20120121020605-ecologia.jpg

 

Texto y Foto Graciela Guerrero Garay

Lo confieso sin pudor: detesto ir al médico, aún cuando es una de las profesiones que más respeto, considero y admiro. Incluso, siempre quise y hasta opté al terminar la enseñanza media superior, ser médico. Hoy le doy gracias a Dios porque mi destino se enrumbó por el mundo de las letras y, aunque me parece un ejercicio un tanto ingrato y mal comprendido, la vida me ha enseñado que es mejor que estar al filo de un salón de operaciones, asistiendo un parto o dándolo todo por salvar una vida frente a la muerte.

Esa tensión humana, el compromiso y la responsabilidad que se unen como  roca en los momentos cruciales de curar una dolencia, asumir una epidemia o decirles al enfermo y sus familiares el diagnóstico definitivo, para todo ser, con consciencia y sentimiento, es un momento duro. Prefiero tener la involucración ética y espiritual con quienes quieren que el periodismo sea un abracadabra social, sin reconocer los límites que tenemos , objetivos o subjetivos, los que escribimos en un mundo clasista, manipulado y tan poco inspirador para obras que verdaderamente una sienta que llevan un mensaje esperanzador, justo, claro y positivo desde cualquier posición.

La vida del hombre se ha convertido en un negocio. Cada día somos menos carne, hueso y corazón, para convertirnos en etiquetas, dinero y blanco de todo tipo de bombardeo: bélico, alimenticio, químico y farmacológico. Sin contar las toxinas adicionales que inhalamos por la contaminación ambiental y la populación de las ciudades, con sus residuales industriales que contaminan el agua de los ríos, las lluvias ácidas que ocasionan y las consecuencias  inevitables de un cambio climático que responde, exactamente,  a la degradación forestal y la impiedad del humano ante su propio planeta y habitad natural.

No es mera publicidad defender la ecología y la medicina natural y tradicional. Rescatar esa memoria histórica de los ascentros y aplicar métodos que frenen el abuso y las reacciones colaterales que producen en el organismo la acción medicamentosa de los fármacos, sobre todo en las enfermedades que sus terapias signifiquen agresiones de rayos x, ultravioletas o quimioterapias como las utilizadas para detener el cáncer.

Si creemos en el efecto de una pastilla, ¿por qué no creer en el beneficio de las frutas? Piense solo que en las selvas vírgenes, por siglos, los monos (de los que somos descendientes por demás según nos cuentan) esos son sus alimentos básicos y ahí están, saltando como una pelota día y noche y más viejos que el matusalén. Por eso les propongo la lectura inteligente y reflexiva de este artículo que he recibido. Dejemos el escepticismo, ese materialismo burdo que nos inoculó el desarrollo contemporáneo y ponga fe en que lo natural, hasta en la belleza estética, es irreversible superior al artificio. Lea y juzgue la alternativa. (Graciela Guerrero Garay) 

 

Frutas contra el cáncer

COMER FRUTA – Algo que da que pensar (Transcribo textual lo recibido. Gracias)


El Dr. Stephen Mak trata pacientes enfermos de cáncer con métodos muy poco ortodoxos y muchos de ellos se han recuperado. Él cree en curas naturales contra las enfermedades del cuerpo. Vean el artículo abajo.

Las frutas y los jugos ofrecen una de las estrategias para curar el cáncer. En lo acontecido últimamente, mi éxito en curar el cáncer se acerca al 80%. Los pacientes con cáncer no deberían morir porque la cura para el cáncer ya ha sido hallada.  Es si usted lo cree o no. Estoy apesadumbrado por los centenares de pacientes de cáncer que mueren bajo tratamientos
convencionales. Que Dios los bendiga.
Dr.  Stephen Mak

Todos pensamos que comer frutas tan solo significa comprar las frutas, cortarlas y meterlas a nuestras bocas. No es tan fácil como ustedes piensan. Es importante saber cómo y cuándo comerlas. ¿Cuál es la manera correcta de comer las frutas? *¡SIGNIFICA NO COMER LAS FRUTAS DESPUÉS DE SUS COMIDAS! LAS FRUTAS SE DEBEN COMER CON EL ESTÓMAGO VACIO!* Si ustedes comen la fruta de esta manera, esta misma desempeñará un papel
importante para desintoxicar sus sistemas, proveyéndoles de mucha energía, les ayudarán con la pérdida de peso y a muchas otras actividades en sus vidas cotidianas.

*LA FRUTA ES EL ALIMENTO MAS IMPORTANTE.*
Digamos que ustedes comen dos rebanadas de pan y una de fruta. La rebanada de fruta está lista para pasar directamente a través del estómago y los intestinos, pero, debido al pan no puede hacerlo. Al mismo tiempo la comida cocida se descompone, se fermenta y se convierte
en ácido. En el minuto que la fruta entra en contacto con el alimento y los jugos digestivos en el estómago, la masa entera del alimento se comienza a estropear…. ¡Así que por favor coman sus frutas con el estómago vacío ó antes de sus comidas!

Han oído ustedes a mucha gente quejarse de que cada vez que comen sandía eructan; o que cuando comen durazno el estómago se hincha tremendamente; o que cuando comen un plátano sienten urgencia de correr al baño, etc. Realmente, todo eso no se presentaría si usted comiese la fruta con el estómago vacío. ¡La fruta se mezcla con los alimentos cocidos que se están transformando y producen gas por lo tanto ustedes se sentirán hinchados! Cabello cano, perdida del cabello, ataques nerviosos y círculos oscuros debajo de los ojos (ojeras)…todo esto *NO *sucederá si ustedes comen frutas con el estómago vacio.

 Según el Dr. Herbert Shelton quien emprendió una investigación sobre esta materia, uno no debe de pensar que algunas frutas (naranja, limón, etc.) son ácidas, porque todas las frutas llegan a ser alcalinas en nuestros cuerpos.  Si ustedes llegan a dominar la manera correcta de comer las frutas entonces ya consiguieron el secreto de la belleza, de la longevidad, de la salud, de la energía, del control de peso, y consecuentemente de la felicidad.

Cuando ustedes necesiten beber el jugo de las frutas -beban solamente el jugo fresco de las frutas, *NO* jugo enlatado o embotellado-.  Nunca beban ningún jugo que haya sido cocinado. No coman frutas cocinadas porque ustedes no se beneficiarán de sus nutrientes, tan solo sentirán su sabor. El cocinar las frutas destruye todas sus vitaminas. Comer una fruta entera es mejor que el beber su jugo.

 Si ustedes sintiesen que deberían de beber el jugo, bébanlo poco a poco, lentamente, porque
ustedes deben dejar que se mezcle con su saliva antes de pasarlo.  Ustedes pueden limpiar rápidamente sus cuerpos con 3 días de ingerir tan solo frutas. ¡Tan solo coman frutas y beban su jugo por 3 días y ustedes se sorprenderán cuando sus amigos les digan cuan radiantes se ven!
*KIWI:*  Minúsculo pero poderoso. Esta es una buena fuente de potasio, de magnesio, de vitamina E y de fibra. Su contenido de  vitamina C es dos veces mayor que el de una naranja.*
MANZANA:* Una manzana al día puede mantener al doctor ausente. Aunque una manzana tiene un contenido bajo de vitamina C, contiene antioxidantes que aumentan la actividad de la vitamina C de modo tal que ayuda a bajar los riesgos de cáncer del colon, ataque del corazón y de un paro cardiaco.*
FRESA:* Fruta protectora. Las fresas tienen la energía antioxidante total más alta entre las  frutas importantes y protegen al cuerpo de obstrucciones de los vasos sanguíneos que son la mayor causa por la que se contrae el cáncer.*
NARANJA:* La medicina más dulce. Consumir de 2 a 4 naranjas por día puede ayudar a mantenernos lejos de los resfríos, baja el nivel de colesterol, previene y disuelve las piedras que puedan haberse formado en los riñones así como la disminución al riesgo de cáncer del colon.
*SANDIA:* El extintor más fresco de la sed. Compuesto de un 92% de agua también posee una tremenda dosis de glutatión que ayuda a incrementar nuestro sistema inmune.  Es también la fuente principal de licopeno que es el oxidante que lucha contra el cáncer. Otros nutrientes hallados en la sandía son la vitamina C y el potasio.*
GUAYABA Y PAPAYA:* Los mejores portadores de vitamina C.  Estas son las ganadoras indiscutibles entre todas las frutas por sus altos contenidos de  vitamina C. La guayaba es también muy rica en fibra lo que ayuda a prevenir el estreñimiento, aunque, cuando hay diarreas es excelente, porque es astringente. La papaya es rica en caroteno lo que es excelente para nuestros ojos.
*CAMBUR o BANANA o PLATANO: *Portador de mucho potasio cuando se consume crudo y cuando esta verde, se cocina para producir una sopa que sirve para detener cualquier diarrea.
*AGUACATE o PALTA: *Sirve para bajar el colesterol “malo”.
*GUANABANA o GUANÁBANO:*  Excelente Para combatir las úlceras estomacales, combinada con miel pura de abejas, produce la cicatrización de las paredes internas del estómago.  Las hojas del árbol se están utilizando en infusión para combatir el avance del cáncer en etapas iniciales.