20190316071432-latircultura.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay           Foto: Ángel Antonio Chimeno

Las Tunas.- Insatisfacciones y reclamos de que las propuestas recreativas tengan ofertas más cercanas a las expectativas actuales de la población marcaron las coordenadas de los análisis de “Latir del Pueblo”, el cual adentró su mirada crítica, el pasado sábado, a las actividades culturales en los ocho municipios de esta provincia.

En la localidad de “Jesús Menéndez” los jóvenes manifestaron que prácticamente solo tienen el parque para reunirse. En Manatí tampoco las opciones llenan las necesidades espirituales de la gente, mientras que los directivos en ambos lugares reconocieron que quizás falte divulgar con mayor intensidad la programación cultural, y trabajar seriamente en cambiar viejos estereotipos en las maneras posibles de distraerse.

Por lo disperso de las comunidades en Majibacoa se complejiza el asunto, pero los señalamientos de los oyentes se detuvieron en los círculos sociales que requieren ser reparados, así como que faltan difundir más las actividades y aprovechar e identificar a la juventud y los locales con sus fuertes valores identitarios.

Mucho por hacer fue el consenso de los debates en la capital provincial, desde el óptimo aprovechamiento de los espacios disponibles hasta los precios de entrada, que suelen ser aquí mucho más elevados que en otros territorios del país. La situación se agudiza a la hora de satisfacer la preferencia de un mundo tan amplio como el universitario, los adolescentes y los niños.

Buscar alternativas para conocer el impacto de lo que se programa y su difusión son líneas en las cuales laboran las instituciones culturales, empeñadas en lograr que los diferentes grupos etarios encuentren disfrute en sus horas libres y de descanso, sin minimizar la afectación causada por los presupuestos, la diversidad de públicos, sus gustos y la disponibilidad de sitios aptos para las distintas manifestaciones o proyectos específicos.  Fomentar un cambio en el discurso actual para despertar motivaciones es una asignatura pendiente.

Carlos Tamayo, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), enfatizó en que los públicos se crean desde la primaria, tras pormenorizar que la cultura no puede desligarse de la educación, “porque la cultura no la hacen las instituciones, la hacen las personas, de ahí que el trabajo comunitario es muy importante pues ahí está el autoreconocimiento”.

Ariel Santana Santiesteban, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en Las Tunas, al reflexionar sobre las opiniones de los radioyentes y los representantes de las diversas manifestaciones señaló que hay avances, pero queda mucho por hacer por el presente y el futuro. Enumeró obras que ilustran los logros y las que se ejecutan para el divertimento y convocó a un taller para escuchar opiniones, evaluar prioridades y aportar en un tema de gran interés público y social, sobre todo porque la provincia tiene potencialidades propias que hay que explotar.