20180930213744-en-la-ciudad-cubana-de-colombia-provincia-las-tunas-al-final-la-torre-del-central-azucarero-colombia.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay    Foto:Internet

Colombia, Las Tunas.- La mala calidad del pan fue uno de los principales problemas que denunciaron los habitantes de este municipio ante los micrófonos del equipo de reporteros de Radio Victoria, que llegó allí para pulsar el comportamiento de los servicios básicos y llevarlos al debate del popular programa de participación ciudadana “Latir del Pueblo”, que guía y conduce Ariel Santana Santiesteban, miembro del Comité Central y Primer Secretario del Partido en la provincia Las Tunas.

Otros productos de la industria alimentaria tienen la misma mala suerte del pan de cada día, con serias dificultades en su elaboración, el gramaje y la durabilidad. Hay inestabilidad en la distribución de galletas y dulces y la harina simula ser la culpable de las deficiencias, pero se reconoció que la Empresa Alimenticia debe incrementar la exigencia, trabajar más en los factores subjetivos que permean a los trabajadores y buscar alternativas que alivien la situación, agudizada por los suministros nacionales y los estados técnicos de las molineras que procesan el insumo del país.

En los mercados agropecuarios las satisfacciones fueron mayoría, relacionadas  con la presencia de arroz y variedad de viandas. Sin embargo se criticó la calidad de los mismos, el precio, la no depreciación cuando se deterioran o se expenden con categorías no correspondientes a sus estados físicos y el desabastecimiento los días de semana. 

Mediante opiniones vía telefónica, residentes plantearon la morosidad que existe por parte de Planificación Física en autorizar la construcción de las cochiqueras para la cría de cerdos, lo que genera que “estemos parados todos los conveniantes de Porcino” – dijo la oyente de La Tasajera- , cuando en ellos descansa la tributación mayoritaria de esa carne a la población. El bajo voltaje de la electricidad en el reparto El Progreso y la mala calidad de más de 20 años de las tendederas de  la CPA Leningrado, en Los Caballeros,  fueron otros reportes.

La Gastronomía en temas de calidad no marcha como necesita el pueblo y, en ese sentido, la colega Sheila Arteaga indagó que el maltrato, la carencia de efectivo para vueltos y cambios, ofertas sin el peso adecuado, falta de variedad en el menú y disminución de productos en las cartillas cuando falta el pan, entre otras inestabilidades, son constantes que malogran el servicio y de los que se quejan los colombianos.

El Sistema de Atención a la Familia de bajos ingresos, que beneficia a cientos de ancianos en el municipio, recibió parabienes de los favorecidos, aunque en determinados centros las condiciones materiales para prestar el servicio necesitan de una mirada solucionadora.

Otras inquietudes sobre el abasto de agua, la venta de resistencias eléctricas y el transporte ocuparon los análisis. En este último se resaltó que hay serios problemas para trasladarse desde y para las zonas rurales, sobre todo por el mal estado de los viales. Asimismo se evidenció que la transportación es crítica de manera general.

Con un reiterado llamado a trabajar y ver la solución con visión integral, para que perduren las satisfacciones de los colombianos y tuneros, terminó esta edición de “Latir del Pueblo”, que el próximo sábado 6 de octubre analizará asuntos relacionados con la producción y comercialización de los productos agropecuarios en la provincia.