20180902042629-decima-al-filo.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay      Fotos: Odalys Leyva Rosabal

Las Tunas.- Si bien el reconocido “Encuentro Décima al Filo” tiene sede en el cercano municipio camagüeyano de Guáimaro, es un evento que los tuneros hacen suyo y en el cual ganan relevancia en participación y lauros, por la calidad que tiene el desarrollo del género en esta oriental provincia, Balcón del Oriente Cubano.

No es gratuito el bien otorgado calificativo a Las Tunas de Cuna Iberoamericana de la Décima, título que los creadores del patio dignifican en las tradicionales Jornadas Cucalambeanas, al margen de los estándares de satisfacción que pueda merecer cada edición de la gran fiesta nacional del campesino y la espinela.

De tal suerte, y por la cercanía espiritual y geográfica, las poetisas y escritoras de la provincia encuentran en las convocatorias un espacio para difundir sus obras, ya sea oral como escrita, pues esos encuentros priorizan en la agenda perfiles concretos vinculados al quehacer femenino, como es el Evento Nacional de Mujeres Decimistas, que en febrero último se dedicó a la investigadora, escritora y pedagoga tunera Maritza Batista Batista.

El XI Concurso Internacional de Décimas Escritas por Mujeres suma a estas alas abiertas a la estrofa con diferentes categorías como es el Premio “Décima Fiebre”, que ganó Yelaine Martínez Herrera, poeta y periodista de “26” con “Sábanas rotas”. Otra tunera, María Mayelín Barrera Castro, se llevó las palmas con “Desuso del miedo” en la lid “Perros ladrándole a Dios”, concedido por el escritor Carlos Esquivel Guerra, otro grande de las letras del terruño.

Gracias a ello deviene hermanamiento inteligente y provechoso que alumbra la cultura local y la lleva a territorios vecinos y escenarios de prestigio, pues como dice la Presidenta del Comité Organizador, la destacada y reconocida decimista Odalys Leyva Rosabal, “es la cita anual de los escritores, repentistas, tonadistas, investigadores, promotores y amigos de la décima – poética nacional en Cuba- con el protagonismo de la mujer creadora”.

Espacios teóricos, presentaciones de libros, recitales, guateques y la participación del grupo musical “Rumores del Yaquimo”, del municipio Amancio, diversifican esta comunión de quehaceres que unen a tuneros y camagüeyanos en la salvación, difusión e internacionalización de la estrofa más popular de estas tierras, reconocidas por el Frente de Afirmación Hispanista A.C, de México, el cual apadrina el evento, abierto también para los hispanohablantes.

Sin descanso, pues una edición termina y entra al ruedo la siguiente, “Décima al filo” es una puerta a la socialización de la espinela y una alfombra que Guáimaro, en buena hora y gracias a la tenacidad de muchos, especialmente de Odalys, tendió a los poetas y literatos de Las Tunas, quizás con el escondido secreto de hacer justicia a las excelentes facturas que nacen aquí y no siempre, por tiempo o concepciones arraigadas ( o quizás por la altura de las competencias), se incluyen en el certamen arquetipo de la reina de la campiña cubana: las Jornadas Cucalambeanas.

Vale, entonces, saber que el próximo encuentro del 2019 ya se teje sobre este puente de divina creación natural, que lo mismo huele a monte, azúcar, lomerío o a esa mujer erótica, moderna y digna que anda los caminos de la cultura y hace pueblo. Los poetas tuneros me lo han hecho saber, agradecen a Guáimaro y sus promotores.  Buenos ecos, sí.