20121127165106-estudiantes-marcha-580x908.jpg

Por Graciela Guerrero Garay

Los matutinos escolares en esta tierra Balcón del Oriente de Cuba estrenaron la fresca mañana de hoy martes 27 de noviembre, con un homenaje de recordación a los ocho estudiantes de Medicina  que fueron vilmente asesinados en 1871, bajo el gobierno colonial del General español Blas Villate y de la Hera, Conde de Balmaseda.  

El suceso, uno de los más trágicos durante la Guerra de los Diez Años contra España, devino en Las Tunas un encuentro patriótico con la historia, escenificada aquí por los estudiantes de todas las enseñanzas con danzas, coreografías, mítines, réplicas narradas de los acontecimientos y lecturas comentadas que sirvieron para denunciar, siglos después, el crimen cometido.

Esta tarde los miembros de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), pertenecientes a las cuatro Casas de Estudios Superiores aquí, partirán en marchas compactas desde sus sedes hasta el centro de la ciudad, donde convergerán en la ya histórica Plaza Martiana para condenar el asesinato de los inocentes estudiantes de medicina, acusados falsamente de arañar la tumba de un periodista español y procesados en juicio sumarísimo con la pena de muerte.

Loa jóvenes cubanos eran Alonso Álvarez de la Campa y Gamba, Anacleto Bermúdez y González de Piñera, José de Marcos y Medina, Ángel Laborde y Perera, Juan Pascual Rodríguez y Pérez,  Carlos A. de la Torre y Madrigal, Eladio González y Toledo y Carlos Verdugo y Martínez, quienes tenían entre 16 y 21 años.