20160128220032-stories.galerias.ciudadnoche.3gk-is-678.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Foto: Archivos 26 Digital

Maikel no resiste la tentación de fabricarse su propia antorcha para esta noche de miércoles ser una luz más que recorrerá las calles principales del agradable centro capitalino de Las Tunas, en esta gigante Marcha de las Antorchas que apagará temporalmente las bombillas eléctricas y saldrá con los colores de la Patria a homenajear a José Martí.

Cuba entera será una alegórica consigna de amor a la libertad y  multiplicará su historia, en la víspera del 163 aniversario del natalicio del  Héroe Nacional,  al que jóvenes y pueblos rinden tributo todos los eneros para demostrar la admiración y pertenencia que sienten por su obra y la vigencia de sus ideas en cada hora de Revolución Socialista.

Los estudiantes universitarios llevarán hoy el protagonismo de esta Marcha de Luz, a la que están convocados todos los tuneros – léase cubanos – y en épico sentimiento se extenderá hasta las primeras horas de la mañana del día 28 cuando los pioneros, con sus respectivas escuelas, desfilen por esas mismas calles y mediante carteles, escenografías, personajes principales de sus cuentos y poemarios, y representaciones de las más importantes tareas y esferas de trabajo y los servicios reflejen el fruto de su entrega a las nobles causas independentistas, convertidas en realidad justo el Primero de Enero de 1959 con la victoria definitiva sobre la dictadura de Fulgencio Batista.

Durante toda esta semana – incluso en fechas previas – las iniciativas en escuelas, Consejos Populares, Cátedras Martianas y centros de trabajo tuvieron un realce especial destinado a difundir su multifacético pensamiento y sabias enseñanzas para los cubanos y la humanidad, de los cuales se nutrieron – y nutren- los revolucionarios de todos los tiempos.

Maikel Milanés González, como todos los universitarios y chicas y chicos de mi barrio, irán al encuentro de la memoria del más universal de los cubanos esta noche de la Marcha de las Antorchas, una tradición histórica que cada año suma nuevos jóvenes, esos pinos nuevos que van creciendo y aprenden a amar la hombre de la Edad de Oro.

Por la mañana serán los más pequeños, a quienes todavía llevamos de mano a las escuelas y compartimos sus tareas y lecciones de Español y Matemática, pero mañana, como nosotros hace unos años, levantarán las antorchas y entonarán canciones, mientras las bombillas eléctricas fenecen y la ciudad es un oasis de luz viva por quien fundó el primer Partido Revolucionario Cubano, el Periódico Patria y nos mostró a tiempo la virtud del trabajo y el decoro de que ser cultos es la única manera de ser libres.