20180928173501-yovany.jpg

 

Por Maira Castro Lora y Graciela Guerrero Garay           Fotos: Maira Castro

Las Tunas.- Difícil hablar del trabajo cederista en este territorio oriental sin pensar en el joven Yosvany Ávila Piñera, quien recibió la bandera que portará la delegación de Las Tunas al IX Congreso de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), el cual comenzará el 26 en La Habana y termina el viernes 28, día que hace 58 años por iniciativa del eterno Fidel se fundó la más grande de las organizaciones de masas en Cuba.  

Un movilizador por excelencia del trabajo cotidiano, Yosvany ganó su luneta desde el barrio y la comunidad, donde lleva un año como Coordinador de la Zona 29, del Consejo Popular 6 de esta ciudad. Su labor con los niños y adolescentes resalta. Allá lo ves con ellos en los trabajos voluntarios, los proyectos comunitarios, las guardias y en cuanta iniciativa o tarea induzca a mejores caminos, no solo para hacer Revolución en tiempos complejos, sino para formarlos dentro de esos valores imprescindibles para la sociedad y la vida misma.

Parece un mago del tiempo, por la armonía que logra entre sus obligaciones como combatiente del Ministerio del Interior y las responsabilidades que asume en los CDR, gremio que por estos días remueve cimientes y se compromete a revitalizar más las esencias fundacionales que en 1960 la convirtió en la salvaguarda de las conquistas revolucionarias.

Para Yosvany la juventud es la herramienta clave, junto a la familia como célula básica de la nación. Por eso, en sus respuestas a la prensa, no titubea en darles prioridad y destacar que ser delegado directo a la magna cita es un mayor compromiso y una perenne entrega.

Con la agenda llena de apuntes y notas, bien guardadas en su mente, estos días de Congreso le acercan a sus sueños: fortalecer el trabajo de los Comités, lograr que se sumen muchos otros al movimiento de donaciones de sangre en la cuadra y los centros de trabajo enclavados en el Consejo Popular, y cumplir con cada meta. En esas cosas pensaba cuando recibió la bandera de manos de Carlos Rafael Miranda Martínez, Coordinador Nacional de los CDR, en el acto de constitución de la delegación tunera, celebrado aquí en la primera decena de este mes.

Este viernes 28 de septiembre, en medio de la clausura del IX Congreso y la alegría por el aniversario 58 del extraordinario gremio barrial de Cuba, Yosvany no dejará la sonrisa que le acompaña y regará aguas frescas a ese amor que él hace con tres letras: CDR.

El resto de la historia seguirá aquí, en su barrio y en el Consejo Popular donde todos lo esperan para darle esta vez un abrazo más largo.