20170919172844-dominica-2-580x500.jpg

 

Tomado de Cubadebate

La pequeña isla caribeña de Dominica ha enfrentado esta noche el paso del más violento huracán que la haya azotado en la historia. El potente huracán María arremetió con categoría cinco contra esa pequeña nación de unos 73 mil habitantes.

María se convirtió al caer la noche en un huracán “potencialmente catastrófico” y tocó tierra en Dominica con vientos máximos sostenidos de 260 km/h en su ruta hacia el noreste.

Hasta el Primer Ministro de la nación caribeña estuvo en peligro en medio del vendaval. En su cuenta de Facebook, el premier Roosevelt Skerrit escribió a las 9:21 pm “Mi techo se ha ido. Estoy a la completa misericordia del huracán. La casa está inundando”.

Unos minutos más tarde informó que había sido rescatado.

En las primeras reacciones de Skerrit en Facebook al azote del Huracán, sobre las 20:00 horas, decía: “Los vientos son despiadados! Sobreviviremos por la gracia de Dios!”. Para añadir posteriormente: “No sabemos lo que está pasando fuera. No nos atrevemos a mirar hacia afuera. Todo lo que estamos escuchando es el sonido de las tejas galvanizadas  volar. El sonido de la furia del viento. Mientras oramos por su fin!”

“¡Fuerte!¡Fuerte!¡Fuerte!” era la exclamación de Skerrit mientras los vientos golpeaban su residencia y a toda Dominica.

A la medianoche, la máxima autoridad de gobierno en la pequeña isla caribeña lanzaba en Twitter un dramático mensaje al mundo: “Por favor, avisen al mundo que Dominica ha sido devastada. No sabemos cuántos muertos hay”.

Trump declara estado de emergencia en Puerto Rico y las Islas Vírgenes

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció hoy que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó la declaración de estado de emergencia para Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EE.UU. ante el inminente paso del huracán María, indicó EFE.

El ojo del huracán María, fortalecido a categoría de intensidad 5, la máxima, tocó tierra este lunes en la isla de Dominica, en las Antillas Menores, y está previsto que llegue a Puerto Rico y a las Islas Vírgenes entre el martes por la noche y el miércoles.

La orden de Trump autoriza al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos y a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) a coordinar las ayudas de urgencia, según un comunicado difundido por la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington.

“Esta acción ayudará a aliviar el sufrimiento y la dureza que la situación puede traer a la población local y provee de asistencia apropiada para adoptar las medidas necesarias de emergencia”, señala la orden firmada por Trump.

Por último, indica que específicamente FEMA está autorizada a “identificar, movilizar y proporcionar bajo su criterio, equipos y recursos necesarios para aliviar el impacto” del paso del huracán.