20110416225309-desfile-militar-7.jpg

 

Magnánimo símbolo de Cuba y los cubanos

Por Graciela Guerrero Garay

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estados y de Ministros, presidió esta magnánima Ceremonia Militar que llenó de luz propia a Cuba y recordó, con la dignidad de medio siglo, a los combatientes caídos en la batalla de Playa Girón, la primera derrota del Imperialismo en América Latina.

Fue un homenaje bello, porque lleva el amor de nuestra historia, el calibre guerrillero de Fidel Castro, el gestor de la nación más libre y justa del Caribe, América y el mundo, porque multiplicó panes y peces, acabó la ignorancia, entregó de a poquito, un poco a todos. Este mensaje de triunfo y justicia se ha multiplicado y renovado hoy en la Plaza de la Revolución José Martí, con esta marcha popular que está ahora en vivo por los canales de la Televisión y que arrancó, igualmente triunfal, después de la Ceremonia.

NO hay adjetivos. Es Girón. El mismo asombro que sacudió al mundo cuando una pequeña Isla dejó en las arenas de Girón aniquiladas las furias de imperialismo yanqui bien armado, financiado por la CIA, entrenado para matar. Pero no mataron a Cuba. La hicieron socialista.

Por años se recordará esta Ceremonia Militar de todos los cubanos. Por años estos jóvenes y pioneros que volvieron a custodiar y caminar el yate Granma por La Habana, llevarán el SÍ a su Revolución y al Socialismo. Es el mejor abrazo al VI Congreso del Partido Comunista que comienza hoy. UN sábado de patriótica gloria. Nada podrá borrarla de la historia de Cuba. Nada.

Y el mar de pueblo, de cubanos, sigue conquistando la vida y el futuro, la continuidad. Somos todos. En los habaneros estamos todos. Es Cuba libre y otro Girón de futuro.