20141031165249-avenida3.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Fotos: De la Autora

Nunca estuvo tan bien adornada como ahora y solo acepta aquel piropo “entre más vieja, más interesante”.  Se llena de vitalidad las 24 horas del día y el tiempo le premió con nuevos colores y una diversidad arquitectónica ilustrativa del avance incuestionable de una ciudad en perennes cambios.

Creció junto a decenas de generaciones de tuneros y les guarda las huellas como parte de su propia historia, en la que cohabita todo el avance geo-político de esta capital Balcón del Oriente de Cuba, igual conocida en siglos pasados como Cueybá, la Parroquia de San Gerónimo y Victoria de Las Tunas.

Es amplía, mudo testigo de sueños, pensamientos, secretos, gritos, amores, divorcios, carnaval, marchas… El camino asfaltado de acceso entre el oeste y el centro- este de esta capital, pero, más que todo, trasciende por su nombre y sugiere esa inolvidable imagen que guardan del Comandante Camilo Cienfuegos todos los cubanos.

Es un orgullo doble, por él y por lo que representa en el desarrollo gradual de la urbanización de un pueblo, por muchos años la cenicienta de esta parte del país y bautizado como aldea por más de uno, ante la quietud de su evolución industrial y urbana.

La historia es hoy muy diferente. Cada cuadra tiene algo nuevo que mostrar. Casi no existen los espacios muertos. Ahora las viviendas, con esa diversidad de estilos, formas y colores que marcan el patrimonio local, se aprietan prácticamente unas con otras. Hay comercios, bancos, instituciones, semáforos, pasos peatonales, cafeterías, correos, alumbrado eléctrico, cine, restaurantes, jardines, aceras…

Nada que ver con aquel hipo de silencio que la envolvía al ritmo del reloj. Cada minuto la circulan cientos de vehículos y, a veces, cruzarla por sus mediaciones, es todo un reto para la rapidez y la pericia de los peatones. 

Y lo hermoso, desde cualquier criterio, es su nombre y cómo honra a uno de los Comandantes más queridos en esta Isla y su geografía desde Maisí al Cabo de San Antonio. Será esta vital arteria, como cada año, el sitio por donde los tuneros llevarán flores a Camilo Cienfuegos este 28 de Octubre. También en su camino largo se ubica Río Potrero, donde las aguas recibirán las flores y el homenaje eterno.

La populosa y alegre Avenida Camilo Cienfuegos, con árboles y sombras, perfumes y elixir, da vida al hombre de sombrero alón y sonrisa amplia… y con el andar de la gente sencilla y cordial de la mayor área poblacional de esta urbe capitalina, evoca aquí todos los amores guardados a ese ser único en la historia de la Revolución, al Héroe de Yaguajay.