20180413064218-426cfea560560e0bdaf1530d51ec056c-l.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Foto: Reynaldo López Peña

La apertura de nuevos puntos para la venta de gas licuado, básicamente en los repartos Santos y Buenavista, son objeto de estudio y búsqueda de locales adecuados, trascendió en los análisis de “Latir del Pueblo”, donde oyentes del programa radial manifestaron quejas e insatisfacciones sobre el único establecimiento de ese tipo existente en la zona, destinado a los clientes de dichas áreas urbanas y los barrios aledaños.

Un grupo de trabajo del Gobierno valora estrategias y locaciones idóneas para ampliar el demandando servicio, que hoy genera grandes colas, obliga a los clientes a permanecer a la intemperie y está bien alejado de la mayoría de la población, marcada por la ancianidad, limitaciones físicas y modestos ingresos, limitante objetiva para contratar a terceros que le resuelvan el problema.

Al establecerse  la venta liberada de gas licuado en Las Tunas, el 5 de junio del pasado año, la demanda sobrepasó los estimados previstos por la Empresa Comercializadora de Combustible (CUPET). Desde entonces a esta fecha, son cientos los tuneros que concurren a los puntos de venta cada día y si bien no han faltado las “balitas”, tanto para el contrato normado como el liberado, la congestión de personas requiere, sin dudas, de una infraestructura mejor pensada.