20130121101711-consultaalergia.jpg

Texto y Foto Graciela Guerrero Garay

Un notable efecto positivo produjo en este oriental territorio de Las Tunas el anuncio, para el próximo día 30, de la entrada en vigor de la Indicación 16 del Ministerio de Salud Pública relacionada con los horarios de visitas y de acompañantes de los enfermos, la cual lleva implícita la voluntad de ganar en organización dentro de los 152 hospitales y 63 policlínicos con salas de ingreso en el país.   

Tal aceptación se constata en los predios comunes en que concurren y se encuentran a diario los tuneros como son los agro-mercados, las tiendas de víveres, farmacias, establecimientos públicos y las barriadas, donde las personas suelen intercambiar en voz alta sus opiniones  sobre el acontecer local, nacional e internacional  fundamentalmente  en temas susceptibles  al debate, algo muy común entre la población cubana hoy.

Aunque no faltaron puntos de vistas inconformes con el hecho de que las visitas no serán todos los días de la semana – como sucedía hasta ahora-, por cuestiones elementales del apego familiar y la solidaridad de la población en estos casos, se reconoce que la nueva indicación del MINSAP favorecerá sin dudas a los objetivos propuestos de elevar la calidad de atención a la salud y cuidados de los enfermos.

Otros aspectos importantes reflejados en estos estados de opinión radican en la necesidad de restablecer el orden interno de las unidades de asistencia y en los riesgos epidemiológicos a los que se exponen pacientes, familiares y amigos con el trasiego en demasía de visitantes y acompañantes, tal como expresó el doctor Reinol García Moreno, director de Atención Médica del Ministerio de Salud, en una conferencia de prensa difundida por el periódico Juventud Rebelde sobre la nueva Indicación 16.

A tono con los cambios en la sociedad cubana y los empeños de la Salud Pública de mejorar todos sus indicadores de funcionamiento en pos de un mejor y más eficiente servicio, la medida organizativa no implica restricción alguna de acceso a hospitales ni policlínicos, sino que permite a cada institución asumir el derecho de establecer horarios convenientes según las características de la provincia y los auxilios que ofrece al pueblo, todos gratuitos y con el uso de tecnologías altamente costosas.

Para el personal médico y paramédico la medida será una facilitadora más de la gestión profesional que realizan y, en este sentido, un breve sondeo de 26 Digital con galenos y enfermeras del Consejo Popular 18, de esta ciudad, arrojó el mismo grado de satisfacción y comprensión reflejado en las tertulias espontáneas de los tuneros sobre el particular.