20180616001728-20120614152239-maceo-che.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay        Foto: Internet

Las Tunas.- En las escuelas y centros de trabajo de esta provincia la jornada de hoy comenzó con el homenaje a Ernesto Che Guevara y Antonio Maceo, dos grandes de la libertad de Cuba que la historia abraza no solo en ideas y entrega a la lucha, sino en la coincidencia de nacer un 14 de junio.

Los matutinos y vespertinos en los centros escolares recuerdan la fecha con  diferentes actividades político – culturales, donde la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) es la protagonista principal. Mientras, en los gremios obreros tendrán lugar mítines relámpagos y otras iniciativas promovidas por la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

Unidos desde y para todos los tiempos, Antonio Maceo, el Titán de Bronce, nació en Santiago de Cuba en 1845 y fue uno de los generales mambises más puntuales en la Guerra de los Diez Años. Che Guevara vio la luz en 1928 en Rosario, Argentina, hace 90 años, y se convirtió en el guerrillero de América, después que echó andar en motocicleta por el norte de su país en 1949 para convertirse en el ejemplo más viril del internacionalismo.

Siglos diferentes, geografías lejanas, misiones distintas, pero convergencia total en ese halo de magnificencia que, cual estrellas, llevan en la frente los que apuestan por la tierra que les recibió, se entregan a la lucha independentista y asumen como propios el yugo de cualquier nación. En ellos, Mace y Che, la historia y la humanidad encontrarán siempre eternos testimonios.

Esta Isla y los tuneros, bajo un ardiente sol de verano, van otra vez este 14 de junio tras las huellas y el sacrificio de estos grandes guerrilleros de la libertad, mensajeros perpetuos de la esperanza y la fe de la Patria Grande. Justo del valor de sus inmortales enseñanzas hablarán los niños y jóvenes, los trabajadores y el pueblo, un día como hoy.