20180928193604-montajecdr.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay         Fotos: Tomadas con celular

Las Tunas.- El olor a humo “condimentado” matiza todavía el amanecer de los barrios este viernes, fecha en que termina en La Habana el IX Congreso de las más grande de las organizaciones de masas cubanas y se cumplen 58 años del día primogénito, cuando por iniciativa de Fidel surgieron los Comités de Defensa de la Revolución para “…establecer un sistema de vigilancia revolucionaria colectiva...”, tal como dijera ante casi un millón de personas reunidas frente al antiguo Palacio Presidencial aquel 28 de septiembre de 1960. 

Desde entonces, esperar ese momento trascendental es una tradición que envuelve los barrios con ese tufillo “sazonado” que sale de las esquinas, las aceras o cualquier espacio de la comunidad, donde la madrugada se hizo larga otra vez con esa algarabía propia de la cuadra, unida por los compromisos solidarios y vigilantes de siempre. Bailar como el viejo Pirindingo, con el jarro de caldosa, al calor de la leña ardiente, hasta “que llegue la mañana” fue chiste consumado por aquí, allá y cuyá.  

Diplomas de reconocimientos a los mejores, aplausos para las familias destacadas, llamados a sumarse al debate de la Reforma Constitucional y, sobre todo, hacer lo que falta en cada lugar para contribuir a que se materialicen los acuerdos del IX Congreso, distinguieron las reuniones de celebración en Las Tunas para esperar el nuevo aniversario.

¡Y hoy es el día…!  Casa por casa… cuadra por cuadra… ¡un Comité!... país en lucha: Revolución. La canción himno por los altavoces. ¡58 años de vencer o morir! Bella bienvenida dieron los tuneros a su 28 de Septiembre.