20130816052314-jovenespiscinas.jpg

 

Por Graciela  Guerrero Garay    Fotos: Lloansy Díaz Guerrero

Luego que en diferentes comunidades del país se celebró y agradeció llevar al barrio diversas actividades para conmemorar, en familia y con talentos locales, el Día Internacional de la Juventud el pasado lunes 12, los jóvenes tuneros continúan el disfrute de sus meses de vacaciones.

En ambientes sanos y en coherencia con la programación organizada por las instituciones vinculadas a la cultura, el deporte, el turismo y la recreación, la juventud cubana tiene presencia en las bases de Campismo Popular, piscinas, hoteles, parques, plazas y centros nocturnos, y en Las Tunas también marcan realce los juegos de dominó, fútbol, beisbol y voleibol en espacios abiertos y por iniciativa del vecindario.

Los Consejos Populares y sus Presidentes y Delegados de Circunscripciones potencian, en tanto, las coordinaciones que permitan cumplir los objetivos de acercar, cada vez más, las opciones de divertimento a los repartos y zonas más alejadas de los polos del ocio, ubicados generalmente en áreas populosas y céntricas de las ciudades capitales de provincia y municipios.

Gozamos esta paz – dijo a 26 Digital Alejandro Rodríguez - pues acá, a las puertas de nuestras casas, armamos las descarguitas, bailamos y jugamos dominó o un partido de fútbol. Hace mucho calor y sol para andar por las calles. Es una buena idea la de hacer estas actividades en la comunidad.

A su lado, el grupo de amigos agrega que ya fueron a la playa y las piscinas y, una que otra noche de sábado, a las discotecas, sin dejar de resaltar que el proyecto de llevar el arte a las comunidades es buena y rompe la rutina de la gente, sobre todo la de las personas mayores que no siempre pueden ir a otros lugares, enfatizó  Gianni.

Cuando el reloj empieza prácticamente el conteo regresivo del tiempo de descanso, este oriental territorio cubano no marca diferencias con sus similares del país, donde también es tradicional la preferencia por las obras de teatro, el cine y la televisión, así como por los paquetes estivales que ofrecen los Joven Club de Computación, Museos, Galerías y  Salas de Video.

Lo cierto es que la juventud en la Isla – léase tuneros - espera con ansias los meses de julio y agosto para “desconectar” del estudio y el trabajo en total relajamiento, sea en las márgenes de un río, la playa o bailando una rueda de Casino. Lo esencial es aprovechar, con modos y gustos, lo máximo del verano y la desbordante cubanía que llama a sumarse desde oriente a occidente, y viceversa.