20180928190952-b0ec91e05c8af069abe437a0740138d3-l.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay          Foto: Istvan Ojeda Bello

Las Tunas.-  Por los meses de verano y la primera quincena de septiembre desbordaron los fervores cederistas en estas tierras del Mayor General Vicente García, quien tampoco se olvida cuando el reconocimiento llega a quienes sobresalen en materializar las metas, como sucedió a los habitantes de los municipios de Amancio y Majibacoa, con la entrega de la bandera que los ubica en la Vanguardia Nacional del país en el trabajo de los CDR.

Para la “gente de Calixto y sus alrededores”  la alegría se multiplicó y desencadenó nuevas promesas de seguir de punteros, al ratificar por cuarto año consecutivo el estandarte. Mientras, los amancieros sintieron similares emociones por volver a ubicarse entre los mejores de la nación, en el marco de las actividades por el IX Congreso, que comienza este miércoles 26 en el Palacio de las Convenciones, en La Habana, y concluirá el 28, tras tres días de debates y análisis sobre temas puntuales del funcionamiento interno y el rol de la membresía en el presente y futuro de Cuba.

El ascenso en la materialización de las tareas contables de los Comités de Defensa de la Revolución como las donaciones de sangre, el aporte a la Patria, la participación en las labores comunitarias integradas “Por nosotros mismos” y la asistencia en el proceso de la consulta popular para la reforma del Proyecto de Constitución,  destacan en los indicadores que permitieron a los majibacoenses ratificar la importante condición.

En el sureño Amancio, la membresía logró relevancia en las faenas de higienización, control y erradicación del mosquito Aedes aegypti y las audiencias sanitarias en barrios y zonas, para ganar espacios en la percepción de riesgos y buscar una respuesta de masas a esta tarea, de alta prioridad en la agenda de Salud Pública y las organizaciones políticas y gubernamentales por lo que significa en la calidad sanitaria y bienestar de vida del pueblo.

La entrega de 160 donaciones de sangre al mes y 10 años de cumplimiento consecutivo en la misma también abrieron el camino hacia la obtención del alto estímulo a los cederistas de esa localidad, quienes acercaron más el lauro con el enfrentamiento a las actividades delictivas, los trabajos voluntarios y la guardia popular revolucionaria.

Otros méritos que distinguen a Las Tunas en el trabajo de la más grande organización de masas cubana en el 2018 son los Premios del Barrio, que otorgan los CDR a familias y colectivos por su protagonismo en la comunidad. La Unidad Empresarial de Base (UEB)  Central Majibacoa fue la primera institución en ganarlo por estas tierras del Oriente, en compensación al colectivo por los esfuerzos y su fuerza movilizadora dentro de los moradores de “Vivienda” – donde está enclavado-, así como por el cumplimiento exitoso de los planes en la producción de azúcar.

Cuando termine sus sesiones el trascendental evento de los cederistas cubanos, los tuneros tendrán más razones para festejar el aniversario 58 de aquel histórico 28 de Septiembre de 1960 cuando, bajo la guía previsora del eterno Comandante Fidel, se constituyeron los primeros Comités de Defensa de la Cuba Socialista.