20140122162105-stories.galerias.bulevar-n.ciudad-10gk-is-709.jpg

Ya jamás podrán llamarla ni Cenicienta ni aldea. Será siempre una ciudad de puertas abiertas, con sus chicas y chicos bonit@s, sus niños y niñas encantadores, su gente ocurrente, trabajadora y hospitalaria. Sincrética y tranquila.

Las Tunas del siglo XXI no es la misma. Recorrerla o descubrirla es un bien para el alma. He aquí una foto del lente de mis queridos colegas de mi Semanario 26. Un permanente...¡qué bonita...! es el piropo que recibe hoy mi ciudad.

Los tuneros estamos orgullosos y aplaudimos la creatividad de los especialistas que laboraron activamente en el Proyecto Imagen.

Tunas querida...Dios te salve de las manchas. Echése sobre ti la luz de un futuro mejor. (Graciela Guerrero Garay)