20120808170546-labiofam.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay

Combinaciones de vacunas para uso veterinario, biolarvicidas y rodenticidas destacan hoy entre los 250 renglones que convierten al Grupo Empresarial de Producciones Biofarmacéuticas y Químicas (Labiofam) en un alto pilar de prestigio para Cuba, tanto en el exterior como en el ámbito nacional.

Más que los aportes económicos que ingresan al país por las preferencias de sus producciones, estas se distinguen por la utilización de sustancias naturales en la fabricación de medicamentos, y representar el 98 por ciento de las vacunas y medios diagnósticos de uso animal en toda la Isla.

Con una trayectoria en ascenso desde 1968 – donde producían unos 82 renglones – Labiofam es líder en el país y marca pautas en investigaciones en el campo de la biotecnología con productos que fortalecen las toxinas de una especie de escorpión, aplicado en terapias contra el cáncer en la medicina cubana.

Perteneciente al Ministerio de la Agricultura, en esta región oriental sus especialistas avalan los esfuerzos y la calidad de Grupo con el Biorat, un rodenticida biológico muy efectivo y que no causa daños a los humanos, al tiempo que ha tenido éxito en naciones como Perú en el combate de la leptotospirosis.  

También Centroamérica y Sudamérica recibieron los beneficios de este producto cubano, certificado por el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, que  es centro de referencia de las Organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud.