20190819065854-tallertiteres.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay       Fotos: Deysi Márquez

Las Tunas.- Fue un día diferente en el parque Toqui. Los vecinos de las calles J. Espinosa y Cristino Barreda, en el reparto Buena Vista, de esta ciudad, hicieron su verano con un muñecón poco tradicional, gracias a uno de los Talleres que por estos meses de vacaciones realizan la Asociación Nicolás Guillén y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Todavía se habla con cariño y admiración de la actriz Clotilde Aguillón, la  protagonista del alboroto de los chicos, el asombro de los adolescentes y el agradecimiento más formal de los mayores al aprender, de una manera didáctica y entretenida, a confeccionar la suerte de mascota “tía Tata” que resultó la escoba plástica vestida a la usanza de una rubia princesa.

“Cuenta con títeres” abrió el camino a la imaginación y despejó las dudas que pudieran existir sobre que la cultura, los momentos agradables, instructivos y el arte requieren de grandes teatros. Allí en el escenario natural de la barriada, con su gente marcada por diferentes motivaciones e intereses, reinó la alegría y las latas vacías de refresco, retazos de telas y argollas hicieron la magia.

Deysi Márquez Coba, promotora cultural del Consejo Popular 5, enfatizó en que el Taller fue un éxito y rompió la rutina de los vecinos de la Circunscripción 33, en una mañana de agosto donde los silencios quedaron para después, al convocarse la actividad y por tres días consecutivos convertirse en el centro de convergencia de todos.

Nada de extrañar, entonces, que en más de un hogar la escoba anime, con otras vestimentas, las tertulias familiares de estos tiempos de vacaciones, en los cuales no siempre se puede salir de casa para buscar otras opciones del divertimento. Son las buenas huellas que dejó Clotilde Aguillón en el alma de la gente.