20150309164743-edenniscienciasmedicas1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Foto: De la Autora

En Blanca Rosa, un campito del municipio Majibacoa, correteaba entre el verde de los árboles y el revoletear de mariposas sin pensar que un día su mundo estuviera entre poesías, décimas cantadas y muchos libros. Solo era feliz y le encantaba leer. Lo llevaba por dentro.

Nadie sabrá nunca si el último día del mes de mayo que la vio nacer como la primogénita del humilde hogar de los campesinos Eduardo y Reina le puso flores en el pecho y por eso es la decimista de oído, empírica y espontánea,  que atrapa en las reuniones familiares, los concursos de aficionados, las actividades del sindicato y la Universidad de Ciencias Médicas Zoilo Marinello, donde trabaja hace 31 años.

Edenny Castillo Montes de Oca no presume, pero escucharla basta para saber el dominio que tiene de su labor y cuánto aprovecha cada minuto como Directora del Centro provincial de Información de Ciencias Médicas, tarea que desempeña luego de un amplio curriculum profesional en el cual destacan 23 cursos relacionados con su especialidad, un Título de Oro en la Licenciatura en Gestión de Información en Salud y como profesora Instructora del quinto año de la carrera Sistemas de Información en Salud, sin subestimar postgrados, diplomados, atención metodológica a la red de bibliotecas y ser formadora –fundadora de este perfil en Las Tunas.

GÉNESIS DE UNA HISTORIA

-          “Mi maestra Coralia Serrano Ricardo me inculcó el amor por la lectura. Daba muy bien las clases de Español y formó un círculo de interés junto con la bibliotecaria. Los integrantes se escogían por las calificaciones y me seleccionaron. En la escuela Jesús Argüelles hice mi primaria y le debo esta pasión. 

-          “En la secundaria Cucalambé tampoco me desprendí ni un minuto de los libros. Mi mamá decía que iba a enfermar, porque me olvidaba de todo por leer. Aquí tuve de guía a la profesora Deysi Montero Avilés, mi ídolo. Fui su monitora y me vio vocación para maestra. Opté por la escuela Pedagógica, pero llegó una beca de Técnico Medio en Bibliotecología para La Habana y ella me impulsó a cogerla. Me  la dieron y con 15 años me vi camino a un mundo desconocido para mí.

-          “Al llegar a la terminal, nos esperaban y me dicen que voy para el politécnico de la salud. Creí que se habían equivocado y me aclaran que la carrera era para trabajar en bibliotecas especializadas en Salud Pública. Ahí me hice Bibliotecaria Médica.”

EL MAR COMO LA POESÍA

Esta mujer brota pasión por cada poro y no se ruboriza al confesar que jamás puede separarse de una libreta y un lápiz. Por aquellos tiempos escribió los primeros poemas y hoy anda desvelada por terminar su primer poemario.  Dulce María Loynaz, Carilda Oliver y  Luis Carbonell siempre están en las mesitas de noche o cerca de sus lugares de sueño.

-          “No sé cuantos poemas tengo dedicados a la familia, a personajes que creo, coloreo y disfruto. Tengo que declamar. Me viene la inspiración en décima cuando me cuentan una historia o algo me llama la atención…le caigo atrás a la persona, observo por horas el animal o lo que sea, pero hasta que no escribo no estoy tranquila”. 

Concursos de poesía en la UNEAC, la Universidad, la CTC, la Cátedra Martiana, la Casa de la Cultura Tomasa Varona, festivales… le llenan las gavetas de premios y en 2014 el “Regino Pedroso in Memoriam”, en el certamen BiblioSida, de la Biblioteca  Médica Nacional, le otorgó mención a su poemario Campaña por la Esperanza, dedicado a los jóvenes y la cual recibió en las actividades de la Feria Internacional del Libro de La Habana.

Edenny es como el mar…inquieto aunque las olas no vistan de picada ni suelan ser furiosas. La intensidad con que termina su poemario “A puro corazón” y la idea de escribir historietas de la familia le agitan el alma.

Igual le sucede en la Universidad para sugerir la documentación idónea a los estudiantes, cuidar la calidad de su trabajo y propiciar, desde su ejemplo, que la biblioteca y la bibliotecología médica sean herramientas científicas y necesidad obligatoria de quienes eligen una carrera que no acepta la síntesis de las notas de clases, sino una investigación consciente que dura toda la vida.