20141024193117-montaje-ebola.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotomontaje: De la Autora

Este lunes la esperanza y un nuevo combate por la vida encontraron nido en la hermosa isla caribeña de Cuba, donde mediante sus telerreceptores cubanos y cubanas siguen la llegada de los distintos mandatarios del bloque regional del ALBA-TCP que arriban al país para trazar estrategias en la lucha contra el ébola, un fatal virus que anota miles de muertes en África y es una letal amenaza para el mundo.

Convocada por Venezuela, la Cumbre Extraordinaria del ALBA –TCP con sede en La Habana igualmente ocupa titulares en los medios del planeta y deviene contacto vital para enfrentar de conjunto el desafío, al que la Isla respondió con su solidaridad acostumbrada y envió hacia Sierra Leona un contingente de 165 médicos y enfermeros para apoyar al combate de la enfermedad, a partir del llamado de la ONU y la Organización Mundial de la Salud de enfrentarla con urgencia.

En tanto este lunes abre puertas el importante encuentro en el Palacio de las Convenciones, son cientos los cubanos que lo visualizan por las cadenas nacionales de la Televisión, por el interés que despierta su impacto sobre una real expansión global de no reunir esfuerzos y recursos para erradicar el virus, el cual hasta la fecha ocasionó más de 4 mil 500 muertos en el continente africano e infecta a más de 9 mil personas allí.

Idalia Pérez, una tunera que presta atención a todo lo relacionado con la Cumbre, declaró a 26 Digital que “el sentimiento de apoyo demostrado por la Isla y el seguimiento informativo a la Cumbre creo no debe estar ajeno a nadie, pues si no buscamos soluciones conjuntas la vida de todos está en peligro. El ébola mata y es muy vulnerable al contagio”.

En otros sondeos por el Consejo Popular 18, en esta ciudad capital homónima de la provincia Las Tunas, en el oriente cubano, encontramos los televisores encendidos en las casas donde en las primeras horas de la mañana estaban sus convivientes, porque “no podemos descuidarnos, los tuneros, como los cubanos, tenemos altos valores culturales que nos permiten valorar la significación de la Cumbre y tener acceso directo, en vivo, con la televisión, de todo lo que pasa en La Habana, lo agradecemos y es una vía de conocer más sobre este virus y nos prepara. Yo creo que no es un tema de los presidentes, es un tema del pueblo”, dijo la maestra Eva Millán Acosta.    

Al filo de las 10.00 de la mañana de este 20 de octubre, Día de la Cultura Cubana,  como estas mujeres tuneras son cientos de miles los cubanos que siguen el acontecimiento de alta repercusión internacional. Un evento donde el ALBA- TCP no solo pone sus esencias de cooperación por la región latinoamericana y caribeña, sino por cada habitante de esta tierra que hoy, mañana y para siempre puede ser una víctima de esta letal y peligrosa enfermedad.