20110315091704-digital.jpg

 

Más raíces para los que buscan la verdad

Por Graciela Guerrero Garay

Acabamos de andar rememorando a Patria, revitalizando el camino que nos mostró  Martí, reconociendo la obra de nuestros colegas…en fin, celebrando la Jornada de la Prensa Cubana, el primer lugar bien ganado en la emulación nacional de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y ratificando la entereza de hacer cada día un periodismo mejor, más profundo, más nuestro, más ético y más revolucionario en todos los conceptos  que simbolizan la semiótica y la grafía del término y la idea.

En eso ocupamos estos primeros días de marzo y hoy, justamente hoy martes 15, los multiplicamos con la celebración de un año más de navegación de 26 Digital. Y parece rutina hacerle cada año unas líneas a sus días de contactos con el ciberespacio y  la interacción con los ciberlectores. Pero no. Este diario que ahora les regala una propuesta más interactiva e integral, más acabada en sugerencia de temas, arquitecturas informativas, visuales y funcionales a partir del lenguaje y los códigos – web  merece, sin revanchismo alguno, unas líneas de felicitación y memorias.

Y es que su historia, día a día, es fruto neto del esfuerzo y el salto alto de un colectivo que, aprovechando la superación  y sacándole “el zumo”  a la tecnología, la más de las veces limitada y potenciada en la medida que llegan los recursos y los financiamientos, lleva al tunero, fuera y dentro del país, el acontecer noticioso de un territorio en constante cambio y franco mejoramiento humano y social, económico y político.

Todo, sin descuidar la mirada profunda al resto de Cuba y los sitios y portales de la provincia, ofreciendo, con agilidad creadora,  la facilidad de enlace con las redes sociales,  los principales buscadores de Internet y servicios de intereses diversos. Avances, muchos avances desde su fundación hasta  este cumpleaños. Hechos concretos  que significan amor a la profesión,  desafío a los obstáculos cotidianos, horas y jornadas de constante aprendizaje, de trabajo en equipo.

La muestra de esta última propuesta es loable, increíble hace once años atrás.  Y no será la última. Apenas nos acercamos a una damita elegante quinceañera, porque también allá estrenaremos trajes largos y tacones altos. Ya hay un relevo digital que se nutre de la sabia de quienes van llenando de nieve sus cabellos.

Contentos estamos de ser protagonistas de este ciberdiario 26, de picarle un cake y saborearlo juntos y de mirarlo cada día de rojo y de negro, como el 26 de Julio y su bandera, como la voz en ristre que es de los tuneros y de los cubanos todos. Por eso no son rutina estas líneas ni compromisos editoriales que llevan algún triunfalismo infundado. Es que día y noche, mes  a mes, en once años, 26 Digital ha cosechado amor. Y se recoge lo que se cultiva. Por eso nos vamos con la canasta llena. Feliz Día, desde adentro y para todo el infinito espacio del espacio.