles alcanzados antes del paso del huracán e, incluso, superarlos.

Los esfuerzos de la Agricultura y el cumplimiento de la estrategia trazada, sobre todo con el fomento y desarrollo de los polos productivos, rinde frutos casi siete meses después del aciago día en que el huracán Irma tiró al suelo los cultivos de esos tres municipios, según valoraciones de los debates realizados en “Latir del pueblo”, que conduce Ariel Santana Santiesteban, miembro del Comité Central y Primer Secretario del Partido en Las Tunas.

Como es habitual, el programa de participación de Radio Victoria abrió sus micrófonos a la audiencia, la cual manifestó insatisfacción con temas relacionados con la vivienda, la entrega de colchones y la demora en la solución de quejas emitidas en otras emisiones. A la producción de materiales para la construcción se le pasó revista, así como a situaciones específicas de los servicios en sectores que inciden en el bienestar y calidad de vida de los tuneros.