20150708145918-mariasao.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: De la Autora

Como todo es tan relativo, tal vez al verla pasar muchos crean que lleva algún peso enorme en la mirada y, de vez en vez, lo tira a la espalda. Puede que algunos – con esa manía enorme de prejuzgar a los demás- piensen que anda por el limbo. Pocos, quizás, tengan la capacidad de ver sus sueños, los cuales desdobla en los sonidos de su voz, pausada y tierna.

María Caridad Sao tiene mucho que ver con la literatura en Las Tunas y después de ocho años como Especialista de la Editorial Sanlope, decidió ser correctora en ese recinto donde encuentran luz los escritores tuneros a pesar de que todavía las expectativas y los recursos queden a medias y, al final, las obras suelan pernoctar demasiado tiempo. Empero, nada mata esfuerzos, esperanzas y resultados en ninguno de “los bandos”. Vence el amor.

¿Qué pasa con este fenómeno de crear-publicar y hacer al mismo tiempo?

“En la última década del siglo pasado hubo una generación que marcó pautas en la literatura en Las Tunas. Luego, podemos hablar de cierto impás, pero en la primera década del siglo XXI llegó lo que se conoce como Risograf y muchos de los escritores inéditos pudieron publicar. En el 2000 editamos hasta 30 libros en un año. Se pide más calidad, pues los lectores lo reclaman y no se trata solo de literatura de ficción, es investigación, entretenimiento, etc. Hay una mayor cultura y exigencia y, de hecho, estamos emplazados  a ser más selectivos con las obras a escoger”, responde.

Hojea el texto que trae en las manos y quiero verla más allá de “Vicios del tiempo”, un libro para adultos que publica en el 2008 con el sello Sanlope. Lola, la comadrona que la recibió en Río Blanco, en la división Tunas- Puerto Padre, le asalta los recuerdos.

“Nunca olvido esas cosas que me contó mamá, ni los bateos que daba por irme para la escuela con mi hermano. Tuvieron que aceptarme a los cuatro años y desde entonces aprendí a leer y escribir”.

Es fuerte esta mujer que ama hace 23 años al humorista gráfico Antonio Medina Segura (Antoms)…

“Vine a trabajar como bibliotecaria en el Centro provincial de Higiene y él vive justo por ahí. Nos conocimos y aquí estamos. Vivir junto a él me ha permitido crear, adentrarme también en el mundo del humor, pues como escritora uno siempre quiere decir algo y como mujer más”. Y entonces vienen sus ovejitas a contar esa fuerza interior que contrasta con su figura delgada y le arrancan las palabras del alma, donde teje letras en mayúsculas y las convierte en trazos perfectos del pensamiento femenino contemporáneo.

Ganadora de premios internacionales y provinciales, sus obras figuran en antologías de la Asociación Hermanos Saiz y disfruta todavía su primera exposición personal en el Cine Teatro Tunas, el 8 de marzo del pasado año, como del proyecto baracoense Sábanas Blancas y las muestras expuestas en el Salón Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), mientras trabaja en una investigación sobre la historia del humor gráfico en la región oriental.

Incansable. Su vida está marcada por el tiempo – confiesa- mientras asegura no saber cómo hace para dedicarle un poquito del reloj a cada cosa. Nunca deja de crear y referir los cuentos y anécdotas que le hacía su padre, “los cuales me acercaron a la literatura y más cuando a los ocho años me regaló la Edad de Oro”.

¿CAPÍTULO FINAL?

María me deja en las manos el sueño que acaricia…hacer en Las Tunas una Casa del Humor. De pronto, sus atrevidas y curiosas ovejas pastan sobre el unicornio de los pinceles, hacen líneas en los papeles blancos y comienzan a contar historias reales y posibles, alcanzables, como el verbo de su padre encima de la carreta o los farallones del surco.

Su fragilidad es una mariposa…escapa…nunca de sí misma, sino de los fantasmas que quieren llenar sus metas de imposibles… Antoms la desdobla y la danza de la creación gira. Para esta tunera no existen los usos horarios. Hay arte…de mujer y para la mujer. Comparto su orgullo y aplaudo la buena idea de que sea la Presidenta del Círculo de Humoristas Gráficos de la Prensa en este oriental Balcón de Cuba. Con talento y perseverancia lo ganó.