20140525180655-montajeloscinco.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: Naomi Cortés Pérez

Annia Naomi Cortés, Daylén Rodríguez y Aymara Vega encontraron en la causa revolucionaria y justa de los CINCO un interesante y valioso testimonio, desde los principios del Derecho, para investigar y demostrar, una vez más, la manipulación de que fueron víctimas en una Corte Judicial del sur de La Florida, Estados Unidos, los cubanos Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González, Gerardo Hernández y René González.

La investigación forma parte de los trabajos y aportes que realizan en la Universidad Vladimir I. Lenin, de Las Tunas, los estudiantes de esa especialidad y el evento “Foro Social Universitario”, donde docentes y alumnos intercambian experiencias y se suman a las voces que en todos los continentes reclaman justicia, fundamentalmente para Antonio, Ramón y Gerardo quienes permanecen aún en cárceles norteamericanas.

Bajo el tema “Los 5 Héroes cubanos prisioneros del imperio”, Annia, Daylén y Aymara demuestran las violaciones del proceso penal y la prevalencia del odio sobre la ética,  “al ser acusados del nebuloso cargo de conspiración para cometer espionaje. El gobierno de Estados Unidos nunca los acusó de espionaje real, ni afirmó que hubiera ocurrido ya que no les fue incautado ningún documento clasificado”, destaca la ponencia.

A continuación la investigación indica que “a pesar de la enérgica objeción por parte de la defensa, el caso se llevó a juicio en Miami, Florida, comunidad con una larga historia de hostilidad hacia el gobierno cubano, que impidió en este caso la realización de un juicio justo. El mismo duró más de 6 meses, convirtiéndose en el más largo en EE.UU hasta ese momento. Más de 119 volúmenes de testimonio y 20 000 páginas de documentos fueron compilados, incluyendo el testimonio de 3 generales retirados del ejército y un almirante retirado, quienes coincidieron en que no existía evidencia de espionaje”.

Las estudiantes, quienes cursan el tercer año de la carrera, paso a paso corroboran la injusticia cometida contra los cinco cubanos antiterroristas y destacan que “a los  CINCO Héroes se les acusó de poner en peligro la seguridad de Estados Unidos, imputándoles numerosos cargos, e incluso delitos como la conspiración, sin embargo ninguno de los cargos pudieron ser probados. 

“No representaban una amenaza para la soberanía estadunidense y sólo vigilaban a los exiliados para prevenir ataques terroristas en Cuba. El ataque más conocido fue una serie de bombazos en hoteles de La Habana que causaron la muerte de un turista italiano en 1997”, argumenta la investigación.

Datos precisos y un recorrido histórico de los hechos facilitan conocer cada detalle de las fisuras jurídicas de las normas internacionales del Derecho, y la falaz e intensa campaña propagandística utilizada para presionar a la opinión pública de Miami y al jurado, en tanto la investigación denuncia cómo se desoyen las razones expuestas por los abogados de la defensa, y  es una elocuente prueba de la violación lo que se conoce como la letra de la Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

Annia Naomi, Daylén y Aymara desde las aulas universitarias de este territorio simbolizan a los cientos de estudiantes cubanos, de todas las enseñanzas, que mediante textos, dibujos, investigaciones, jornadas, foros, tribunales antiimperialistas, marchas y poesía, entre otros recursos comunicativos, defienden la justa causa de los CINCO y corroboran al mundo lo que Cuba fehacientemente ha demostrado: no son terroristas y están prisioneros por la prepotencia del imperio y el odio irracional de la mafia anticubana radicada en la Florida.