20111010141059-ingresopioneros7.jpg

 

Cientos de niñas y niños cubanos ingresaron a la OPJM

Texto y Fotos Graciela Guerrero Garay

Este sábado por las calles, ciudades y barrios de Cuba anda la alegría multiplicada. Firme y tierna, de la mano de la familia. Simbolizada en los rostros de cientos de niñas y niños que, este 8 de octubre, ingresaron a la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) y rindieron sincero homenaje a Ernesto Che Guevara y Camilo Cienfuegos, para cumplir la hermosa tradición que perpetua sus memorias en la Isla como parte de la Jornada Ideológica que, año tras año, acontece aquí para reivindicar sus figuras y reverdecer la historia de la Patria.

En todas las escuelas primarias de los 168 municipios cubanos tuvieron lugar, en las primeras horas de la mañana, los actos de ingreso, donde los escolares del primer grado recibieron el atributo (pañoleta azul) que los identifica como Pioneros Moncadistas, tras hacer el compromiso y testificar con el lema de la OPJM que cumplirán las nuevas responsabilidades  que contraen a partir de este importante momento de sus vidas.

La familia y la comunidad forman parte íntegra de este proceso de afiliación y se hace notar, cada año lectivo, un mejor desempeño en los nexos cooperativos de los factores que llevan a la formación integral de los pequeños, quienes con orgullo llevaron en sus manitas flores para el Guerrillero Heroico y el Héroe de Yaguajay.

Las Tunas, un territorio con 316 colectivos pioneriles en sus ocho municipalidades y más de 56 mil niñas y niños afiliados de manera voluntaria a la organización, este 8 de octubre recordó también a los dos queridos Comandantes en los centros de trabajo y desarrollará, hasta el 28 de octubre, aniversario 52 de la desaparición física de Camilo, variadas actividades de carácter social e históricas para homenajearlos.