20200301045741-sin-titulo-1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: "26" y la autora

Las Tunas.- Desde que abandonas el paso por la avenida Carlos J. Finlay para adentrarte en la clínica estomatológica docente 3 de Octubre, en esta ciudad, sientes que llegas a un lugar especial. No hay un trabajador que no traspase el umbral de entrada sin dar el correspondiente saludo a los pacientes que esperan, en un ambiente de impecable limpieza y armonía.

La ética y la educación son sellos de honor a cualquier hora. Afuera, los jardines bien cuidados y un área exterior amplia e igualmente pulcra y cuidada. En los pasillos interiores el silencio solo se hiere, levemente, cuando llaman a alguien para su cita. Esta disciplina consciente y mantenida contagia. En los salones, adultos y niños, si hablan, lo hacen en voz baja y las opiniones favorables del servicio y la atención recibidas no pueden ser mejores.  

Desde su apertura, el 8 de marzo del 2010, con 25 trabajadores resaltó esta voluntad de poner en alto las instituciones de Salud en el país y la localidad. Luego, cuando el 20 de abril de ese mismo año la inauguró oficialmente el entonces ministro del MINSAP, doctor José Ramón Balaguer Cabreras, los 14 sillones habilitados comenzaron a incrustar huellas de buenas prácticas, calidad y profesionalidad.

DE LAS SEMILLAS, LOS FRUTOS

A nadie sorprendió que en los primeros doce meses de su apertura mereciera ya la condición de Colectivo Moral y reafirmara, básicamente en la población capitalina, los favorables estados de opinión ganados por el excelente trato de sus especialistas, además de constituir un centro docente de alta competencia para los estudiantes que cursan en Las Tunas la carrera de Estomatología.

Entre el 2011 y 2012 incorporó a nuevos tecnólogos, estomatólogos e incrementó las especialidades de servicios al pueblo, como periodoncia y cirugía máxilo facial. Las mismas abrían los horizontes de la atención bucal a los tuneros, quienes ya recibían allí prótesis, ortodoncia, rayos X y laser terapia. Estos logros sostenidos ubicaron a la “3 de Octubre” en el camino de la Excelencia, el mayor estímulo que avala los estándares de calidad alcanzados y ratificados en el tiempo.

De tal entrega ganaron igual la Placa XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) como premio al buen desempeño colectivo. Otros logros llegan del uso y la aplicación de la medicina natural y tradicional en más del 40 por ciento de las miles de consultas que ofrecen anualmente, siempre buscando que el paciente lleve la máxima satisfacción con el tratamiento empleado y le dure, sane o resuelva por el tiempo adecuado sus dolencias. La pesquisa sobre la detención precoz del cáncer bucal es otra tarea que también vencen con amor y sistematicidad.

MÁS ALLÁ DE ENTREVISTAS

Pude entrevistar a estomatólogos o directivos de la clínica.  Incluso, parcializar mi criterio por los buenos tratos recibidos por los doctores Manzano, Mayelín y Yamiselis. Empero, no lo hice. Encontré todas las razones de las posibles respuestas allí, justo donde ellos brillan en el día a día. Cada consulta es lo que esperamos encontrar en una clínica estomatológica. Si los hechos hablan, son palabras elocuentes. Aquí se trabaja por el bien público y ese público lo resumió así: excelentes.