20180614174930-casa-insolita.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay            Fotos: Reynaldo López Peña

Las Tunas.- Estamos a punto de comenzar a diseñar nuevos aparatos y novedosos componentes que se van a incluir en “La Casa insólita” de Las Tunas, afirmó el destacado arquitecto Domingo Alás Rosell, artífice creativo de ese original recinto del divertimento instructivo, ubicado en la zona centro- oeste de esta ciudad y único en Cuba.

En entrevista exclusiva a 26 Digital, quien está considerado también como una de las voces más acreditadas en la arquitectura local y nacional desde el pasado siglo, informó que esa instalación anti - gravedad es presumiblemente la más grande del mundo, “y queremos incluirle un grupo de cosas, de manera que la gente encuentre un incentivo para ir allí, aunque lo que tiene tampoco se encuentra en ninguna otra”, destacó.

Alás Rosell especificó que la idea responde a la motivación de que “La Casa” no pierda motivación para el púbico tunero y foráneo, bajo el concepto de poderle quitar y agregar aparatos que incrementen sus atractivos y satisfagan la atención de los visitantes.

Entre otras cosas tenemos previsto hacer una balanza hidrostática – dijo – que es el dispositivo que utilizó Arquímedes,   para determinar el volumen y el peso de la corona del rey y demostrar que era de oro. Las personas podrán manipularla, meterla en el agua,  con la sorpresa de que dentro de la “Casa” es insólito su funcionamiento, agregó.

Pensamos hacer otros tipos de rampas que suben las olas por su propio peso – continúo-. Prevemos restaurar un cilindro, el cual no ha funcionado al perder agua la madera con que se hizo, y en vez de apoyarlo, se suspenderá del techo y se pondrán balancines, que se moverán de una forma completamente anómala, puntualizó.

Con estas novedosas inclusiones, Domingo Alás espera que “La Casa Insólita” coja mayor valor por los equipos que mostrará y aseguró que para él “es un gran placer seguir proyectando esto, tenemos ya algunos dibujos de lo que se puede hacer y apenas se contrate el proyecto, trataremos de ejecutarlo lo antes posible”, precisó.

Tras indicar que los recursos requeridos son mínimos y, en dependencia de las prioridades que tengan los organismos encargados de ejecutar los aparatos, podría trabajarse para que las novedades estén lista para la etapa veraniega, “pero no creo que estén para el verano, pero sí pienso que en este año salgan, porque se han manejado ya aunque no hay concretado un tiempo de ejecución”.

Acto seguido, el respetado arquitecto tunero anunció que hay otros proyectos que serán sorpresa para la población, mucho más interesantes que “La Casa insólita”, sobre la cual puntualizó que como tal es única en el mundo, donde existen dos casas anti- gravedad, una en Argentina y la otra en Estados Unidos.