20090202060056-artritis-psoriasica1.jpg

Por Graciela Guerrero Garay  

Un amigo que estuvo de visita por nuestra página – al que le agradecemos mucho su lectura y acuse – nos pidió que le habláramos sobre algunos trucos que pudieran aliviarle su dolencia. Empezamos a buscar sobre el asunto y confirmamos que, efectivamente, esta enfermedad es crónica y recurrente. Aparece y desaparece en cualquier momento, entonces es importante auto ayudarse para minimizar los efectos.

Los especialistas aconsejan Evitar el estrés,   porque la empeora. Una actitud positiva frente a la vida, evadiendo, de ser posible, situaciones que desencadenen tensiones emocionales y aumenten la ansiedad posibilita que la enfermedad no se agudice. Recomiendan, pues, algún viaje corto o unas saludables vacaciones y apelan a la voluntad de aceptar la dolencia, por no tener una curación definitiva.

El sol, ese gran astro rey, es un gran aliado para las personas afectadas y está demostrado – contra lo que muchos creen- que los baños solares mejoran las condiciones de la psoriasis. Climas secos y cálidos son ideales y es fructífero exponer todos los días las partes dañadas a esta energía natural. Para los lugares fríos y con poco sol la terapia sería con baños artificiales, en los salones de bronceado.

La gordura, pues, vuelve a ser enemiga del ser humano y entre los “gorditos y gorditas” es más fácil caer en las pesadas redes de la psoriasis. Lo perfecto, es un peso adecuado, así como también mantener la piel húmeda con aceites y cremas, pues la reseques causa más descamación y dolor.

La psoriasis es incómoda y muy difícil de curar, alertan los profesionales de la medicina, pero al mismo tiempo explican que los enfermos pueden contribuir mucho a reducir sus molestias y pasar períodos de larga calma. Si se evitan las heridas, se toman baños de agua caliente, se controlan las infecciones (hay prevalencia de que luego de padecer de algunas originadas por estreptococos, surge), se mantiene una adecuada higiene y hay una alimentación sana, todo puede ser más llevadero.

Y como decía un viejo campesino de la tierra de mi padre, en el poblado de Omaja, “lo que revienta es lo que se traga”, comer sanamente es dar prioridad a los alimentos naturales, frutas y vegetales; controlar las grasas y los tóxicos, sobre todo el tabaco, el alcohol y otras drogas que afectan seriamente el metabolismo.

VARIOS TIPOS DE PSORIASIS

Buscando el tema nos encontramos que existen diferentes tipos de esta enfermedad y que ciertas vitaminas pueden contribuir de manera a efectiva a reducir sus efectos.

Es más propia de los hombres, que de las mujeres, y es muy raro que la sufran personas de raza negra, al tiempo que puede ser hereditaria o surgir por contactos continuados con productos tóxicos.

Están las psoriasis vulgar, del cuero cabelludo, pustulosa, inversa, ungueal, gotosa y artrítica, que es la que padece nuestro querido lector, que por lo que investigué ocasiona dolor en las articulaciones y se manifiesta en la parte baja de la espalda, los codos, losa dedos, las rodillas, las muñecas y las caderas. Y también puede inflamar los ojos.

Para ésta, el tratamiento debe ser como el resto de las artritis, pero en casos leves se recomienda aplicar productos adecuados para el cabello y la piel, como champú anti caspa, combinados con los paños de sol, antibióticos, corticoides y queratolíticos, sin dejar de lado las sugerencias médicas que describí anteriormente.

Conversando con un terapeuta amigo mío me dijo que tenía resultados con personas que tomaban dos o tres tazas de te verde al día y me recomendó las tabletas de cartílago de Tiburón, que actúan como reconstituyentes.  También las vitaminas A y E, el ácido fólico y el lipoico, el Cinc (que ayuda al buen estado de la piel) y añadir cobre si el tratamiento rebasa el mes, pues el primero inhibe la absorción del segundo, y los grasos tipo omega 3.

Y como también hay trucos, pues la cebolla cruda es una de los mejores antibióticos naturales y alivia mucho la picazón, con pasarla sobre los sabañones que se producen en estos casos. También vale una pomada con cebolla asada.

Restregar un limón por la zona afectada como tomarse un par de vasos de infusión de canela al día, favorece la circulación y da calor al cuerpo. Se prepara una cucharada de ramas de canela por litro de agua.

El tema es largo. Hay muchas plantas que pueden cuidar nuestra piel y aliviar nuestras dolencias. De a poco, iré copilando información y escribiré otros artículos sobre esta enfermedad, que en verdad resulta incómoda y quita belleza corporal y libertad de movimiento. Lo prometo, continuaré indagando.

Y espero que este lector que me pidió ayuda encuentre algo que le alivie y cure definitivamente. Es mi sincero deseo.

La foto, tomada de Internet, habla de lo terrible que puede ser una psoriasis artrítica. Ojala pueda ayudar esta mirada sincera a una enfermedad que afecta a miles de personas en el mundo.