20170704164414-4b34110ec8cbbd2a2f61cbc907d69994-xl.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay        Foto: 26 Digital

Ante la subjetividad que eclipsa las soluciones a los problemas que plantea la población en el popular programa participativo Latir del Pueblo, Ariel Santana Santiesteban, primer secretario del Partido en Las Tunas,  llamó a sacar lectura de los análisis que se hacen porque tienen que ver con los cuadros, la cadena de mando y los estilos de trabajo.

Reunidos en el norteño municipio de Puerto Padre, el también miembro del  Comité Central resaltó que ya no se puede admitir más que los directores de las empresas se limiten a dar “explicaciones y seguir revisando”, cuando muchos de los planteamientos muestran que hay falta de control, pasividad y poca agresividad ante los problemas, reiterativos y comunes en la mayoría de los lugares.

Este fin de  semana Latir del Pueblo, con cuatro años en el éter y una alta audiencia por analizar en vivo las dificultades que marcan y afectan la cotidianidad de los tuneros, se realizó en la Villa Azul de los Molinos y puso en los micrófonos de la Radio el debate de la calidad de los servicios básicos en esa localidad, donde la falta de abastecimiento en los mercados, placitas y comercios industriales resultaron “la puntilla” del análisis.

Asimismo varios portopadrenses se quejaron sobre la situación de la sala de Geriatría del hospital Guillermo Domínguez, por la poca higiene y ventilación existentes, entre la falta de iluminación y capacidad para la estadía de los ingresados. Sobre el particular la dirección de la institución de Salud Pública avaló las inquietudes de pacientes y familiares y enfatizó que en estos momentos el hospital  está en un proceso de rehabilitación, previsto a terminar al cierre de este año, y tienen cuatro salas cerradas por reparación, entre las cuales está la de marras.

Los diferentes directivos del sector en municipio y provincia puntualizaron también que esta situación se les explica a los enfermos y acompañantes, pues son 15 camas que por esas razones se ven sometidas a dichos inconvenientes, los cuales quedarán resueltos en dos semanas con la entrega de la sala de Geriatría, con mejoras visibles y condiciones muy favorables para todos.

Sobre el particular, Santana Santiesteban puntualizó  que si bien la inversión y reparación del hospital genera situaciones anormales que tensan el servicio, hay que adoptar medidas oportunas y excepcionales, como es el caso de asignar otra auxiliar si lo merita el momento, pero no se puede crear un problema con la higiene y la limpieza de la sala y el hospital.      

Sobre el desabastecimiento todos los caminos apuntaron que todavía la falta de control y la exigencia en las cadenas de mando – como reiteró muchas veces el Primer Secretario del Partido- son las causas de las insatisfacciones del pueblo, pues las producciones permiten mantener un nivel de ofertas en las placitas, las cuales pueden ser estables aunque no siempre variadas.

La máxima dirección de la organización política del territorio recalcó que hay que cambiar el concepto de oferta y demanda, y creer que todo se resuelve con priorizar los mercados, donde imperan los altos precios y afloran ilegalidades y acaparamiento, principales quejas  de la población pues los salarios medios no alcanzan para sostener el nivel de gasto de los alimentos liberados y no previstos en la canasta básica, subsidiada y mensual.  

Las obligaciones de Servicios Comunales fueron puestas en tela de juicio en más de una oportunidad, pues la recogida de basura en varios puntos de la ciudad de Puerto Padre, sus localidades y los restantes municipios es una reclamación permanente en el programa por parte de los participantes, igual que la atención al alumbrado eléctrico en parques infantiles y las condiciones higiénicas y de viales en calles y caminos.

Temas como la vivienda, el transporte, la calidad de la leche, el helado y el yogurt, así como la de los servicios de la Gastronomía y el Comercio también recibieron la mirada crítica de los portopadrenses, quienes pusieron en el ruedo del análisis  la calidad de los trabajos que se ejecutan en la construcción de viviendas y la no recogida de los carros estatales en la carretera, tal como sucede en el poblado de Maniabón, cuyos moradores deben ir a realizarse análisis y estudios médicos en Puerto Padre por inhabilitarse consultorios y servicios que tenían antes en el lugar.

El cada vez más popular programa de participación ciudadana de la radio en Las Tunas puso su micrófono crítico en asuntos pendientes de ediciones anteriores, los cuales en mayoría fueron resueltos una vez hecha la denuncia en Latir del Pueblo, vía eficaz de pulsar la opinión pública sobre las dificultades cotidianas y ponerlas delante de los decisores, a quienes, una vez más, Ariel Santana Santiesteban puntualizó:

 “Tenemos que acabar  con las explicaciones y explicaciones banales; cuando hay soluciones, hay que darlas; cuando se dan las orientaciones y los compromisos aquí, ustedes no pueden arrogarse el derecho de no cumplir”, confirmando sus palabras de que la insatisfacción del pueblo tiene mucho que ver con la pasividad e irresponsabilidad de las cadenas de mando.

En el programa se encontraban también Lilian González, diputada al Parlamento Cubano y Presidenta provincial del Poder Popular, y Miguel Jorge Aguilera, diputado al Parlamento Cubano y Presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Puerto Padre, entre otros cuadros y directivos de las diferentes entidades locales y provinciales.