20180404080517-universidad.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay        Foto: De la Autora

Detenerse a reflexionar sobre la tarea de impacto “Educando por Amor” figura entre las principales actividades que realizarán los estudiantes de la Universidad de Las Tunas, para saludar el IX Congreso de la FEU, previsto a celebrarse en julio próximo en la capital de todos los cubanos, La Habana.

Los debates proyectan ponerle voz a la significación que tiene ese programa en la Educación y, de manera especial, en las secundarias básicas donde imparten docencia ante el déficit de profesores, hecho que también les permite familiarizarse con su especialidad y ganar en experiencia para el momento de estar definitivamente frente a un aula.

Conocer a través de conversatorios con los combatientes de Playa Girón este importante capítulo de la historia de Cuba y su etapa revolucionaria, está en el programa de salutación, en el cual incluyeron trabajos voluntarios, la IV edición de la Jornada Cucalambeana, exposiciones literarias y encuentros con exdirigentes de la FEU.

Las brigadas, en tanto, efectúan sus congresos, en los cuales destacan las inquietudes que consideran deben llevarse al plenario del magno evento, hoy principal motivación en sus actividades cotidianas y la alegría resaltada, al decir de sus integrantes, al saberse representados por el joven Edismar Fernández Matías, alumno del tercer año de la carrera de Cultura Física y delegado directo por esta alta casa de estudio.

 Abril abrirá puertas con el homenaje al 56 aniversario de la UJC y el 57 de la Organización de Pioneros, para continuar con el Festival de Artistas Aficionados de la Universidad, la apertura de la cátedra honorífica de la historia de la FEU, visitas a los centros penitenciarios, la clausura del Congreso en la institución y otros momentos dedicados a la cultura, el deporte y la recreación.

Ketty de la Caridad Rojas León, presidenta en funciones, puntualizó que la Universidad de Las Tunas y su membresía FEU trabajan con ahínco para cumplir el cronograma previsto desde la dirección nacional, con un sentido de pertenencia colectivo en aras de que el Noveno Congreso multiplique razones sobre el camino de formar profesionales más competentes e integrales, garantes en el desarrollo local y el futuro de la nación cubana. Educando por amor es una de esas fortalezas.