20120816210059-trasplante.jpg

Por Graciela Guerrero Garay

Cuba tiene en su poder la tasa de donación más alta de Centroamérica y el Caribe en órganos  renales y desde la década del año 70 a esta fecha computa unos 5 mil 100 trasplantes, cuyos resultados de sobrevida igualan las estadísticas que reportan países del primer mundo.

Después de Brasil, Uruguay y Argentina es la cuarta en Latinoamérica por el exitoso programa de obtención de órganos, que también ubica a esta nación entre los de más baja tasa de rechazo, destacó el doctor Alexander Mármol, de la Oficina Nacional de Trasplantes del Ministerio de Salud Pública, en una información citada por la Agencia Cubana de Noticias.

El especialista señala que de los trasplantes realizados, pertenecen a donantes vivos alrededor de unos 400, aportados por padres, hijos y hermanos a sus familiares de primera línea, mientras el resto- un 94 por ciento – se logra gracias a la sensibilidad de los cubanos de facilitar la donación de órganos de un fallecido cercano, con lo que se prolonga así la vida  de los enfermos en esta patología.

Cuba tiene 2 mil 700 pacientes bajo tratamiento de hemodiálisis y anualmente se incrementa en un 10 por ciento la cantidad de cubanos que lo requieren, debido a que la hipertensión arterial y la diabetes mellitus son las dos primeras razones de la insuficiencia renal crónica, enfermedad que reporta un notable incremento por los hábitos de vida, según criterios especializados.