20170117185108-vigilia11.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay           Fotos: De Archivo

 Retazos de telas, danzas, poesías, versos… un movimiento inusual, apurado,  vislumbra que algo importante está por suceder. La aproximación al 28 de enero, el día de homenajear a José Martí, el hombre de la Edad de Oro, hace asociar el ajetreo de alumnos, maestros, instructores de arte, guías y familia con la fecha. En efecto, hay mucha complicidad compartida para, una vez más, honrar al Maestro en su natalicio.

No menos sucede en las casas de muchas costureras de barrio, donde las muñecas negras de trapo, como la de Leonor, cobran forma y se vuelven el atractivo de los amaneceres. El tradicional concurso espera por ellas y ningún alumno de la enseñanza primaria quiere quedar atrás. Lo mismo pasa con los arreglos de los trajes de las batuteras, para el gran desfile donde la vida y obra del autor intelectual del asalto al Cuartel Moncada se cuenta en pancartas, escenografías, personajes, dramatizaciones, versos, consignas y sobre todo amor.

Un retablo de historia por doquier, donde los pioneros tuneros destacan por esa gracias por derecho que le ponen, desde los primeros grados, a cada manifestación artística en la cual se integran, acompañados de sus homólogos más grandes y esa entrega de pueblo que llena de luz las principales calles el 28 de enero.

El tributo a José Martí, en el 164 aniversario de su nacimiento, ya ronda por todas las escuelas de Las Tunas donde obras  de teatro, bailes, carteles, poesías, murales y esos bellos protagonistas de los cuentos de La Edad de Oro denuncian a sus actores detrás de las puertas de las aulas, sobre todo al terminar las clases y la voz de “¡a ensayar!  llama a los pioneros por todos los pasillos.

No es una utopía asegurar que el 28 de enero próximo  este oriental territorio, en su capital y sus restantes siete municipios, estará a la altura del verbo exacto y cubanísimo, patriótico y americano, que universalizó la literatura y la obra revolucionaria de José Martí. La prisa apurada y cómplice de maestros y estudiantes  lo anuncia y avala desde ya.