20140814152849-3.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay

Mientras el Noticiero Nacional de Cubavisión, en su emisión del mediodía de este martes, difundía la noticia de la muerte de jóvenes inocentes en la franja de Gaza o de los muchos niños de la calle que no iban a la escuela en Uruguay, cientos de muchachas y muchachos en esta provincia Balcón del Oriente Cubano, Las Tunas, doraban la piel en las playas, ríos y piscinas de sus ocho municipios, preferencia que marca aquí las actividades del ocio en la etapa estival.

Esta connotación de paz, alegría, sana convivencia y vida plena distingue, como en el resto de los territorios de Cuba, el Día Internacional de la Juventud este 12 de agosto, donde el archipiélago se prepara también para festejar y homenajear el 88 cumpleaños del líder de la Revolución, el querido Comandante Fidel Castro Ruz, mañana miércoles 13.

A propósito de la fecha mundial, Yuniasky Crespo, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), dijo en La Habana que las nuevas generaciones tendrán una jornada de júbilo, reafirmación, reflexión y combate por las nobles causas y destacó a la AIN que “el primer pensamiento y la primera acción serán la solidaridad con esa Palestina salvajemente agredida, con su heroico y martirizado pueblo, sus jóvenes, los niños que a diario el ejército sionista mata, hiere y deja sin hogar ni familia, y exigiremos el fin del genocidio en Gaza, paz y justicia”.

Y ese ímpetu también prevalece en el contexto cultural, deportivo y recreativo y matiza las actividades programadas por esa organización durante el verano, en el cual conciertos, exposiciones, galerías, librerías, áreas deportivas, centros bailables, plazas y parques abren espacio a la juventud tunera y su familia para consumar, desde una óptica multifacética, los derechos al descanso en un ambiente saludable y acogedor, aún cuando no exista la abundancia material y algunas instalaciones no tengan aires modernos ni paquetes tecnológicos de última hora.

Lo cierto es que este martes, la juventud en Las Tunas pasó su Día bajo un ardiente sol característico y un calor bien tropical, lo mismo en un juego de pelotas, una cancha de tenis, reafirmando sus principios en mítines en sus centros de trabajo, en el campismo y en cualquier lugar de esta Isla caimán que fortalece su unidad, la colaboración con los países que lo necesitan y apuesta  por una sociedad mejor, la cual ya construye con más amor y sacrificios pero convencida de su verdad e independencia.