20130824164325-abuelostunas2.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay     Fotos: G.G.G

Aunque muchos ejecutivos del sector de la Educación en Cuba apenas han disfrutado del período vacacional de julio y agosto, el gremio se alista ya para reincorporarse el lunes 26 de manera masiva a las labores previas de organización, superación y aseguramiento logístico del año escolar 2013-2014, que inicia el próximo 2 de septiembre.

En tanto maestros, profesores, Consejos de Dirección, aparatos administrativos y el personal del MINED en todas las enseñanzas abrirán las escuelas y ultimarán detalles de la Base Material de Estudio, menesteres de la matrícula, reparaciones, remodelamiento y labores de limpieza, las familias cubanas también se ponen en función de garantizar en estos últimos días del verano los detalles  imprescindibles para el comienzo del curso académico.

No es casual, por tanto, que las terminales de ómnibus y el Ferrocarril reflejen altas demandas de pasajeros como a inicio de las vacaciones, ante el imperativo del regreso a sus lugares de origen y lo que pudiera ya clasificar aquí como tradición espontánea, la de dedicar los finales de agosto al acondicionamiento de los uniformes,  mochilas, libretas, libros y reordenamiento de hábitos de vida en los educandos, sobre todo aquellos que arriban a la edad escolar.  

Virtualmente terminó el descanso mayoritario de cubanas y cubanos y las comunidades lo tipifican con la gradual ruptura de las rutinas estivales, en tanto los trabajadores de la Educación están listos para tocar con las manos el complejo proceso de reiniciar las clases, y vestir de largo la arrancada del calendario docente 2013-2014.

 El próximo lunes 26, Cuba, con sus fortalezas de siempre, reestrenará sus centros escolares, los educadores ratificarán su compromiso de continuar con ímpetu las transformaciones del sector y avanzar más en la calidad de la instrucción y el afianzamiento de la cultura, mientras la isla entera moverá desde sus pasillos interiores esa voluntad, igual de fuerte, de convertir en una brillante y exitosa fiesta popular la llegada de Septiembre.