20080727022933-cub.jpg

Comenzó el acto en Santiago de Cuba

·        El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros de Cuba, preside la multitudinaria conmemoración por el Día de la Rebeldía Nacional

·        Unos 10 mil santiagueros, en representación de todos los cubanos, están concentrados en la otrora fortaleza militar de la Ciudad Héroe, convertida en escuela después del triunfo de la Revolución, el primero de enero de 1959

·        Cientos de miles de cubanos a lo largo y ancho del país siguen la celebración del histórico acontecimiento por las cadenas nacionales de la Radio y la Televisión, desde sus hogares y en los centros de trabajo que prestan servicios ininterrumpidos, a pesar de ser un día de fiesta nacional y decretarse oficialmente el descanso laboral.

·        Asaltantes a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo; expedicionarios del yate Granma, dirigentes del Partido, la Unión de Jóvenes Comunistas, organismos del Estado, la Asociación de Combatientes de la Revolución, organizaciones de masas y estudiantiles, entre otros representantes de las distintas direcciones políticas y gubernamentales, asisten al acto, al que le antecedieron múltiples actividades sociales y festivas a lo largo y ancho del país.

Por Graciela Guerrero Garay

LAS TUNAS, CUBA (26 DE JULIO) – Con la presencia de unos 10 mil santiagueros, en representación de todos los cubanos, comenzó en Santiago de Cuba el Acto Central Nacional por el 26 de Julio, Día de la Rebeldía y Aniversario 55 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros de Cuba, preside y dirá las palabras centrales de la importante conmemoración histórica, que se trasmite a toda la Isla por las cadenas nacionales de la Radio y la Televisión desde la otrora fortaleza militar de la Ciudad Héroe, convertida en escuela después del triunfo revolucionario del Primero de Enero de 1959.

Cientos de miles de cubanos siguen el trascendental acontecimiento patrio por sus telerreceptores, desde sus casas y en los centros de trabajo que prestan servicios ininterrumpidos, a pesar de ser un día de fiesta nacional y decretarse oficialmente el descanso laboral.

Asaltantes a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo; expedicionarios del yate Granma, dirigentes del Partido, la Unión de Jóvenes Comunistas, organismos del Estado, la Asociación de Combatientes de la Revolución, organizaciones de masas y estudiantiles, entre otros representantes de las distintas direcciones políticas y gubernamentales, asisten al acto, al que le antecedieron múltiples actividades sociales y festivas a lo largo y ancho del país.

El 26 de Julio marcó un paso definitivo en la lucha por la independencia de Cuba y fue la acción armada más relevante del movimiento revolucionario de este mismo nombre, liderado por Fidel Castro Ruz y la joven generación de cubanos que cambiaron el rumbo de sus vidas para ofrendarla a la Patria, sumida entonces bajo la dictadura feroz de Fulgencio Batista, quien abandonó el país ante el auge victorioso del ejército rebelde, establecido en la cordillera montañosa Sierra Maestra, en Santiago de Cuba, hasta el triunfo definitivo el primer día de enero de 1959.