20180926032042-1-servicioscomunales.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay        Fotos: Reynaldo López Peña

Las Tunas.- Los Servicios Comunales vuelven a los análisis centrales del popular programa de participación “Latir del Pueblo”, tras un receso en sus trasmisiones durante las masivas vacaciones de julio y agosto. Ariel Santana Santiesteban, miembro del Comité Central y Primer Secretario del Partido en esta provincia, condujo el debate, donde también se pasó mirada crítica a inquietudes planteadas en ediciones anteriores.

Demoras en la recogida de basura sin la solución ágil y necesaria, y las diferentes respuestas que dan efectivos de esa empresa a quienes reclaman que se cumplan los ciclos de saneamiento, formó parte reiterada de las quejas de los tuneros. El recorrido de los reporteros de la radio en el municipio de Puerto Padre demostró las serias dificultades de este servicio, sobre todo en los últimos meses.

Vecinos de diferentes barrios testificaron que los desechos sólidos llevan hasta casi 45 días sin recogerse, dejan acumular los sacos, no se llevan los objetos grandes  o sanean un determinado tramo de las calles, alegando falta de combustible o roturas de los carros. Al respecto los oyentes cuestionan por qué, entonces, transitan vacíos por la ciudad. La falta de una estrategia de trabajo, al margen de razones objetivas, incide definitivamente en dicha situación.

Por esta capital no es menor la inquietud del pueblo sobre el comportamiento de las tareas de saneamiento, precarias en las comunidades distantes del centro urbano.  Las indisciplinas sociales de los residentes en los barrios, el irrespeto a las normativas por parte de varias empresas y la carencia de medios contribuyen que se malogre la impresión de algunos ciudadanos de que Las Tunas es una ciudad limpia, destacó la periodista Enilda Romero en su trabajo investigativo.

En “Jesús Menéndez” el acopio de los desechos sólidos golpea también puntos de la localidad, y hay quejas sobre la ausencia de luminarias y bancos en los parques, así como la calidad de las coronas por la falta de flores. Por el sur, los amancieros abogan por un servicio funerario aceptable, pues está muy deteriorado y carece de mínimas condiciones de confort, tanto para los trabajadores como para los dolientes de los fallecidos.

La funeraria de Colombia generó estados de opinión favorables en los oyentes, con algún señalamiento referido a la producción de flores que, por su escasez, no siempre garantiza las coronas necesarias o la mejor confección de las mismas.

Varios repartos del municipio de Jobabo presentan irregularidades con la recogida de basuras, a pesar de que en los últimos quince días se acomete una ofensiva de saneamiento, según el reporte del colega Yaidel Rodríguez Castro, el cual reconoce que existen avances en el trabajo integral.

En Majibacoa los servicios se complican por grupos de personas que indisciplinadamente violan las leyes con una impunidad asombrosa, resalta la investigación periodística de Yeiner Vásquez Pacheco. El mal drenaje de ciertas calles, la presencia de estiércol de los caballos de cocheros y otros propietarios, así como el marabú que limita el acceso al camposanto por el camino de San Rafael son denuncias que malogran la labor general de sanidad allí.

Por Manatí la venta de flores inquieta a sus habitantes, tanto como el deterioro de las calles que están intransitables, salvo la central y la que conduce al hospital.

Las principales autoridades políticas y gubernamentales reconocieron que a la Empresa Provincial de Servicios Comunales y sus dependencias municipales les ha faltado gestión, organización, exigencia y control para resolver los problemas y buscar alternativas que eleven la calidad de sus responsabilidades públicas, de alta sensibilidad e incidencia en el bienestar del pueblo de Las Tunas.